Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Foros: La voz del Espíritu
tema: «La Asunción por el hermano Alois de Taize»
Arte - Familia - Hoy en la Iglesia - La voz del Espíritu - Mil nombres para Dios - Temas de Biblia - Teología - Zona Periscopio - Zona Café
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Temas:
mensajes por página:
por Maite (16-mar-2017)
por Carlos JBS (15-ene-2017 - último: 20-ene-2017, 18:48:19)
por Carlos JBS (29-sep-2016 - último: 27-dic-2016, 13:49:01)
por Maite (07-sep-2016 - último: 04-oct-2016, 09:39:02)
por Rosy (02-ene-2012 - último: 05-sep-2016, 04:14:48)
por soledad (19-oct-2011 - último: 17-nov-2015, 15:09:40)
por Margarita (i) (29-dic-2012 - último: 14-oct-2015, 06:55:40)
por Soledad (i) (11-oct-2015 - último: 14-oct-2015, 06:46:15)
por Maite (27-ago-2015 - último: 28-ago-2015, 12:49:07)
por Maite (27-ago-2015 - último: 28-ago-2015, 12:48:17)
por Maite (27-ago-2015)
por Maru Courtney (11-sep-2003 - último: 01-ago-2015, 10:53:42)
por Maite (19-feb-2015 - último: 28-feb-2015, 14:29:01)
por BOINA ROJA (i) (06-jul-2006 - último: 09-ene-2014, 15:17:17)
por Andy (06-jul-2009 - último: 10-oct-2013, 02:14:01)
por Maite (20-ago-2013 - último: 06-sep-2013, 11:30:04)
por Maite (30-ago-2013 - último: 01-sep-2013, 16:28:12)
por Maite (04-jul-2013 - último: 15-jul-2013, 09:20:18)
por Abel (14-may-2013 - último: 16-jun-2013, 12:07:12)
por Abel (31-mar-2013 - último: 01-abr-2013, 02:57:26)
por Abel (19-ene-2013 - último: 20-ene-2013, 22:08:24)
por Maite (10-dic-2012 - último: 14-dic-2012, 15:31:31)
por Maite (07-dic-2012 - último: 08-dic-2012, 15:11:55)
por Maite (25-nov-2012 - último: 28-nov-2012, 12:46:53)
por Maite (14-nov-2012 - último: 15-nov-2012, 22:22:03)
por flaviamile (30-jun-2011 - último: 19-oct-2012, 16:20:52)
por Maite (12-sep-2012 - último: 16-sep-2012, 11:46:34)
por Abel (04-sep-2012 - último: 05-sep-2012, 02:52:39)
por Carlos JBS (30-may-2012 - último: 25-ago-2012, 08:12:13)
por Abel (11-ago-2012 - último: 16-ago-2012, 13:30:08)
por Hernan (14-jul-2012 - último: 09-ago-2012, 00:06:48)
por Maite (27-may-2012 - último: 27-may-2012, 23:03:42)
por Maite (12-abr-2012 - último: 13-abr-2012, 13:20:11)
por Abel (06-abr-2012 - último: 12-abr-2012, 19:16:18)
por Maite (25-feb-2012 - último: 26-mar-2012, 18:28:37)
por Maite (24-mar-2012 - último: 24-mar-2012, 19:49:31)
por Abel (08-jul-2010 - último: 12-mar-2012, 17:18:51)
por feminico (24-oct-2011 - último: 05-mar-2012, 18:39:24)
por Abel (11-feb-2012 - último: 03-mar-2012, 14:53:55)
por Gerard (01-feb-2012 - último: 02-feb-2012, 17:08:54)
por Rosy (07-jul-2011 - último: 31-dic-2011, 06:24:52)
por soledad (03-nov-2011 - último: 11-dic-2011, 11:55:46)
por Rosy (10-mar-2011 - último: 07-jul-2011, 22:03:55)
por Maricruz (18-jun-2011 - último: 22-jun-2011, 05:55:45)
por Abel (16-jun-2011 - último: 16-jun-2011, 16:45:29)
por Gerard (24-abr-2011 - último: 03-may-2011, 18:20:53)
por Abel (30-mar-2011 - último: 05-abr-2011, 00:15:48)
por Maricruz (08-mar-2011 - último: 10-mar-2011, 09:34:31)
por Rosy (16-oct-2010 - último: 10-mar-2011, 01:26:49)
por Abel (07-ene-2011)
por Abel (08-nov-2009 - último: 04-ene-2011, 10:27:44)
por Abel (09-dic-2010 - último: 13-dic-2010, 23:38:35)
por Abel (02-dic-2010 - último: 10-dic-2010, 01:52:39)
por Abel (06-nov-2010 - último: 15-nov-2010, 12:41:47)
por sol g. (04-feb-2007 - último: 21-oct-2010, 18:37:31)
La misa (23)
por Fej Delvahe (i) (03-oct-2010 - último: 08-oct-2010, 14:16:51)
por Abel (28-jun-2010 - último: 04-jul-2010, 05:08:32)
por Abel (24-jun-2010 - último: 24-jun-2010, 22:46:22)
por Abel (19-jun-2010 - último: 20-jun-2010, 09:08:20)
por Abel (01-jun-2010 - último: 01-jun-2010, 22:15:56)
por Satsang (21-nov-2009 - último: 12-may-2010, 02:34:33)
por Abel (13-abr-2010 - último: 17-abr-2010, 15:38:10)
por Pitus minor (20-mar-2010 - último: 22-mar-2010, 14:49:04)
por Toñi (29-may-2008 - último: 08-dic-2009, 04:59:32)
por mizales (01-dic-2009 - último: 06-dic-2009, 16:20:29)
por Jorge (i) (13-jul-2009 - último: 02-dic-2009, 07:11:35)
por Luis Manuel (24-nov-2009 - último: 30-nov-2009, 19:34:40)
por Gerard (02-oct-2008 - último: 30-nov-2009, 00:38:50)
por Gerard (18-nov-2008 - último: 29-nov-2009, 10:48:32)
por Gerard (07-jul-2009 - último: 28-nov-2009, 14:16:30)
por Carlos JBS (08-jun-2009 - último: 10-jul-2009, 12:38:24)
por Alberto (02-feb-2009 - último: 13-jun-2009, 18:02:21)
por jorgeluis (30-abr-2009)
por Carlos JBS (22-abr-2009 - último: 30-abr-2009, 01:55:58)
por MIGUEL (i) (23-abr-2009 - último: 24-abr-2009, 05:33:06)
por Gerard (07-abr-2009 - último: 11-abr-2009, 03:52:34)
por Gerard (13-oct-2008 - último: 16-oct-2008, 02:04:18)
por Toñi (01-oct-2007 - último: 02-sep-2008, 07:55:27)
por Abel (27-jul-2008 - último: 11-ago-2008, 17:15:29)
por Abel (20-ene-2008 - último: 28-jul-2008, 12:35:51)
por Carlos JBS (17-may-2007 - último: 18-may-2008, 16:18:03)
por Gerard (05-may-2008 - último: 13-may-2008, 14:06:49)
por Alberto (02-may-2008 - último: 05-may-2008, 12:58:19)
por hopla (21-oct-2007 - último: 21-mar-2008, 00:38:12)
por hopla (20-mar-2008 - último: 20-mar-2008, 10:46:16)
por Letty (07-ene-2007 - último: 23-feb-2008, 12:36:01)
por Toñi (29-nov-2007 - último: 07-dic-2007, 20:48:55)
por Alberto (i) (15-sep-2007 - último: 17-sep-2007, 21:16:48)
por Alberto (18-jul-2007 - último: 21-ago-2007, 01:43:45)
por geruhza (i) (07-oct-2006 - último: 03-ago-2007, 07:14:22)
id: 61988
permalink del tema entero: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_61988
La Asunción por el hermano Alois de Taize
por: Maite (80.30.141.---) - 30-ago-2013, 12:44:06

Icono de la Virgen de Taizé

«Nada es imposible para Dios»: comprendiendo que Dios la necesitaba para poder venir a la tierra, María cree en la palabra del ángel. (Luc 1.26-38)

No había vivido aún con José cuando el ángel le dice que tendría un hijo que sería el Cristo de Dios. Lo que se le había anunciado era humanamente imposible. Habría tenido muy buenas razones para decir no. Sin embargo, ella digo sí.

Y la manera en que Dios actúa, inaudita, inaugurada en Abrahán quien tuvó confianza sin saber a dónde iba, se realiza en ella de una manera nueva y única.

El Evangelio llama a María «llena de gracia»: desde siempre, había sido amada por Dios, y, preparada para lo que Dios esperaba de ella. Ninguno de sus vecinos podía adivinar el misterio que María de Nazaret llevaba en su interior.

¿No es en un profundo silencio donde los misterios más grandes suceden?

En la historia, a veces basta con unas pocas personas para cambiar el rumbo de los acontecimientos. La confianza y el valor de María bastaron para dejar que Dios entrase en la humanidad.

Dios esperaba de esta muchacha joven un sí libre. Ella lo pronuncia: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» De ahí en adelante, su fe será probada severamente. El nacimiento de Jesús en la improvisación, la distancia que el muchacho de doce años marca con respecto a sus padres, la respuesta cortante por la cual Jesús le da a entender que en lo sucesivo existen lazos más profundos que los de la sangre, todo ello no le hace perder la confianza.

En Caná, invita a otros a entrar en esa misma confianza: «Haced lo que él os diga.» (Juan 2.1-12) Su sí, ella lo pronuncia de nuevo en el momento en el que todo se vuelve incomprensible, incluso absurdo. Cuando Jesús muere en una cruz, ella esta ahí. Y entonces Jesús la confía como madre al discípulo Juan. (Juan 19.25-27)

Este sí de toda una vida, es el que Dios espera de cada una, de cada uno de nosotros. Es como si nos dijese: «Te necesito para que el Evangelio pueda llegar a todos los hombres. No temas tus límites ni los sufrimientos. No te abandonaré jamás.»

El icono de María, Madre de Dios, presentándonos su hijo, muestra que, previamente a poner la confianza en el Evangelio, ella nos orienta hacia la persona de Jesús. El icono reproducido aquí se encuentra en la iglesia de Taizé. Fue bendecido en 1962 por el Metropolitano Nikodim, de la Iglesia ortodoxa rusa, cuando nos visitó.

La Virgen María prefigura la Iglesia. En la comunión de los santos estamos ligados a ella, como a una madre muy cercana. Innumerables creyentes han encontrado consolación y ánimo al acudir a ella, con la confianza que está viva junto a Dios. Muchas personas desvalidas encuentran a su lado sosiego para sus heridas, una sanación del corazón.

La veneración de María forma parte de nuestra alabanza de Dios: cuando meditamos la manera en que Dios se ha encarnado, adoramos a Cristo y nos maravillamos también ante María.

La veneración de María ha adoptado diferentes formas según los lugares y las épocas. (*) Comenzando por el evangelista Lucas que pone en labios de María estas palabras: «Todas las generaciones me llamarán bienaventurada.» (Lucas 1.48) Algunos himnos antiguos cantan esta alabanza de María con una gran belleza poética: «Alégrate, tú que llevas en tu seno a Quien lleva todo; alégrate, Estrella que anuncias la salida del Sol; alégrate, tú que acoges en tu carne tu hijo y tu Dios; alégrate, tú que eres primicia de la Creación nueva.» (Himno acatista a la Madre de Dios)

La fiesta del 15 de agosto, que proviene de Oriente, probablemente de Jerusalén, celebra la consumación del peregrinaje de María. Ella, a partir de ese momento, está junto a Cristo. Él ha tomado cerca de sí a quien el Espíritu Santo había preparado para que le diese la vida en la tierra. La fe de la Virgen se convierte en visión. María testimonia que la obra de la reconciliación realizada por Cristo halla su cumplimiento.

Los cristianos de Oriente no hablan de «asunción» sino de «dormición» de la Virgen. Su manera de respetar el misterio es deteniéndose, por así decirlo, en el umbral. Cuando, de forma más explícita, La Iglesia católica dice que María fue «elevada a la gloria del cielo en cuerpo y alma» (Concilio Vaticano II, Lumen Gentium 59), está afirmando que la Virgen María es acogida en Dios con toda su persona, con todo lo que constituye su vida.

María permanecerá siempre como el ejemplo de la fe. Hoy, cuando un sí para siempre en el matrimonio o el celibato se cuestiona fácilmente, es aún más importante que aquellas y aquellos que han dado ese sí lo mantengan vivo y lo alimenten, inspirados por María.

Contemplar el sí de María, el camino que ella ha recorrido hasta su acogida en Dios, confirma que «nada es imposible para Dios », y ello puede conducirnos a asumir el riesgo de jugarnóslo todo a la fe en Cristo.

(*) Varios documentos ecuménicos, entre ellos el del Grupo de Dombes («María en el designio salvífico de Dios y en la comunión de los santos», 1997) abre una vía para que todos los bautizados reconozcan juntos el lugar que tiene la Virgen María en el plan de salvación, mediante la aceptación de que existen formas diversas de veneración. ¿Cómo la madre del Señor, figura de la Iglesia, podría separarnos? No, ¡ella nos une!

Copyright © Ateliers et Presses de Taizé.- Publicado en el periódico « La Croix ».

Un abrazo

Maite

“Hijo ahí tienes a tu Madre”

id: 61993
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_61993
Re: La Asunción por el hermano Alois de Taize
por: Abel (81.203.151.---) - 01-sep-2013, 16:28:12

Creo que el escrito, bellísimo, hace referencia a este ícono. Muchas gracias Maite por este texto, la asunción como plenitud del "sí" de la Virgen, qué idea más sintetica, cierta y bellamente expresada.


-----------------
«Muestra las maravillas de tu misericordia, tú que salvas a quien se refugia a tu diestra.» (S 17)

Nuevo mensaje en el foro La voz del Espíritu
título:
autor:
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa