Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
18 de sep de 2018
La constitución apostólica de Francisco estabiliza las modalidades que se han utilizado en los últimos años: consultar al “pueblo de Dios”, más atención a la fase de aplicación concreta después de las asambleas

18 de sep de 2018
n la Sala de Prensa de la Santa Sede se presentó esta martes la constitución apostólica Episcopalis communio del papa Francisco, sobre la estructura del Sínodo de los Obispos, en la que se detallaron dos aspectos: el doctrinal, compuesto por 10 parágrafos, y el disciplinario, de 27 artículos. También cuatro claves para su lectura.

18 de sep de 2018
Con una celebración en la catedral de Basilea (Suiza) ante 650 invitados y representantes de la Comunión de Iglesias protestantes de Europa (CEPE). El cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, ha firmado una declaración en nombre de la Iglesia católica.

18 de sep de 2018
Diálogo con los jóvenes de la diócesis francesa de Grenoble-Vienne: no al egoísmo y a la corrupción, «ayudar a los pobres no es de comunistas». «Acompañar a quien tiene la vocación a la “normalidad”: monjas neuróticas y curas solterones no funcionan»

17 de sep de 2018
El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, presidió la misa y procesión por la tradicional Fiesta del Milagro, en la que una multitud renovó el Pacto de Fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro. Renovar el pacto es empezar un tiempo nuevo. Sólo tres consignas: No usar a nuestros hermanos. No robar. No mentir. Y una propuesta: Servir… como el Señor, como la Virgen. Hasta dar la vida”, subrayó.

16 de sep de 2018
El Papa Francisco en su alocución previa al Ángelus, retomando la pregunta del Evangelio de hoy: ¿Quién es Jesús?, nos recuerda que la profesión de fe en Jesucristo no se detiene ante las palabras, sino que pide ser autenticada por elecciones y gestos concretos, por una vida marcada por el amor de Dios y del prójimo.

Una imagen...
Dublin
Otras noticias:
temas abiertos o respondidos
en los últimos 5 días
temas actualizados:
Re: Los no nacidos (por Miguel casas)
Re: Los no nacidos (por Miguel casas)
Re: Los no nacidos (por Miguel casas)
Re: Los no nacidos (por Isaías (i))
Re: Los no nacidos (por Maite)
Re: Los no nacidos (por Miguel casas)
Re: Los no nacidos (por Isaías (i))
Re: Los no nacidos (por Maite)
Re: Los no nacidos (por Jorge (Kanbei))
Exposiciones y arte...
Galería de Arte cuenta con 184 obras
Últimos 10 comentarios
en cualquier parte del sitio
Santoral
15 de sep de 2018 - Samvel (i)
Nació en la Armenia histórica, el país que fue el primero en adoptar el cristianismo como religión o...
Santoral
13 de sep de 2018 - Paco~ (i)
Muchas gracias Abel, por estar ahí siempre dispuesto....
Santoral
13 de sep de 2018 - Abel
Hola, Paco: puedes leer este artículo http://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=pr_12538, donde lo ...
Santoral
13 de sep de 2018 - Paco~ (i)
Yo también me adhiero al agradecimiento de la labor encomiable que realizan. Sin embargo yo, tengo d...
Santoral
13 de sep de 2018 - Abel
Sí, había un error de tipeo que venía ya del Butler en inglés: decía cuatro hijos pero luego enumera...
Santoral
12 de sep de 2018 - ego (i)
Disculpe, según fuentes de los dominicos Juana de Aza tenía solo tres hijos y no una cuarta como ind...
Noticias
11 de sep de 2018 - JOSE MARIA OLIÚ CARBONELL (i)
Que se hable de un 2% o un 5% es minimizar , es decir la verdad a medias, aqui el daño ocasionado es...
Noticias
10 de sep de 2018 - JOSE MARIA OLIÚ CARBONELL (i)
El Espíritu Santo guia la Barca de Pedro, el Papa Francisco es a quien le debemos nuestra lealtad, d...
Los Cursos de ETF
10 de sep de 2018 - Abel
Muchas gracias, me alegro mucho....
Santoral
10 de sep de 2018 - CARMEN (i)
MIL GRACIAS SAN PAFNUNCIO PORQUE DESPUES DE 3 MESES DE BUSQUEDA LOGRE ENCONTRAR MI CADENA. LA QUE YA...
La liturgia de hoy
Miércoles 19 de septiembre ~ Tiempo Ordinario ~ Ciclo B ~ Año Par
Los vínculos precedidos de son desplegables, hay que hacer click en ellos para que se abran
Se está utilizando la liturgia en modo completo - utilizarla en modo reducido
Los elementos optativos se están tomando del común - tomar de la feria
Hoy celebramos:
Hora Intermedia: Tercia   Sexta   Nona  
Completas
Las Completas de Domingo I y II se usan respectivamente tras las primeras y segundas vísperas de Domingo.
También se utilizan en las solemnidades (después de I y II Vísperas respectivamente) aunque no caigan en domingo.
En las fiestas, aunque no caigan en domingo, se utiliza después de Vísperas las Completas de Domingo I o II (a libre elección).
Si se van a rezar de memoria, puede utilizarse cualquiera de estas dos, cualquier día de la semana [Ord. Gral. n 88].
En Triduo Pascual, si corresponde rezarlas (ver rúbrica al inicio del día), se utiliza Domingo II, con responsorio especial.
Rezar el Oficio de Difuntos:
Hora Intermedia: Tercia   Sexta   Nona  
El Oficio de Difuntos puede utilizarse a voluntad, según las necesidades de cada orante.
Las oraciones deben adaptarse, cambiando el género y número, según las circunstancias.
Preparar una hora litúrgica a partir de un Común:
Con esta funcionalidad es posible montar una celebración de las Horas utilizando los textos de cualquier "común", de modo de poder utilizar el programa para celebraciones no previstas en el calendario litúrgico español
Naturalmente los textos propios, si es que la celebración los tiene, deben buscarse desde la fuente que corresponda (el propio diocesano, por ejemplo).
Escoger la hora:
Celebrarla como:
Escoger un Común:
Dice el Evangelio de hoy:
1Co 12,31-13,13: Quedan la fe, la esperanza, el amor; la más grande el amor.
Sal 32,2-3.4-5.12.22: Dichoso el pueblo que el Señor escogió como heredad.
Lc 7,31-35: Tocamos y no bailáis, cantamos lamentaciones y nos lloráis.
1Co 12,31-13,13: Quedan la fe, la esperanza, el amor; la más grande el amor.
Hermanos:
Ambicionad los carismas mejores. Y aún os voy a mostrar un camino mejor.
Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos platillos que aturden.
Ya podría tener el don de predicción y conocer todos los secretos y todo el saber; podría tener fe como para mover montañas, si no tengo amor, no soy nada.
Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor, de nada me sirve.
El amor es comprensivo,
el amor es servicial y no tiene envidia;
el amor no presume ni se engríe;
no es mal educado ni egoísta;
no se irrita, no lleva cuentas del mal;
no se alegra de la injusticia,
sino que goza con la verdad.
Disculpa sin límites, cree sin límites,
espera sin límites, aguanta sin límites.
El amor no pasa nunca.
¿El don de predicar? -se acabará.
¿El don de lenguas? -enmudecerá.
¿El saber? -se acabará.
Porque inmaduro es nuestro saber
e inmaduro nuestro predicar;
pero cuando venga la madurez,
lo inmaduro se acabará.
Cuando yo era niño, hablaba como un niño,
sentía como un niño, razonaba como un niño.
Cuando me hice un hombre,
acabé con las cosas de niño.
Ahora vemos como en un espejo de adivinar;
entonces veremos cara a cara.
Mi conocer es por ahora inmaduro,
entonces podré conocer como Dios me conoce.
En una palabra:
quedan la fe, la esperanza, el amor: estas tres.
La más grande es el amor.
Sal 32,2-3.4-5.12.22: Dichoso el pueblo que el Señor escogió como heredad.
Dad gracias al Señor con la cítara,
tocad en su honor el arpa de diez cuerdas;
cantadle un cántico nuevo,
acompañando los vítores con bordones.

La palabra del Señor es sincera
y todas sus acciones son leales;
él ama la justicia y el derecho,
y su misericordia llena la tierra.

Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor,
el pueblo que él se escogió como heredad.
Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros,
como lo esperamos de ti.
Lc 7,31-35: Tocamos y no bailáis, cantamos lamentaciones y nos lloráis.
En aquel tiempo, dijo el Señor:
-¿A quién se parecen los hombres de esta generación? ¿A quién los compararemos?
Se parecen a unos niños, sentados en la plaza, que gritan a otros: «Tocamos la flauta y no bailáis, cantamos lamentaciones y no lloráis.»
Vino Juan el Bautista, que ni comía ni bebía, y dijisteis que tenía un demonio; viene el Hijo del Hombre, que come y bebe, y decís: «Mirad qué comilón y qué borracho, amigo de recaudadores y pecadores».
Sin embargo, los discípulos de la Sabiduría le han dado la razón.

Intenciones de oración
haz click aquí para ver todas
17 de sep:
Anónimo: Oraciones para que se solucione el problema de inicio de curso de M.T.
A Z: AMADISIMA MADRE MIA, TE RUEGO ILUMINES MI CAMINO, NO QUIERO EQUIVOCARME Y LASTIMAR A NADIE, GUIAME EN ESTOS MOMENTOS TAN DIFICILES. EN TUS MANOS ESTOY, NO ME SUELTES, GRACIAS SANTA VIRGEN.
16 de sep:
Anónimo: SANTISIMO JESUS EUCARISTIA TU CONOCES TODO Y TODO LO PUEDES, POR TU INFINITO AMOR MISERICORDIOSO TE SUPLICO QUE MI BISNIETA NAZCA SIN COMPLICACIONES DE SALUD, QUE ESE PARTO SEA NORMAL. ! EN TI CONFIO !
12 de sep:
ZULEMA: SANTA, SANTISIMA MADRE TE RUEGO CON TODO MI CORAZON PONGAS TU MANO PARA AYUDAR A SANAR A LILIANA ALEJANDRA BOTTIROLI, QUE LOS MEDICOS PUEDAN DAR CON SU PROBLEMA Y SE RECUPERE, ES MI HIJA DEL CORAZON Y POR SER TAN BUENA YO TE PIDO LA ASISTAS,GRACIAS MADRE MIA, GRACIAS EN TI ESPERO.
  • NO incluyas en la intención juicios de descalificación de otras personas.
  • NO incluyas apellidos, ni datos que sirvan para individualizar a nadie
  • No se admiten más de tres intenciones por persona, por día.
nombre:
anónimo:
intención:
Copia este código antispam en el casillero:
«Esta es la Iglesia, que va nadando con los malos peces en la red del Señor, separada de ellos por el corazón y las costumbres, para poder presentarse a su Esposo llena de gloria, sin mancha ni arruga. Ella espera la separación corporal en la playa del mar, es decir, en el fin de los tiempos, corrigiendo a los que puede, tolerando a los que no puede corregir; mas no abandona la unidad de los buenos en razón de los malos que no puede corregir.» (San Agustín, Carta 93,10,34)
Santa Hildegardis, virgen y doctora de la Iglesia
fecha: 17 de septiembre
n.: 1098 - †: 1179 - país: Alemania
otras formas del nombre: Hildegarda de Bingen
canonización: PC: - Doctora por Benedicto XVI, 7 oct 2012
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En el monasterio de Rupertsberg, cerca de Bingen, en Hesse, santa Hildegardis, virgen y doctora de la Iglesia, que expuso y describió piadosamente en libros los conocimientos conseguidos experimentalmente, tanto sobre ciencias naturales, médicas y musicales, como de contemplación mística.
Patronazgos: patrona de los lingüistas y científicos de la naturaleza.
Santos de hoy
San Jenaro de Benevento, obispo y mártir
San Trófimo, mártir
Santos Peleo, Nilo, Elías y Patermucio, mártires
San Eustoquio de Tours, obispo
San Secuano, abad y presbítero
San Mariano, eremita
San Goerico de Metz, obispo
San Teodoro de Canterbury, monje y obispo
Santa Pomposa, virgen y mártir
San Lantberto de Frisinga, obispo
San Ciríaco, abad
San Arnulfo de Gap, obispo
Santa María de Cervelló, virgen
San Alonso de Orozco, religioso presbítero
San Carlos Hyon Song-mun, catequista mártir
Santa María Guillerma Emilia de Rodat, virgen y fundadora
Beato Jacinto Hoyuelos González, religioso y mártir
Beata Francisca Cualladó Baixauli, virgen y mártir
Beatas María de Jesús de la Iglesia y de Varo, María Dolores y su hermana Consuelo Aguiar-Mella y Díaz, religiosas mártires

Santa Hildegarda, abadesa de Ruperstberg, llamada en su tiempo la «Sibila del Rin», fue una de las grandes figuras del siglo doce y una de las mujeres más notables de la historia. Fue la primera en el grupo de los grandes místicos alemanes, poetisa y profetisa, médico y moralista política que rebatió a los papas y a los príncipes, a los obispos y hombres de ciencia, con un valor a toda prueba y una justicia invencible. Vino al mundo en 1098, en la población de Böckelheim, de la región de Nahe y, apenas cumplidos los ocho años de edad, sus padres la confiaron al cuidado de la beata Jutta [no inscripta en el MR], hermana del conde Meginhardo de Spanheim, que vivía recluida en una cabaña vecina a la iglesia de la abadía fundada por san Disibod en Diessenberg, no lejos de su propio hogar. La niña era enfermiza, pero eso no impidió que continuase con su educación y que aprendiese a leer y a cantar en latín, todas las ciencias que cultivaban las monjas de aquellos tiempos, así como todos los oficios y las artes que adornaban a las mujeres de la Edad Media, desde las reinas hasta las campesinas. Cuando Hildegarda tuvo la edad necesaria para recibir el velo monjil, la ermita de la beata Jutta contaba ya con el suficiente número de reclusas para formar una comunidad, que adoptó la regla de San Benito. En ella recibió el hábito Hildegarda cuando tenía quince años y, durante diecisiete años más, llevó en el convento una existencia tranquila, desprovista de acontecimientos trascendentales, pero sólo en el aspecto exterior, porque en lo interno creció ante la gracia de Dios, aumentaron y se multiplicaron las extraordinarias experiencias espirituales que había tenido desde pequeña y, como ella misma dice, «llegó a ser natural en mí predecir el futuro en el curso de las conversaciones. Y, muchas veces, cuando estaba completamente absorbida por lo que pensaba o lo que veía, acostumbraba decir muchas cosas que parecían extrañas o sin sentido a los que me escuchaban. En esas ocasiones, yo solía turbarme, me echaba a llorar y, a menudo, hubiera querido morir de vergüenza. Tenía miedo de revelar a alguien lo que veía y no se lo confiaba a nadie más que a la noble mujer a cuyo cuidado había sido entregada, y ella se lo dijo a su vez a un monje que conocía». En el año de 1136 murió la beata Jutta, y entonces Hildegarda ocupó su lugar como priora.

A partir de entonces, sus revelaciones y sus visiones la acosaban de continuo. Una voz interior le instaba a que escribiera sobre ellas, pero siempre se sentía cohibida por lo que pudieran decir las gentes, por las posibles burlas y su propia incapacidad para expresarse por escrito. Sin embargo, la voz de Dios insistía y parecía decirle: «Yo soy la vida y la luz inaccesible con la que iluminaré a quien sea mi voluntad. Según mi voluntad, yo puedo mostrar, a través de cualquiera de los seres humanos, mayores maravillas de las que se han visto en los tiempos pasados». Por fin, se decidió Hildegarda a abrir su corazón a su confesor, el monje Godofredo, y lo autorizó a referir el asunto a su abad Conon, quien, luego de un detenido estudio, ordenó a Hildegarda que pusiera por escrito lo que ella creyese que Dios le decía. Así lo hizo la monja y comenzó a escribir sobre la caridad de Cristo, la continuidad del Reino de Dios, los santos ángeles, el demonio y el infierno. El abad Conon sometió esos escritos a la atención del arzobispo de Mainz, quien los examinó en compañía de sus teólogos para alcanzar un veredicto favorable: «Esas visiones provienen de Dios». El abad escogió entonces a un monje llamado Volmar para que actuara como secretario de Hildegarda que, en seguida, comenzó a dictar la principal de sus obras: un libro que tituló «Scivias», al hacer un apócope de las palabras latinas «Nosce vias» (Domini, caminos del conocimiento del Señor). Nos dice Hildegarda que, en el año de 1141, «un rayo de luz de brillantez deslumbrante bajó del cielo a iluminar mi mente y a penetrar en mi corazón como una llama que calienta sin quemar, como el sol que nos da la tibieza de sus rayos. Y súbitamente supe y entendí las explicaciones de los salmos, los Evangelios y otros libros de la Iglesia católica y del Antiguo y el Nuevo Testamento, pero no la interpretación de los textos y las palabras, ni la división de las sílabas o los tiempos de las frases». Tardó diez años en completar el libro de las «Scivias», que comprende veintiséis visiones sobre las relaciones entre Dios y los hombres por la Creación, la Redención y la Iglesia, junto con algunas profecías apocalípticas, advertencias y alabanzas, expresadas en forma simbólica. Una y otra vez reitera que ella contemplaba todas esas cosas en repetidas visiones que eran la inspiración de toda su obra y su trabajo activo. En 1147, el papa beato Eugenio III visitó Tréveris, y el arzobispo de Mainz le hizo entrega de los escritos de santa Hildegarda. El Pontífice nombró a una comisión para que examinara los escritos y a la autora y, tan pronto como recibió un informe favorable, los leyó él mismo y los discutió con sus consejeros, entre los que figuraba san Bernardo de Claraval, quien manifestó sus deseos de que el Papa aprobara las visiones de la santa y las declarase genuinas. El Pontífice escribió una carta a Híldegardis para expresarle su admiración y su contento por los favores que le había dispensado el cielo y para aconsejarle que no se dejase llevar por el orgullo. Además, la autorizaba a escribir y a publicar, con prudencia, todo lo que el Espíritu Santo le inspirase, y terminaba con una exhortación para que siguiera viviendo con sus hermanas en el lugar que había escogido y en la fiel observancia de la regla de San Benito. Santa Hildegarda escribió una extensa carta de respuesta, llena de alusiones parabólicas sobre las calamidades de los tiempos y con ciertas advertencias al papa Eugenio respecto a las ambiciones de sus propios colaboradores y servidores.

El lugar al que se refería el Papa en su carta, era la nueva casa que Hildegarda había tomado para hospedar a su comunidad, mucho más amplia y cómoda que el local de Diessenberg. Los monjes de san Disibod, cuyo monasterio había adquirido importancia gracias a la vecindad con el convento de Hildegarda, con sus reliquias de la beata Jutta y la creciente reputación de la abadesa, se opusieron enérgicamente a la emigración de las monjas. El abad llegó a acusar a Hildegarda de haberse dejado dominar por el orgullo, sin embargo, ella sostuvo en todo momento que Dios le había revelado la necesidad de trasladar su comunidad y el lugar al que debían ir. Aquel lugar era el Rupertsberg, un monte solitario y árido a orillas del Rin, cerca de Bingen. En el curso de la disputa con los monjes de san Disibod, Hildegarda sufrió mucho, perdió la salud y se debilitó grandemente. El abad Conon, quizá al sospechar que no estaba realmente enferma, le hizo una visita por sorpresa y, al comprobar que no fingía, le dijo que en cuanto se pusiera bien, iría con ella a visitar Rupertsberg. Inmediatamente se sintió curada y se levantó para irse con el abad. Esto bastó para que Conon retirara sus objeciones, pero no así el resto de los monjes que se mantenían firmes en su actitud, a pesar de que el jefe de la oposición, un monje llamado Arnoldo, se puso en favor de Hildegarda, luego de haber sanado de una dolorosa enfermedad tras de orar en la iglesia de la abadesa. El traslado se llevó a cabo entre los años 1147 y 1150, cuando las monjas abandonaron la casa, el jardín y el huerto de Diessenberg para ir a habitar en una construcción mayor pero inconclusa, con su iglesia casi en ruinas y en un lugar desierto.

Pero gracias a la inagotable energía de santa Hildegarda, no tardó en surgir en Rupertsberg un verdadero monasterio, «con agua corriente en todas las dependencias», según dicen las crónicas, con capacidad para alojar cómodamente a cincuenta monjas. Para su recreo, la versatilidad de Hildegarda les proporcionó, una serie de nuevos himnos, cánticos y motetes, para los que ella escribía letra y música, así como una especie de juego moral o cantata sacra, llamada Ordo Virtutum, y también escribió unas cincuenta homilías alegóricas para que fueran leídas en la casa capitular y en el refectorio. Cuando escribió las biografías de san Disibod y de san Ruperto, se dijo que lo había hecho por revelación (lo mismo que para otras muchas de sus obras que, probablemente, fueron escritas de manera natural), aunque esto se puede desmentir fácilmente al demostrar que las dos biografías contienen todos los datos comunes a las tradiciones que circulaban por aquel entonces. Entre las diversiones a que se entregaba en sus horas de ocio -es difícil imaginar que Santa Hildegarda tuviese horas de ocio-, se encuentra el juego llamado «lenguaje desconocido», una especie de esperanto del que se conservan hasta hoy unas novecientas palabras y un alfabeto. Parece que esas palabras son sencillamente versiones asonantes de términos latinos y algunos alemanes con la agregación de sufijos formados con la letra «z». Desde Rupertsberg, la abadesa mantuvo abundante correspondencia, y unas trescientas de sus cartas han sido coleccionadas e impresas, no obstante que los investigadores han declarado sus dudas sobre la autenticidad de algunas de las que supuestamente escribió o recibió. Aparte de las epístolas dirigidas a una u otra de las muchas abadesas que la consultaban, el resto de sus cartas parecen homilías, profecías o tratados alegóricos. Estaban destinadas a papas, emperadores y reyes (incluso Enrique II de Inglaterra, antes de que asesinara a Tomás Becket), a obispos y abades. Una vez escribió a san Bernardo y tuvo respuesta; también mandó cartas a san Eberardo de Salzburgo y, con mucha frecuencia, a la mística del Cister, santa Isabel de Schönau. En dos cartas dirigidas a los clérigos de Colonia y de Tréveris, se refiere a la indiferencia, el descuido y la avaricia de numerosos sacerdotes y vaticina, en términos que para ella deben haber sido claros, las calamidades que habrían de ocurir por esta causa.

Sus cartas están llenas de esas profecías y advertencias, por lo cual adquirió gran fama y popularidad en poco tiempo. Las gentes de todas las clases sociales y de las más diversas fortunas, acudían de todas partes para consultarla; sin embargo, otras gentes la denunciaron como fraudulenta, bruja y demoníaca. Si bien lo que decía iba casi siempre envuelto en complicados simbolismos, cuando alababa o reprobaba (lo que era muy frecuente) recurría a la más absoluta claridad. Cierta vez, Enrique, el arzobispo de Mainz, le escribió en un tono seco y autoritario para que autorizara a una de sus monjas, una tal Richardis, a que fuera abadesa de otro monasterio. Ella respondió con estas palabras: «Todas las razones que se me den para la promoción de esa joven mujer carecen de valor delante de Dios. El espíritu de ese Dios que nos vigila con celo, dice: `Llorad y gemid vosotros, pastores, por no saber lo que hacéis al distribuir los puestos santos para satisfacer vuestros propios intereses y los echáis a perder al entregarlos a hombres perversos, ajenos de virtud' ... En cuanto a vos, ¡alerta! Vuestros días están contados». A decir verdad, el arzobispo fue depuesto y murió poco después. Al obispo de Speyer le escribió para advertirle que sus actos encerraban tanta maldad, que su alma se hallaba agonizante, y al emperador Conrado III le aconsejó que reformara su vida antes de que tuviera que avergonzarse por ella. Pero Hildegarda no pretendía hacer aquellas declaraciones por iniciativa o ideas propias. «Yo no soy más que un pobre vaso de tierra y si digo esas cosas, no es por mí misma, sino por la luz serena», confesaba en una carta a Santa Isabel de Schönau. Sin embargo, aquellas seguridades no la salvaban de las críticas y siempre estaba en dificultades con alguien, incluso sus propias monjas que eran, por lo general, jóvenes de la nobleza alemana, en las que aún conservaban su fuerza, el orgullo y la vanidad. «Muchas de ellas -admitía la santa- persisten en mirarme con malos ojos y, a mis espaldas, me despedazan con sus malignas lenguas: dicen que no pueden tolerar mi insistencia sobre la disciplina que trato de imponerles y que nunca permitirán que yo las gobierne».

A pesar de su mucho trabajo y sus continuas enfermedades, las actividades de santa Hildegarda no se limitaban a su convento y, entre los años de 1152 y 1162, hizo numerosos viajes por toda la región del Rhineland. Fundó una segunda casa en Eibingen, cerca de Rudesheim, y en sus frecuentes visitas a los conventos, no se mordía la lengua para reconvenir con dureza a los monjes o monjas, si había descubierto alguna relajación en la disciplina de sus monasterios. En realidad, sus viajes por las tierras del Rin fueron un antecedente de los que hicieron posteriormente las «abadesas inspectoras». En Colonia, Tréveris y otras ciudades, se dirigía a las personalidades más eminentes y representativas del clero para impartirles las divinas advertencias que hubiese recibido y para exhortar con el mismo rigor y firmeza a obispos y laicos por igual. Es posible que el primero de aquellos viajes haya sido el que realizó a Ingelheim para encontrarse con Federico Barbarroja. La entrevista tuvo lugar, pero desgraciadamente nunca se ha sabido lo que se trató en ella. También visitó Metz, Würzburg, Ulm, Werden, Bamberg y, entre uno y otro de sus incontables viajes que la llevaron, no obstante sus enfermedades y su debilidad, a lugares remotos e inaccesibles donde hubiera un monasterio, se daba tiempo para escribir. Entre sus numerosas obras figuran dos libros de medicina e historia natural. Uno de ellos versa sobre las plantas, los elementos, árboles, minerales, peces, pájaros, cuadrúpedos, reptiles, metales, y se distingue por sus minuciosas observaciones científicas; el segundo de los temas que aborda es el cuerpo humano y las causas, síntomas y tratamientos de sus enfermedades. Lo extraordinario es que la santa, en sus tratados, llega a insinuar por lo menos, algunos de los modernos métodos para el diagnóstico y se aproxima a varios de los grandes descubrimientos posteriores a su tiempo, como la circulación de la sangre, por ejemplo. También trata la psicología normal y la morbosa; se refiere al frenesí, a la locura, a los temores, las obsesiones e idiotez y dice que «si el dolor de cabeza, los vapores y los mareos atacan al paciente simultáneamente, le hacen disparatar y trastornan su razón. Por eso muchas gentes creen que el paciente está poseído por un espíritu maligno, pero no es cierto».

Durante los últimos años de su vida, santa Hildegarda anduvo envuelta en grandes complicaciones y dificultades, en relación con un joven que había estado excomulgado y que, al morir, recibió cristiana sepultura en el cementerio de la abadía de San Ruperto. El vicario general de Mainz ordenó que el cadáver fuese exhumado para trasladarlo a otro sitio. Santa Hildegarda se opuso en base a que el joven había recibido los últimos sacramentos y, además, en que ella había tenido una visión para revelarle que su acción había sido justificada. Por aquel conflicto, la abadía fue puesta en un entredicho. Por aquel entonces, Hildegarda dirigió al capítulo de Mainz una extensa carta sobre música sacra que es, según dice, «el único recuerdo, casi olvidado, de aquel estado primitivo que perdimos al perder el Paraíso. Es el símbolo de la armonía que rompió Satanás, la armonía que ayuda al hombre a tender un puente de santidad entre este mundo y el Mundo de plena Belleza. Por lo tanto, aquéllos que sin una razón valedera imponen el silencio en las iglesias donde debería oírse sin cesar el canto en honor de Dios, no serán dignos de escuchar los gloriosos coros de los ángeles que alaban al Señor en los cielos». Al parecer, la santa tenía dudas sobre el efecto que habría de producir su conmovedora elocuencia entre los canónigos de Mainz, puesto que al mismo tiempo escribió una carta en tono mucho más enérgico al arzobispo, que a la sazón se encontraba en Italia. A raíz de aquella misiva, el arzobispo dejó sin efecto la prohibición de la música sacra en las iglesias de Mainz, pero, en cambio, no accedió a otro pedido de Hildegarda, a pesar de haberlo prometido, en el sentido de abandonar las luchas y las intrigas en Roma para volver y gobernar su propia diócesis. Ya para entonces, Hildegarda estaba quebrantada por las enfermedades y las mortificaciones; no podía mantenerse en pie y se hacía llevar de un lugar a otro. Pero «aquel instrumento desgastado y roto», según la frase de su amigo y capellán, Martín Guihert, aún producía bellos sonidos; hasta el último momento estuvo a la disposición del que quisiera algo de ella, dio consejos a los que se los requerían, respondió a complicadas interrogaciones, escribió, instruyó a sus monjas, alentó a los pecadores y no tuvo un instante de descanso. Muy poco tiempo después de su controversia con el capítulo de Mainz, el 17 de septiembre de 1179, murió pacíficamente.

Los numerosos milagros que realizó en vida, se multiplicaron en su tumba, según consta en el proceso de beatificación que, por dos veces, se inició ante la Santa Sede y nunca llegó a concluirse. Sin embargo, el Martirologio Romano la nombra como santa y su fiesta se celebra hasta hoy en varias diócesis de Alemania. Las visiones y revelaciones que santa Hildegarda afirmó haber recibido o que se atribuyen a ella, se encuentran entre los más famosos de esos fenómenos, y su don de actualizar las ideas con símbolos e imágenes ha permitido que se la compare con Dante y con William Blake. Por ejemplo, la caída de los ángeles la describe de esta manera: «Ví una gran estrella, con mucho esplendor y hermosura, de la que caían una multitud enorme de chispas incandescentes que la seguían en su carrera hacía el sur. Y todos le miraban a Él en su trono, con un aire de hostilidad hasta que, de pronto, le dieron la espalda y se dirigieron hacia el norte. Repentinamente, todos quedaron aniquilados y se convirtieron en carboncillos negros ... Y así cayeron al abismo donde los perdí de vista». En los dibujos que ilustran algunas hojas del manuscrito, los ángeles caídos se representan con estrellas negras que ostentan un punto luminoso en el centro y están rodeadas, por un halo dorado que despide puntitos blancos.. Encima de las estrellas negras, lejos en el horizonte, relucen todavía algunas estrellitas de luz dorada que se agrupan en caudas ondulantes y que, según los intérpretes de los símbolos, representan ojos flamígeros que vigilan ... A menudo, las representaciones de las estrellas luminosas, las muestran como si estuviesen en movimiento o en efervescencia, tal como las describieron muchos visionarios, de Ezequiel en adelante. «Esas visiones las tuve -escribe santa Hildegarda-, no dormida ni en sueños, ni en momentos de locura, ni con los ojos del cuerpo, ni los oídos de mi cabeza, ni en lugares escondidos; pero las vi plenamente, de acuerdo con la voluntad de Dios, cuando estaba despierta y vigilante, con los ojos del espíritu y los oídos internos. Y la pobre carne humana debe tener muchas dificultades en investigar y en explicar cómo sucedió eso que digo». Las visiones relatadas en la «Scivias» obtuvieron la aprobación cautelosa del papa Eugenio III, pero debe tenerse en cuenta que ni éstas ni otras aprobaciones de revelaciones particulares, imponen la obligación de creerlas. La Iglesia las recibe como probables y nunca corno ciertas; por eso, los individuos deben recurrir a la prudencia y rechazar la veracidad hasta de las más dignas de fe.

Fue proclamada Doctora de la Iglesia por SS Benedicto XVI el 7 de octubre de 2012.

Gran parte de nuestras informaciones en relación con la vida y hechos de santa Hildegarda, proviene de su propia correspondencia y de sus escritos, pero también hay dos o tres biografías de acuerdo con el concepto que se tenía sobre las biografías en la Edad Media. La más notable es la que escribieron los dos monjes Godofredo y Teodorico, que se halla impresa en el Acta Sanctorum, sept., vol. v. Hay otra, la de Guiberto de Gembloux, editada por el cardenal Pitra en su Analecta Sacra, vol. VIII. También hay datos de una investigación realizada en 1233 con vistas a su canonización, que fueron publicados por los bolandistas. Además, en los tiempos presentes ha surgido una abundante literatura en torno a la eminente mística alemana. En castellano hay desde hace algunos años un renovado interés en su obra, que llevó a la edición de las obras en nuestro idioma, y a la publicación de algunos interesantes sitios web; las referencias pueden encontrarse en la Brújula de ETF y en la Biblioteca; allí mismo se encuentran los links para descargar la reciente película de M. von Trotta «Visión, acerca de la vida de Hildegarda de Bingen». El Papa Benedicto XVI ha dedicado unas interesantes catequesis a la santa (primera parte y segunda parte). Las tres ilustraciones superiores están tomadas del códice Lucca (1220/1230) del «Libro de las Obras Divinas», la cuarta es fotografía del relicario actual, en el monasterio de Bingen.

 

Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_3364
Para leer
por Abel Della Costa
28 de ago de 2018
Una lectura rigurosa y completa del libro.

Comenzamos el miércoles 12 de septiembre

El libro del Éxodo no es solo uno de los libros importantes del AT, es realmente el depositario de muchas de las imágenes fundamentales que conforman el universo de expresión de nuestra fe: liberación de la esclavitud, plagas, paso del Mar Rojo, tablas de la Ley, la revelación del Nombre divino. Incluso la figura de Moisés, aunque se perfila en toda su complejidad entre Éxodo y Deuteronomio, no hay duda de que las bases las echa el libro del Éxodo.

Desconocer este libro es una grave pérdida para nuestra percepción del mensaje del Nuevo Testamento y de la figura de Jesús, y por el contrario, acercarse a toda su riqueza, iluminará con nueva luz no solo lo que podemos leer en el Nuevo Testamento, sino también los aspectos más centrales de nuestra fe, como la Eucaristía, por ejemplo.

En el curso haremos una lectura detallada de todo el libro

Duración aproximada: 24 clases (seis meses)

Horario: los miércoles de 13:00 a 15 (hora española, con horario de invierno, de 13 a 14:30)

Modalidad: presencial: por skype; en diferido, con audio y video grabados en la clase.

Coste: 15 euros al mes

(aunque septiembre tiene solo 3 clases, octubre tiene 5, por lo que se compensa)

Gustad y ved
Domingo XIX del Tiempo Ordinario, ciclo B: 1R 19,4-8; Sal 33,2-9; Jn 6,41-51.
por Lic. Abel Della Costa
10 de ago de 2012
El discurso del Pan de Vida de Jesús nos desafía a dar un testimonio personal de la cercanía de Dios experimentada en nuestra vida.

«En lo más profundo de la condición humana
descansa la espera de una presencia,
el deseo silencioso de una comunión.»
(Hermano Roger, Taizé)

Las lecturas de cada domingo tienen siempre un tema explícito, que suele ser bastante evidente, junto con sutiles, delicados hilos que se entretejen entre la primera, el salmo, el evangelio, y a veces también la segunda lectura.

En el caso de las de este domingo, el tema central y explícito es netamente eucarístico: dado que el evangelio de san Marcos, que es el que se lee en el ciclo B que estamos atravesando, es mucho más breve que sus otros dos compañeros sinópticos, Mateo (ciclo A) y Lucas (ciclo C), la liturgia aprovecha para insertar en estas semanas intermedias del tiempo ordinario, del domingo XVII al XXI, la lectura completa del capítulo 6 de Juan, más conocida como "Discurso del Pan de Vida".

Este discurso es una densa reflexión eucarística, fruto, sin duda, de la predicación de Jesús, enriquecida y explicitada por años de vida cristiana en las primeras comunidades tanto de judíos como de gentiles que se fueron formando a lo largo de todo el siglo I. Tal como lo conocemos, este fue compuesto ya hacia los años 90 (unos 60 después de la Pascua de Jesús), y supone la memoria creyente de una comunidad comprometida con la vida "en-el-mundo como no-del-mundo".

Nunca se insistirá bastante en que los evangelios no son grabaciones en mp3 de las palabras de Jesús, sino que son "memoria creyente", es decir que unen el recuerdo de la predicación oral del Maestro a la experiencia vital de cómo esas mismas palabras transformaron las vidas de los que se volvieron testigos de Jesús. Cuanto dicen, entonces, hay que entenderlo en sentido fuerte, no son fórmulas sino testimonios de unas vidas transformadas por esas palabras:[...continuar leyendo...]

por Lic. Abel Della Costa
05 de jul de 2006
Originalmente presentado como exégesis preparatoria del retiro virtual del mes de agosto de 2006, el artículo muestra un modo de leer la Transfiguración desde los textos de la Liturgia de las Horas del día.

Seis días después, toma Jesús consigo a Pedro, Santiago y Juan, y los lleva, a ellos solos, aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos, y sus vestidos se volvieron resplandecientes, muy blancos, tanto que ningún batanero en la tierra sería capaz de blanquearlos de ese modo.

Se les aparecieron Elías y Moisés, y conversaban con Jesús.

Toma la palabra Pedro y dice a Jesús: "Rabbí, bueno es estarnos aquí. Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías"; pues no sabía qué responder ya que estaban atemorizados.

Entonces se formó una nube que les cubrió con su sombra, y vino una voz desde la nube: "Este es mi Hijo amado, escuchadle."

Y de pronto, mirando en derredor, ya no vieron a nadie más que a Jesús solo con ellos. Y cuando bajaban del monte les ordenó que a nadie contasen lo que habían visto hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos. Ellos observaron esta recomendación, discutiendo entre sí qué era eso de "resucitar de entre los muertos." (Marcos 9,2-10)

Así, con estas palabras sencillas, y como si nos narrara algo muy cotidiano, el evangelista San Marcos nos acerca a un momento especialísimo de la experiencia de los discípulos con Jesús. ¿Qué fue lo que ocurrió en el monte? ¿un milagro portentoso? ¿una alucinación colectiva? ¿una aparición fantasmagórica?

Tendemos a creer que una modificación en la materia (una aparición en cuerpo tangible) es "más real" que una modificación en nuestra percepción de las cosas (una imagen sólo visible por algunos), por lo que muchas veces al leer la Escritura nos detenemos innecesariamente en discutir acerca de "cómo fue" que ocurrió tal hecho, en lugar de aceptar que simplemente "algo ocurrió", en lo que los Evangelios se detienen muy poco, para centrarse más bien en el significado que eso que ocurrió puede tener.

Tan parco como es San Marcos para contarnos lo que ocurrió (tanto que ni siquiera nos dice dónde fue, tan sólo una "montaña alta"), es a la vez de prolijo y detallado para extenderse en toda la densidad bíblica que tiene esta escena; leemos hoy palabras como "monte alto", "Elías", "Moisés", "tienda", "nube", "una voz", etc... y a la vez que nos hablan de la Transfiguración, parecen acercarnos a todo un mundo que ya hemos visitado otras veces.[...continuar leyendo...]

Cursos
Libros
 
 
 
¿el sitio te ayuda?
rápido, gratis y seguro
ayuda al sitio
Breves
10 de sep - Intenciones del Papa
Muchas gracias, soy mayor casi impedido, hace años ya que utilizo esta página para mis oraciones y no la cambio nunca, me he acostumbrado a ella y la recorro aparte ...
Manuel
Me gusta esta página. Dios estará con vosotros ...
Antonio Ramón Garriga
Llegue a este sitio por casualidad, y estoy muy intrigado porque en la pagina http://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=13325 se hace mención a una canción interpretada por mi abuelo (Alfredo Rossi), pero el link ...
Andres Cordoba Rossi
Estoy muy agradecido a esta página en la que puedo rezar la Liturgia de las Horas, entre otras oraciones. Me ayuda en lo espiritual así como rezar por muchas intenciones, ...
Serviam
No cualquier obra de arte sirve a la fe. Me parece que tal es el caso del Resucitado de G. Gasparro, por su fealdad. ...
Juan Francisco
Gracias por aceptarme ...
maris
LES DESEO MUY FELICES FIESTAS , NAVIDAD Y AÑO NUEVO , A TODOS LOS QUE DE ALGUNA FORMA PARTICIPAMOS O FORMAMOS PARTE DE ESTA HERMOSA PAGINA DEL ETF. QUE PARA ...
Maria Sivia
AVE MARIA este es el mejor sitio. el mas completo que encontre. Bendito sea Dios en sus Dones. Gracias a los que lo hicieron y los que lo mantienen. Dios ...
Mariafrancisca
ME ALEGRA ENORMEMENTE HABER ENCONTRADO ESTE SITIO AL CUAL ESTOY MUY AGRADECIDO POR SU AYUDA, NO LE FALTARAN VISITAS POR MI PARTE PUES CREO QUE ES MUY NECESARIO PARA SEGUIR ...
jose
YO ESTOY MUY FELIZ DE ABER CONOCIDO ESTA PAGINA , TODOS LOS DIAS MAÑANA , TARDE Y NOCHE ENTRO PARA VER DISTINTAS PAGINAS DEL ETF. MUY BENDECIDA ME SIENTO POR ...
Maria Silvia
Los Cursos de ETF

El libro del Exodo
Comenzamos el miércoles 12 de septiembre
Los Cursos de ETF
cuenta con 16 cursos
Leer...
Espiritualidad
Jesús y la cananea, el lento aprendizaje de la voluntad de Dios (Lic. Abel Della Costa)
El administrador infiel (Lic. Abel Della Costa)
No he venido a traer paz (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué tiene de propio la Pasión según san Lucas? (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué tiene de propio la Pasión según San Marcos? (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué tiene de propio la Pasión según san Mateo? (Lic. Abel Della Costa)
Ricos ante Dios (Lic. Abel Della Costa)
Marta y María (Lic. Abel Della Costa)
Una calzada en la estepa (Lic. Abel Della Costa)
«No temas» (Lic. Abel Della Costa)
Proclamar el Año de Gracia del Señor (Lic. Abel Della Costa)
La Boda en la boda (Lic. Abel Della Costa)
Gustad y ved (Lic. Abel Della Costa)
Juan es la voz, Cristo la Palabra (San Agustín)
Aprendices de profetas (Lic. Abel Della Costa)
Atraeré a todos hacia mí (Abad Felipe, OSB)
Domingo de «Laetare» (Alegraos!) (Abad Felipe, OSB)
Ética cristiana en un mundo de muchas opiniones (Lic. Abel Della Costa)
Dios está en favor nuestro (Abad Felipe, OSB)
Buena noticia (Abad Felipe, OSB)
Ser AMÉN para Dios (Abad Felipe, OSB)
Permanecer al lado de nuestro Señor en el amor y en la acción (Abad Felipe, OSB)
Una extraña colección de lecturas (Abad Felipe, OSB)
«cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aque­llos labradores?» (Lic. Abel Della Costa)
«Vuestros caminos no son mis caminos» (Lic. Abel Della Costa)
Dos o tres reunidos en su Nombre (Lic. Abel Della Costa)
«Nada hay oculto que no quede manifiesto» (Lic. Abel Della Costa)
Dios es Luz (Lic. Abel Della Costa)
Un domingo para el recuerdo (Lic. Abel Della Costa)
El que se ha ido, volverá (Lic. Abel Della Costa)
El justo vivirá por la fe (Lic. Abel Della Costa)
Me mirarán a mí, a quien traspasaron (Lic. Abel Della Costa)
«Todo lo mío es tuyo» (Lic. Abel Della Costa)
«Si no da fruto, el año que viene la cortarás» (Lic. Abel Della Costa)
«Yo, que sólo soy polvo y ceniza» (Lic. Abel Della Costa)
Y vino una voz del cielo (Lic. Abel Della Costa)
Belén de los pastores (Lic. Abel Della Costa)
¡Gaudete! (Alegraos) (Lic. Abel Della Costa)
«Se acerca vuestra liberación» (Lic. Abel Della Costa)
«No pasará esta generación» (Lic. Abel Della Costa)
Jesús, pastor de su pueblo (Lic. Abel Della Costa)
«Éste es el plan...» (Lic. Abel Della Costa)
«Vamos a la otra orilla» (Lic. Abel Della Costa)
¡Hosanna en las alturas! (Lic. Abel Della Costa)
El Espíritu, el agua y la sangre (Lic. Abel Della Costa)
«A Dios nadie lo ha visto jamás» (Lic. Abel Della Costa)
Vosotros no sabéis (Lic. Abel Della Costa)
«¡Tú eres ese hombre!» (Lic. Abel Della Costa)
En ti se bendecirán las naciones (Lic. Abel Della Costa)
Un Evangelio «amoral» (Lic. Abel Della Costa)
De entre todos los pueblos de la tierra (Lic. Abel Della Costa)
«Recibid el Espíritu Santo» (Lic. Abel Della Costa)
«Hemos visto al Señor» (Lic. Abel Della Costa)
La condición imposible (Lic. Abel Della Costa)
¡Qué bien se está aquí! (Lic. Abel Della Costa)
Jesús en el desierto (Lic. Abel Della Costa)
Las Bienaventuranzas según San Mateo (Lic. Abel Della Costa)
Señor del Tiempo (Lic. Abel Della Costa)
Letras
Teilhard de Chardin, reivindicar su figura (Carlos Ros)
Esperanza Macarena (Carlos Ros)
¿Contrarrestar Halloween? (Lic. Abel Della Costa)
Testimonio sobre mi vida como católico (Arturo Blázquez)
Un testimonio sobre catolicismo y homosexualidad (Lic. Abel Della Costa)
A veces, mejor callar (Lic. Abel Della Costa)
Al demonio con los Pokemon (Lic. Abel Della Costa)
Dos miradas sobre sexualidad humana y transexualidad
Los genes no mienten (Nuriddeen Knight)
Repensando el enfoque conservador sobre transexualismo (Jennifer Gruenke)
La teología en la universidad (Dr. Mike van Treek Nilsson)
De cómo una mujer rechazó el mundo y vivió para disfrutarlo (Paul Johnson)
Los Seises (Carlos Ros)
Dos preguntas sobre la oración (Lic. Abel Della Costa)
Comunión (Dr. Oliver Sacks)
El Día del Señor (Carlos Ros)
Hoy es día de honrar a nuestros mártires (Maricruz)
¡Feliz décimo aniversario! (Maricruz)
Llegó el décimo aniversario (Lic. Abel Della Costa)
Otro aniversario (Andrea)
Diez años (Elena Cazes)
Feliz aniversario (Maite)
La Eucaristía de inicio del pontificado (Blog «Todo era bueno»)
«¿Viste lo que dijo la Forcades?» (Lic. Abel Della Costa)
¿Es el Papa Francisco más humilde que el Papa Benedicto? (Blog «Todo era bueno»)
Sobre la última audiencia del Papa (Blog «Todo era bueno»)
La elección del Papa (Blog «Todo era bueno»)
La renuncia del Papa. Reflexiones (Blog «Todo era bueno»)
Pastoral industrial (Blog «Todo era bueno»)
El Papa echa las redes en las redes sociales (Blog «Todo era bueno»)
Como Dios manda (Blog «Todo era bueno»)
Defensa de la misa del pollo (Lic. Abel Della Costa)
La nueva objetividad es la transparencia (Blog «Todo era bueno»)
Domingo de la Biblia, y tú, ¿lees la Biblia? (Lic. Abel Della Costa)
Cyberteología (Blog «Todo era bueno»)
Sigamos con nuestro paternalismo para analfabetos (Blog «Todo era bueno»)
La uña de Sansón (P Arturo Guerra, LC)
Tráfico de órganos (Blog «Todo era bueno»)
Donde viven los monstruos (Blog «Todo era bueno»)
Carta abierta al médico de la columna de El País que escribe a favor del aborto eugenésico
La iglesia en un mundo bidireccional (Blog «Todo era bueno»)
Cuestión de crédito (Blog «Todo era bueno»)
Razonitis (P Arturo Guerra, LC)
Las riquezas de la Iglesia (Blog «Todo era bueno»)
Espiritualidad o religión (Blog «Todo era bueno»)
La misericordia del cristiano (P Arturo Guerra, LC)
El Cajero Próximo (P Arturo Guerra, LC)
Evolución personal (Blog «Todo era bueno»)
La encuesta del colegio (P Arturo Guerra, LC)
Formación cristiana (Blog «Todo era bueno»)
Una interrupción (P Arturo Guerra, LC)
La misa de una y media (P Arturo Guerra, LC)
La silla ergonómica (P Arturo Guerra, LC)
Más allá del estrés (P Arturo Guerra, LC)
El coche abandonado (P Arturo Guerra, LC)
Champán o gasolina (P Arturo Guerra, LC)
Ladrones (P Arturo Guerra, LC)
La guitarra «cuerdasarriba» (P Arturo Guerra, LC)
No sólo bonsais (P Arturo Guerra, LC)
Los zapatos de la Iglesia (P Arturo Guerra, LC)
Otras Rejas (P Arturo Guerra, LC)
Más chapulines (P Arturo Guerra, LC)
La voluntaria de Lourdes (P Arturo Guerra, LC)
Historia de un mártir (Maricruz)
Teología
La Biblia en castellano (Luis Fernando Figari)
Una pedagogía del tiempo (Lic. Abel Della Costa)
La gran pregunta (Lic. Abel Della Costa)
Cómo están organizados los libros en la Biblia (2ª parte) (Lic. Abel Della Costa)
Los homosexuales y las «listas de pecados» de san Pablo (Lic. Abel Della Costa)
Comenzar a leer la Biblia (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué es la Biblia? (Lic. Abel Della Costa)
Diversidad en la Iglesia de Jerusalén (Raymond Brown)
El cuarto cántico de Siervo sufriente (Lic. Abel Della Costa)
El tercer cántico de Siervo sufriente (Lic. Abel Della Costa)
El segundo cántico del Siervo sufriente (Lic. Abel Della Costa)
El primer cántico del Siervo sufriente (Lic. Abel Della Costa)
¡Dios te salve, Agraciada! (Lic. Abel Della Costa)
Una aproximación a Qohélet (Eclesiastés) (Lic. Abel Della Costa)
El signo del Emmanuel (Lic. Abel Della Costa)
Historia sagrada y profana (Lic. Abel Della Costa)
Lo histórico (Lic. Abel Della Costa)
El género literario (Lic. Abel Della Costa)
Biblio-webgrafía (Lic. Abel Della Costa)
La lectura literal (Lic. Abel Della Costa)
La Biblia y sus manuscritos (Lic. Abel Della Costa)
Acerca de los evangelios (Lic. Abel Della Costa)
He venido a traer fuego sobre la tierra (Lic. Abel Della Costa)
¿Jesús ascendió o fue ascendido? (Lic. Abel Della Costa)
¿De verdad que los muertos salieron de sus tumbas? (Lic. Abel Della Costa)
Leer la Biblia (Lic. Abel Della Costa)
La divulgación bíblica (Lic. Abel Della Costa)
Sentimientos de Jesús (Lic. Abel Della Costa)
¿Cómo se escribieron los evangelios? (Lic. Abel Della Costa)
La oración de Jesús, oración del cristiano (Lic. Abel Della Costa)
Algunos géneros literarios que podemos encontrar en la Biblia (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué es un «género literario»? ¿cómo se relaciona con la Biblia? (Lic. Abel Della Costa)
Para estudiar la Biblia (Lic. Abel Della Costa)
Cómo están organizados los libros en la Biblia (1ª parte) (Lic. Abel Della Costa)
Anotaciones en torno al concepto bíblico de «pureza» e «impureza» (Lic. Abel Della Costa)
Los salmos imprecatorios (Lic. Abel Della Costa)
Exaltación de la Santa Cruz (Lic. Abel Della Costa)
Motivos para rezar los salmos (P. Luis Alonso Schökel)
«vuestra tristeza se convertirá en gozo» (Lic. Abel Della Costa)
«Entra en el gozo de tu Señor» (Lic. Abel Della Costa)
El Sagrado Nombre de Dios (Lic. Abel Della Costa)
El cielo en la tierra (Lic. Abel Della Costa)
Notas al salmo 87 (Lic. Abel Della Costa)
La cruz, cada día (Lic. Abel Della Costa)
Las genealogías de Jesús (Lic. Abel Della Costa)
¿«Voz clamando en el desierto: preparad...» o «Voz clamando: en el desierto preparad...»? (Lic. Abel Della Costa)
La Biblia y la moral (Lic. Abel Della Costa)
Introducción a la cuestión de los Evangelios y la historia (Lic. Abel Della Costa)
María, sede de la sabiduría (Lic. Abel Della Costa)
¿Cuándo veré el rostro de Dios? Notas al Salmo 42/3 (Lic. Abel Della Costa)
Sacerdotes según el orden de Melquisedec (Lic. Abel Della Costa)
Biblia y versiones bíblicas (Lic. Abel Della Costa)
Notas al Salmo Primero (Lic. Abel Della Costa)
La Biblia y su sensibilidad ante la historia (Lic. Abel Della Costa)
Ironía Bíblica (Lic. Abel Della Costa)
Los Evangelios: narradores de Jesús, testigos de Cristo (Lic. Abel Della Costa)
Una herejía práctica (Lic. Abel Della Costa)
Algunos procedimientos poéticos de la Biblia (Lic. Abel Della Costa)
El título del Evangelio según San Marcos (Lic. Abel Della Costa)
Traducción y exégesis poética del Prólogo de Juan (Lic. Abel Della Costa)
Apuntes para Babel (Gn 11,1-9) (Lic. Abel Della Costa)
Los hijos de Dios y las hijas de los hombres (Lic. Abel Della Costa)
Algunos indicios acerca de Caín y Abel (Gn 4,1-16) (Lic. Abel Della Costa)
La pronunciación del nombre de Bíblico de Dios (Lic. Abel Della Costa)
Lecturas de la Biblia (Lic. Abel Della Costa)
Ayuno, abstinencia, penitencia... ¿cumplir o no cumplir? (Lic. Abel Della Costa)
¿Una religión in-trascendente? (Lic. Abel Della Costa)
¿Si Dios es bueno por qué permite el mal? (Carlos JBS)
¿Si Dios permite el mal por qué actúa en ciertos momentos particulares? (Carlos JBS)
Ayuno (Lic. Abel Della Costa)
Los privilegios de la Virgen (Lic. Abel Della Costa)
La resurrección del Señor, ¿el gran milagro? (Lic. Abel Della Costa)
Creencia y credulidad (Lic. Abel Della Costa)
Notas sobre el Adviento (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué podemos hacer por nuestros muertos? (Lic. Abel Della Costa)
Capítulo II (Comisión Luterano-Católica para la Unidad)
Capítulo I (Comisión Luterano-Católica para la Unidad)
Introducción (Comisión Luterano-Católica para la Unidad)
Prólogo (Comisión Luterano-Católica para la Unidad)
Del Conflicto a la Comunión (Comisión Luterano-Católica para la Unidad)
El conocimiento humano de Jesús (Lic. Abel Della Costa)
Catequesis sobre la renovación de la Misa (Pablo VI)
Lo que celebró Jesús, lo que celebramos sus discípulos (Lic. Abel Della Costa)
Domingo de Trinidad (Lic. Abel Della Costa)
Descendió a los infiernos (Lic. Abel Della Costa)
«Christus vincit...» (Lic. Abel Della Costa)
Sobre la ascensión de Jesús a los cielos (Lic. Abel Della Costa)
Herejía (Lic. Abel Della Costa)
Razón y «Misterio de la fe» (Lic. Abel Della Costa)
¿Qué veremos cuando no estemos "tras un espejo"? (Lic. Abel Della Costa)
Qué decimos cuando decimos «lenguaje» (Lic. Abel Della Costa)
Dogmas, Dogmatismo, Teología (Lic. Abel Della Costa)
El Dios de los filósofos, el Dios de la fe (Lic. Abel Della Costa)
Publicaciones cuenta con 306 artículos
La Brújula
Un extensa base de sitios web para orientarse en la red: Editoriales y Librerías, Audio y video, Juveniles, Movimientos e instituciones laicas, Liturgia, Utilidades de informática, Filosofía, Teología..., Navidad, Arte, Letras, Cultura, Recursos y mucho más...
Brújula cuenta con 710 links
¿Conoces los salmos?
Son la oración por excelencia, y en esta sección del sitio están acompañados de explicaciones, orientaciones para el rezo cristiano, catequesis de los Padres, y de los Papas, y mucho más.
¿Y a los Padres de la Iglesia?
Siempre es formativo leerlos, o conocer más sobre el mundo de quienes dieron forma a nuestra fe en los primeros siglos de la Iglesia.: Pseudo Sexto, Iglesia de Lyon, Hermias , Escritos episcopales del siglo II contra las herejías y cismas, Presbítero anónimo, Papías de Hierápolis, Juan el Solitario (Juan de Apamea), Rodón, Anónimo a Diogneto , Cayo romano y muchos más...
Música
Visita Música!
Lo que te preguntas
Preguntas sobre la Biblia
Nuestro Señor, en la última Cena, celebró la cena pascual con sus discípulos, pese a celebrarla la víspera del sacrificio de los corderos pascuales en el Templo. Según el rito judío, durante la cena de pascua se bebían 4 cálices de vino, y que Jesús, al llegar el momento de beber el tercer cáliz fue cuando instituyó la Eucaristía, causando el asombro de los Apóstoles puesto que se salía del "guión oficial" de la celebración judía; y entonces salieron del cenáculo en dirección a Getsemaní. Si no he errado, se supone que el cuarto cáliz, el de la consumación, no se había tomado; ¿es este cuarto cáliz el que pide al Padre si podría pasar sin beberlo, y que bebe ya en la Cruz cuando le ofrecieron la esponja bañada en vinagre?
Si Jesús murió un viernes ¿cómo entonces pudo resucitar al tercer día, el domingo?
¿Cómo explicar a un hermano no católico la objeción siguiente: Si Jesucristo instituyó la Eucaristía en la Última Cena entre sus Doce Apóstoles, cómo es que los no apostoles -los 2 de Emaus (Cleofas y un otro)- pudieron reconocer a Jesucristo en la partición del pan, si ellos no estuvieron presentes en Jueves Santo...? Yo le contesté que seguramente en los pocos dias, algunos Apóstoles les explicaron la Institución... Pero llegó la objeción: Si los Apóstoles se dispersaron, atemorizados, encerrados hasta el dia de la aparición del Resucitado ¿cómo pudieron saber esos detalles de la elevación del pan y vino, o sea de la epiclesis..?
¿Quién era Gad?
Como puede uno creer en el Dios cruel y exterminador que describe el Exodo en la noche de la Pascua Judía, que no tuvo compasión de los egipcios? ¿Por qué se sigue leyendo este texto en la Vigilia Pascual?
¿Cómo fue la vida de Benjamin y cuál fue la misíón que Dios le encomendó?
En Josué se menciona a Rahab (o Rajab) la prostituta, relacionada con los espías que van a Jericó (Jos 2 y 6); en el Ev. de san Mateo aparece mencionada nuevamente -en la genealogía de Jesús-, como esposa de Salmón, y madre de Booz, por tanto como tatarabuela de David (Mt 1,5). ¿Cómo se relacionan los dos hechos?
El Sansón biblico ¿es reconocido como santo por la Iglesia catolica? ¿en que mes y fecha se le recuerda?
1.- Al no decir expresamente en la Escritura cuándo y cómo falleció San José el esposo de la Santísima Virgen María, ¿Sería válido considerar que estuvo hasta la pasión, muerte y resurreción de Cristo, aunque fuera de forma velada, o ¿cuál es el sentir del magisterio de la Iglesia en este respecto? 2.- Se podría hablar con propiedad sobre la viudez del la Santísima y bienaventurada siempre Virgen María, con respecto de San José.
Hablando con un hermano de otra denominación, él afirmaba, que Cristo no subió en el Viernes santo con el Buen ladrón, porque dijo: "...Estarás conmigo..." o sea en futuro, y por eso el ladrón sigue "durmiendo en su tumba, como la Virgen María y todos los difuntos". Quise contestarle, pero me vino una duda: Si Cristo en el Domingo de la Resurrección dice a Magdalena: "Noli me tangere, porque AUN NO HE SUBIDO..." ¿Cómo contestarle, si Cristo Jesús entonces no subió en el Viernes Santo con el ladrón...?
En las ocasiones en las que Jesús dice "yo soy" o "soy yo" (ej: Mt 14, 27, Juan 8, 58) ¿está refiriéndose al Tetragrama Sagrado (YHWH)? En los originales griegos, ¿se distingue de alguna manera respecto al uso habitual del verbo ser en primera persona?
En Hebreos 2,9-10 se lee: «Al que Dios había hecho un poco inferior que los ángeles, Jesús, lo vemos ahora coronado de gloria y honor.» Mi pregunta es: ¿Si el Señor Jesús es Dios, cómo puede ser inferior que los ángeles; no debe ser infinitamente superior?
¿Cómo debemos entender la Providencia de Dios? En la Biblia encontramos innumerables ejemplos de confianza en la actuación de Dios, pero en nuestra vida diaria nos encontramos con situaciones difíciles en las que parecemos no obtener respuesta a nuestras súplicas.
Mi hijo se ha unido en matrimonio con su pareja después de cuatro años de convivencia, ¿qué palabras le puedo regalar, aparte de felicidad y que la felicidad del día de hoy te dure toda tu vida?
¿El pecado es innato o adquirido?
¿Qué diferencia hay entre la «justicia de Dios» según el Antiguo y el Nuevo Testamento?
El domingo cristiano y su relación con el sábado judío.
¿En qué parte de la Biblia se encuentra la expresión 'no estés eternamente enojado' y qué significado tiene?
¿En alguna parte de la Biblia se resumen los atributos de Dios? ¿cuáles son esos atributos?
Que quieren decir los versículos de Proverbios 5,15-19 para el matrimonio católico:
15 Bebe el agua de tu cisterna, Y los raudales de tu pozo.
16 Derrámense por de fuera tus fuentes, En las plazas los ríos de aguas.
17 Sean para ti solo, Y no para los extraños contigo.
18 Sea bendito tu manantial; Y alégrate con la mujer de tu mocedad.
19 Como cierva amada y graciosa corza, Sus pechos te satisfagan en todo tiempo;
Y en su amor recréate siempre.
La pregunta es acerca de las diferencias entre algunos nombres y títulos de Jesús: El Verbo, El Hijo, El Hijo de Dios, Jesus, Jesucristo.
¿Las personas que han fallecido, aunque no hayan sido canonizadas, por el hecho de estar en la presencia de Dios, son santas? Ejemplo: Un joven ha recibido el sacramento de la reconciliación y después de haber recibido a Jesús en la Eucaristía, fallece pasados algunos minutos, inexplicablemente. Se podría decir que de ser admitido al cielo a gozar de la presencia viva del Dios Eterno, es un santo, o comparte con los santos de la dicha que no termina, aún sin ser reconocido como santo?
Preguntas sobre liturgia
Hemos iniciado el mes de mayo, mes dedicado a la Stma. Virgen María. ¿Este mes de mayo implica alguna particularidad en la liturgia?
Ayer celebramos la Solemnidad de Pentecostés, con la que se pone término al tiempo de Pascua. Hoy volvemos al tiempo ordinario. Sólo por recabar su opinión, ¿no cree que debería dedicarse más tiempo, litúrgicamente hablando, a la celebración del acontecimiento de Pentecostés? ¿por ejemplo con una octava como con Navidad o Resurrección? Creo que tratándose de un misterio tan importante su celebración queda algo pobre.
Los viernes se hace memoria de la crucifixión del Señor, los sábados, de la Stma. Virgen María y los domingos de la Resurrección. El resto de días de la semana, ¿tienen también algún sentido cristológico o mariano?
Hoy, 29 de abril del 2016 es el día de Santa Catalina de Siena. Sin embargo las lecturas que encontré en el enlace que suelo consultar (http://www.sanpablo.com.ar/lit/liturgia-cotidiana.php) no coincidían con las lecturas propias de la santa a pesar de que en ese enlace decía que es de memoria obligatoria. Mi pregunta es si fue un error no tomar las lecturas propias de Santa Catalina de Siena.
El sábado anterior al Domingo de Ramos se denomina "Sábado de Pasión"; el viernes "Viernes de Dolores". Estos días ¿tienen alguna particularidad en la liturgia? Gracias.
Mi duda es sobre lo que ha ocurrido hoy 19 de marzo de 2016, San José. Mañana 20 de marzo es Domingo de Ramos. La duda es: la noche de 19 de marzo ¿se rezan las primeras completas de domingo (por el Domingo de Ramos) o las segundas completas de domingo (por San José)?
Mi consulta es la siguiente:¿De qué depende que el Tiempo Ordinario tenga 33 o 34 semanas de duración, es decir, ¿cuando se da un caso u otro?
¿Por qué no hay memorias en la liturgia, ni siquiera libres, sobre importantes santos del Antiguo Testamento, como por ejemplo Moisés, Aaron, Abraham, Isaac, Israel, David, los profetas, etc.?
Tres preguntas relativas al cirio pascual: -Durante el tiempo pascual. ¿debe encenderse el cirio en todas las misas o sólo en las de domingos y solemnidades?
-Cuando se usa el incienso en tiempo pascual ¿Se debe incensar el cirio? ¿En qué momentos?
-Si el cirio es presencia del Resucitado en la Iglesia, en la comunidad, ¿Por qué se tiene que apagar al finalizar la solemnidad de Pentecostés y no en la Ascensión? No encuentro coherente que permanezca encendido el cirio hasta Pentecostés.
¿Puede rezarse en tiempo pascual por un difunto recién fallecido utilizando el formulario del oficio de difuntos en lugar ferial de pascua?
Por que existen 3 ciclos de lecturas (a,b,c), y en que se basa la Iglesia para determinar las fechas importantes, por ejemplo: navidad,semana santa etc.
¿De cuáles días litúrgicos las lecturas no cambian año con año? ¿Las lecturas de las Semana Santa son las mismas año con año o en ellas se aplican los ciclos A B C?
Sobre la fiesta de la dedicación de la basílica de San Juan de Letrán: el próximo domingo en el calendario litúrgico de Colombia y en el de mi orden manda que se celebre remplazando así la liturgia del domingo XXXII del tiempo ordinario, mi duda es por qué, si en domingo sólo se celebran las fiestas del Señor, esta vez se celebra la dedicación de este templo Romano, ¿también se considera esta una fiesta del Señor o cuál es el motivo de este caso?
Por favor quisiera saber si las lecturas de los ciclos A, B, C se repiten cada vez que tocan.
¿Cómo puedo calcular o saber el numero de tomo o libro de la Liturgia de las Horas que toca?
¿Cuándo se celebra este año 2013 la liturgia de la solemnidad de la Inmaculada?
¿En qué fechas concretas comienza cada tomo de la liturgia de las horas?
Acerca del establecimiento del grado de las celebraciones
Cuestiones relativas a la «feria mayor»
Celebramos la fiesta patronal de S. Ramón Nonato,titular de la Parroquia. No pudiendo celebrarla el 31 de agosto por ser el patrono también de la diócesis(Norte de Argentina), se ha transladado al domingo siguiente. La pregunta es qué prevalece propio del domingo y qué se puede poner del propio de S. Ramón.
El 24 de Junio de este año (2012) cae en domingo. Es la solemnidad del nacimiento de Juan Bautista. Y en todos los calendarios que he consultado, incluido el de la Santa Sede, esa solemnidad sustituye la celebración del domingo. ¿Cómo puede explicarse que la celebración dominical sea sustituida por una celebración que no es del Señor?
El día anterior a un sábado que no es solemnidad, las lecturas de la misa, ¿pueden ser las del sábado? ¿o deben ser las correspondientes al viernes?
¿Existe un listado con todas las Solemnidades, Fiestas, Memorias obligatorias y libres para México?, porque sé que cada conferencia puede hacer algunas variaciones.
¿Por qué el nacimiento de la Virgen tiene el rango de «Fiesta», mientras que el nacimiento de San Juan Bautista lo tiene de «Solemnidad»?
¿Cómo se sabe qué día inicia el ciclo litúrgico?
¿Cuáles son los tiempos litúrgicos y qué color le corresponde a cada uno?
¿Cómo deben entenderse los ciclos A, B y C, y pares e impares?, ¿se mantienen cada año o varían de fecha?
¿Qué diferencia hay entre «solemnidad», «fiesta», «memoria» y «feria»?
¿Cómo puedo saber en qué día litúrgico estoy?
¿Qué es el «Calendario litúrgico»?
¿Qué diferencia hay entre "memoria libre" y "memoria obligatoria"?
¿Qué es la «octava de Pascua»? ¿la octava semana?
La edición impresa, al terminar las Vísperas de Pentecostés dicen "aquí finaliza el Tiempo Pascual"; las Completas de ese día ¿son o no son de Tiempo Pascual?
¿Por qué el nacimiento de la Virgen no es solemnidad, y sí lo es el nacimiento de san Juan Bautista?
Tabla de precedencia de las celebraciones litúrgicas
¿Por qué la celebración de la semana santa varía, pues en ocasiones es en marzo, otras en abril y en distintas fechas? ¿cómo programa la Iglesia ésta festividad? ¿por qué la pascua de los judios no coincide con la fecha en que nosotros la celebramos?
¿Cómo puedo calcular en qué semana del salterio estoy?
Somos una comunidad religiosa que por constituciones tenemos el Oficio divino completo: laudes, vísperas, hora intermedia y oficio de lecturas. Somos de vida apostólica. En las noches rezamos el oficio de lecturas y en principio rezabamos los 3 salmos y las dos lecturas. Después del responsorio breve de la segunda lectura recitábamos la antifona del cántico y el cántico de completas y luego Reina del cielo. Últimamente algunas hermanas han decidido rezar primero los 3 salmos del oficio de lecturas las dos lecturas y luego los salmos de completas. ¿Cuál sería la forma correcta y litúrgica y el sentido de esto?
¿Qué son los Maitines?
¿Cuál es el modo correcto de unir el Oficio de lecturas a otras horas litúrgicas?
¿Por qué las horas de tercia, sexta y nona tienen los mismos salmos y casi siempre los mismos himnos?
Cuando una celebración litúrgica que no es solemnidad debe celebrarse como solemnidad (por ejemplo, por ser el patrono)¿de dónde se toman las antífonas y salmos de las primeras vísperas?
Si el Oficio de Lecturas se reza a la noche anterior, ¿se debe comenzar con el invitatorio, ya que vendría a ser la primera oración del día litúrgico?
El Oficio de Lecturas, pequeña introducción
¿Qué son las segundas vísperas?¿Cuándo se rezan?
¿Por qué se rezan las horas breves, Tercia, Sexta, Nona y Completas?
¿Por qué en las memorias, incluso en las obligatorias, la Hora Intermedia siempre dice "de la feria"?
¿Por qué los sábados nunca tienen vísperas?
Acerca de las Completas, ¿puede rezarse siempre las del domingo, o sólo en algunos tiempos litúrgicos?
¿Qué es la "hora intermedia"?
En alguna edición manual, en el oficio de Lectura, en la primera lectura aparece una para el año I y otra para el II, ¿cómo identificar en que año estamos? ¿a qué se debe la diferencia con las ediciones habituales y con la edición de ETF?
¿Por qué algunas memorias obligatorias se celebran como fiestas? Por ejemplo Sta. Inés, María Magdalena...
¿Cuando se reza en una comunidad en la que el superior es un laico, pero está presente un ministro ordenado, debe presidir el superior o el ministro ordenado? ¿Si preside el superior, debe hacer el sacerdote (o diácono) la bendición final?
¿Se puede incluir la celebración de vísperas en una "hora santa"?
Dentro de los cuatro tomos de la edición impresa, ¿dónde se encuentran las Completas?
¿Qué es el Oficio de Tinieblas? He averiguado que es un rito preconciliar; ¿se podría volver a realizar?
¿Qué salmos se rezan en las cuatro semanas del salterio?
Veo que se reza muchas veces el Gloria. Para mi es mas breve y me concentro mas en la alabanza al Señor si sustituyo la oracion del Gloria por esta otra «Gloria a ti Dios mio, para siempre», rezandola cuando yo este solo, no en comunidad. ¿Es correcto hacer esto?
Hola, quería saber si la Liturgia de la Horas tiene variantes según sea editada en España, América Latina o Estados Unidos. He visto que hay ediciones llamadas Para los fieles, Edición popular, etc. Tengo intención de comprar un volumen por internet y quiero estar seguro de si hay variantes.
Tres dudas sobre el modo de rezar la Horas y su carácter de oración «de la Iglesia»
¿Un buen libro para el rezo de La Horas como laico (principalmente Laudes y Vísperas)? (y económico).
¿Puede guardarse un día litúrgico entero, con todas sus horas, de una sola vez?
Los colores de las cintas separadoras que trae la edición manual de la LH, tienen algún significado en especial? ¿cómo se usan?
¿Cuáles son las relaciones entre la Eucaristía y la Liturgia de las Horas?
¿Se pueden rezar vísperas y completas de una sola vez, haciendo una «mini-pausa» entre las dos para diferenciarlas?
¿Puede rezarse la liturgia ocasionalmente, aunque uno no la siga todos los días, como por ejemplo al ir a un retiro, o en un tiempo "fuerte"?
¿Podemos los laicos utilizar la versión completa de la liturgia de las horas (versión en varios volumenes) o sólo es para los sacerdotes y consagrados?
¿Por qué los textos de la versión latina de la Liturgia de las Horas no siempre coinciden con la versión en español?
¿Por qué es recomendable el rezo de la Liturgia de las Horas por todos los fieles?
¿Qué es más importante para que un laico rece cada días, la Liturgia de las Horas, la Misa o el Rosario?
¿Qué significa que el rezo de las Horas es «liturgia»? ¿cómo aprovechar ese aspecto de la oración?
¿Qué es la «obligación canónica» de rezar las Horas?
¿Cómo se divide el tiempo liturgico?
¿Por qué el Padrenuestro se reza sólo en Laudes y Vísperas?
¿Contiene el programa de ETF la totalidad de la Liturgia de las Horas oficial?
Sobre las posiciones corporales al rezar la Liturgia de las Horas
¿Qué salmos y antífonas deben tomarse en las memorias obligatorias? ¿los del día de feria o los del común del santo?
Hace tiempo asistí a una eucaristía del Camino Neocatecumenal. Comprobé que la eucaristía presentaba diferencias con la Misa, digamos ordinaria. Lo que más llamó mi atención fue la forma de recibir los fieles la sagrada comunión. También me sorprende que, en una misma parroquia, tengan lugar celebraciones de la eucaristía con esas diferencias. ¿Qué opina la Iglesia sobre esas eucaristías que presentan diferencias con respecto a las que participan el resto de los fieles?
¿Puede oficiarse la misa en cualquiera de los altares laterales que hay en los templos antiguos? Como se trata de capillas donde el altar está pegado al retablo, ¿se celebraría la misa con el sacerdote de espaldas a pesar de usar el nuevo ordo missae?
En las Misas solemnes, cuando se llevan las ofrendas en procesión, ¿deben ir precedidas por la cruz y ciriales?
En el momento de la comunión, ¿es correcto que el sacerdote disponga las sagradas formas y el cáliz al frente del altar y que cada fiel las tome por si mismo?
En la solemnidad de la Inmaculada Concepción en España está permitido el uso del color azul en la liturgia. ¿Se puede usar este color azul en otras solemnidades o fiestas de la Virgen María, como la Asunción, la Natividad de María, la Purificación, la Anunciacion, etc.?
Fui a una concelebración y el Obispo del lugar no era el celebrante principal sino que el principal era un sacerdote que estaba cumpliendo años mientras el obispo hacia de concelebrante segundo y el vicario general de concelebrante primero. Esto me llamo fuertemente la atención pero quizá esto se pueda hacer. Quería saber si hay algún documento que indique tal situación o la contraria.
¿Tocar los instrumentos en tiempo de cuaresma está totalmente prohibido o puede tocarse alguno como un órgano para apoyar el canto?
¿Es incorrecto comenzar la Monición de Entrada con «hermanos y hermanas» o necesariamente hay que escribir sólo «hermanos»?
¿Está permitido que en una misa de niños, los niños suban al altar para rezar o cantar el Padre nuestro junto con el Sacerdote?
Quisiera saber si en la narración de la Pasión (Domingo de ramos y Viernes santo), el sacerdote es el que debe decir «Pasión de Nuestro señor Jesucristo según San....» y al finalizar «Palabra del Señor», o si esto le corresponde al que tiene a su cargo ser el narrador.
Quisiera saber si en el rezo del padrenuestro en la eucaristía los laicos pueden o deben (o no pueden ni deben) hacerlo con las manos levantadas.
¿La misa es una fiesta o es el sacrificio de la cruz?
El ayuno eucarístico, ¿obliga al menos una hora antes de la comunión o del comienzo de la misa?
¿Cuándo un laico puede comulgar con la Sangre de Nuestro Señor? ¿Por qué sólo comulgamos con el pan y no con el cáliz?
¿Es conveniente representar o dramatizar el evangelio en la misa de los niños? ¿Es recomendable? ¿Tiene algo en su contra?
Cuando se canta el Padre nuestro en las celebraciones, ¿se puede cantar el amen al final? en los misales se omite esta palabra, así que el coro (en mi parroquia) repite «libranos del mal», ¿es correcto?
En la celebración de la Eucarístia, al subir al ambón a proclamar las lecturas o el Salmo responsorial: ¿Se tiene que hacer inclinación de cabeza al sacerdote que preside la misa?
¿Deben los fieles extender las manos al rezar el Padrenuestro en al eucaristía?
¿Es correcto permitir a las niñas participar como acólitos (monaguillos) en la Santa Misa?
Cuando el sacerdote da la Sagrada Comunión a los fieles, ¿es correcto que signe en la frente a los niños que acompañan al comulgante?
¿Puede un sacerdote ayudar en la Santa Misa haciendo las veces de monaguillo?
¿El día 1 de enero es solemnidad de precepto? ¿es obligatorio asistir a misa?
La fórmula «por Cristo, con él y en él» que se recita en la misa, ¿debe ser dicha por el sacerdote o por toda la asamblea?
¿Cuándo se permite exponer el Santísimo Sacramento en la custodia?
¿Puede el Ministro Extraordinario de la Eucaristía de manera regular tomar con sus manos la sagrada comunión para distribuirla?
¿Está dentro de las rúbricas de la liturgia el tomarse de las manos durante el rezo del Padre Nuestro en la misa?
¿Varian los evangelios en los tres ciclos de lectura de la misa dominical?
En el caso que no pueda asistir a la misa, ¿puedo sustituir la lectura breve por las lecturas y evangelio que correspondiente al día?
¿Puede un sacerdote negar la Eucaristía a alguien que se acerca a comulgar?
¿Puede un acólito dar la comunión?
¿En qué momento hay que pararse en la misa, cuando el sacerdote dice la oración sobre las ofrendas o cuando empieza a dialogar con la asamblea («elevemos nuestro corazón», etc.)?
Si quiero rezar el oficio litúrgico que corresponde al día, y el mismo día el oficio de difuntos, ¿cómo puedo rezarlo? Por ejemplo, si en Laúdes rezo el laúdes correspondiente a ese día, por ejemplo, el lunes de la II semana del salterio, ¿cómo puedo rezar ese mismo día el Laúdes del oficio de difuntos, tendría que rezar los dos cambiando las horas de cada uno, o debería de elegir uno de los dos y no rezar el otro?
Por favor quisiera saber si la Exaltación de la Santa Cruz tiene primeras vísperas, pues aunque en el calendario es fiesta la celebramos como solemnidad por ser San Miguel Arcángel el patrón. Muchas gracias.
En el rezo comunitario de la Liturgia de las Horas, el gloria que se dice al final de cada salmo o cántico ¿lo debe recitar completo el coro al que le corresponde o se hace de forma responsorial y dice una parte cada uno?
Al iniciar las Laudes o el Oficio de lecturas como primera oración del día, durante el versículo inicial «Señor, ábreme los labios...», ¿Hay que signarse en la boca o lo que hay que hacer es la señal de la cruz antes de empezar la oración? En las rúbricas no encontramos respuesta ni tampoco en la Ordenación General de la Liturgia de las Horas.
Las rubricas de la liturgia de las horas prescriben que en la horas mayores antes de la oración conclusiva no se dice «oremos», en cambio en las horas menores manda que se diga «oremos». Mi duda es si esa invitación sólo se hace cuando preside el oficio un ministro ordenado o también se debe hacer cuando preside un laico, por ejemplo un seminarista.
¿Se puede rezar el oficio de difuntos en cualquier día por los difuntos en general?
En Laudes y Vísperas, ¿hay que ponerse de pie antes de recitar la antífona del Cántico evangélico, o propiamente para el cántico?
Respuesta a una consulta sobre la recitación del Cántico Evangélico de la liturgia de las horas.
En el caso de que se celebre la Misa con laudes, y que esto abra la oración litúrgica del día, ¿deberíamos comenzar la celebración con el «Señor, ábreme los labios» del invitatorio? Y si esto lo hacemos un día festivo, ¿dónde colocar el canto de entrada?
Tengo grabados los cánticos de la liturgia, ¿puedo utilizar esas grabaciones durante el rezo que hago con mi familia?
Cuando rezo de modo individual, en la cánticos del AT y evangélicos ¿se reza la antífona al inicio y final o intercalando como en los salmos?
¿Se puede rezar el rosario intercalado con laudes?
Si por alguna circunstancia no puedo rezar Laudes, Vísperas o Completas de forma entera, ¿Es válido a lo menos recitar con fervor el himno de estas y agradecer al final del día mi jornada con la antífona final de la Virgen María?
¿Qué postura corporal debo tener al rezar la liturgia de las Horas, sentado, de rodillas o de pie?
¿Se puede cantar el MAGNÍFICAT en las Vísperas o sólo puede ser rezado?
Soy un laico que quiere rezar la liturgia de las horas, he copiado los salmos y otros textos, pero ¿puedo para ahorrar espacio usar siempre las mismas preces?
¿Qué significa el asterisco (*) que se encuentra en los responsorios de Oficio de Lectura, Laudes y Vísperas en la edición impresa?
Organizar la oración para la vigilia de Pentecostés.
¿Qué significa una crucecita roja que aparece al inicio de algunos versículos de algunos salmos?
¿Cómo debe ser recitado el cantico que esta en el salterio (ya sea del AT o del NT)? ¿es cierto que debe ser rezado a una sola voz por toda la comunidad?
Quisiera saber el significado exacto de las letras «V» y «R» que están en la Liturgia de las Horas (por ej. en el invitatorio)
¿Cuando se puede y cuándo se debe rezar un laico el oficio de difuntos? ¿sustituye éste las oraciones del oficio del día?
¿Por qué se debe hacer la señal de la cruz al inicio de los cánticos evangélicos?
Después de «Señor, ábreme los labios», ¿se reza Gloria? Si no hay que rezar Gloria siempre, ¿en qué casos no hay que rezarlo? ¿Cuándo hay que añadir Aleluya al Gloria?
¿La antifona mariana de Completas se puede sustituir por una Avemaría?
¿Cómo se reza la liturgia de las horas en forma cantada?
¿Qué posturas corporales se utilizan en el rezo de las Horas?
¿Cómo debe ser el lugar donde se celebre la Liturgia de las Horas?
¿Qué es una «commemoracion»? ¿Cuándo una memoria es una conmemoracion? ¿cómo se organiza el rezo de una conmemoración?
¿Puedo poner durante el rezo de vísperas, en lugar de la lectura breve, las lecturas del oficio de lectura y después continuar con lo restante de la las vìsperas?
¿Cómo es el rezo comunitario de las antífonas de los salmos y de los cánticos evangélicos? ¿Las rezan todos junts? ¿las reza sólo el que dirige la oración?
Desearía aprender a rezar las Horas
Preguntas sobre los santos
¿Por qué la beata Isabel de Francia (22 de febrero) aparece como beata en el santoral de ETF, mientras que en otros santorales que hay en línea aparece como santa?
¿Podría decirme si en siglos anteriores Santa Eduvigis se celebro el día 17 de octubre y no el 16 como ahora, y por qué?
¿Cuándo es realmente la onomástica de Sta. Judit, el personaje bíblico?
¿Se puede incurrir en idolatría ante una excesiva veneración de una imagen de Nuestro Señor o de la Virgen?
¿Es posible que se celebre en algún pueblo de España la festividad de San Daniel el 29 de enero?
Me gustaría saber acerca de san Ranulfo, ya que mi padre se llama así.
Por qué no aparece S. Fermín en el 7 de julio? ¿cuál de los cuatro santos con ese nombre corresponde al patrono de Pamplona?
En el santoral de Internet de las diócesis de Mérida-Badajoz y Canarias aparece como mártir Santa Aroa y su celebración el 5 de julio, pero no encuentro a esta mártir en el martirologio romano. ¿A qué se debe? ¿Quizá puede ser una mártir de otras Iglesias? Si es así, ¿por qué lo incluyen las diócesis mencionadas?
¿Sobre que argumentos se basa la Iglesia para sustentar el tema de la beatificación y canonización de las personas, se basa en la biblia, en la Tradición o en el Magisterio?
¿Quién es Sor Sofía María Gabriel? ¿Realmente existen sus profecía? ¿Han sido aprobadas por la iglesia?
Quisiera saber si san Jorge es venerado en el santoral católico o solo en el ortodoxo
Acerca de la devocion a la Medalla Milagrosa y a las apariciones de la Virgen a santa Catalina Labouré.
¿Por qué se celebra el día de Santa Rosa de Lima el 30 de agosto?
Acerca de la celebración litúrgica del beato Juan Pablo II el 22 de octubre
¿Es aceptable la existencia de santorales que no son el oficial?
Algunos sitios de internet recomendables para el tema de los santos:
¿Qué es la «canonización»?
Lo que te preguntas cuenta con 246 preguntas
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa