Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Foros: Teología
tema: «Las Mortificaciones de los Santos»
Arte - Familia - Hoy en la Iglesia - La voz del Espíritu - Mil nombres para Dios - Temas de Biblia - Teología - Zona Periscopio - Zona Café
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Temas:
mensajes por página:
por Carlos JBS (13-abr-2017)
por Carlos JBS (25-mar-2017 - último: 02-abr-2017, 17:40:30)
por Carlos JBS (21-feb-2017 - último: 22-mar-2017, 12:20:24)
por Carlos JBS (25-feb-2017 - último: 15-mar-2017, 14:54:25)
por Carlos JBS (02-mar-2017 - último: 06-mar-2017, 09:40:17)
por Carlos JBS (15-nov-2016 - último: 20-feb-2017, 11:59:50)
por Carlos JBS (16-feb-2017 - último: 20-feb-2017, 11:29:52)
por Carlos JBS (30-dic-2016 - último: 16-feb-2017, 12:45:47)
por Carlos JBS (07-feb-2017 - último: 15-feb-2017, 11:43:57)
por Carlos JBS (06-feb-2017 - último: 11-feb-2017, 14:26:16)
por Maite (11-feb-2017)
por Maite (27-ene-2017 - último: 05-feb-2017, 10:13:03)
por Carlos JBS (02-dic-2016 - último: 03-feb-2017, 10:31:49)
por Carlos JBS (28-ene-2017 - último: 28-ene-2017, 19:13:53)
por Maite (12-ene-2017 - último: 23-ene-2017, 12:36:19)
por Maite (12-ene-2017)
por Carlos JBS (30-dic-2016 - último: 11-ene-2017, 15:37:18)
por Carlos JBS (10-ene-2017 - último: 11-ene-2017, 07:40:14)
por Maite (03-ene-2017 - último: 06-ene-2017, 16:26:03)
por Maite (14-dic-2016 - último: 05-ene-2017, 19:51:15)
por Maite (14-dic-2016)
por Maite (08-dic-2016)
por Carlos JBS (29-oct-2016 - último: 02-nov-2016, 06:38:38)
por Carlos JBS (30-sep-2016 - último: 30-sep-2016, 22:59:33)
por Carlos JBS (29-sep-2016 - último: 29-sep-2016, 06:57:15)
por Carlos JBS (06-ago-2016 - último: 27-sep-2016, 21:45:18)
por Carlos JBS (24-sep-2016 - último: 24-sep-2016, 09:40:14)
por Maite (01-sep-2016)
por Carlos JBS (20-ago-2016 - último: 01-sep-2016, 17:24:17)
por Carlos JBS (11-ago-2016 - último: 01-sep-2016, 17:08:40)
por Maite (25-ago-2016 - último: 01-sep-2016, 17:06:12)
por Carlos JBS (11-ene-2010 - último: 25-ago-2016, 09:58:21)
por Maite (18-ago-2016 - último: 25-ago-2016, 09:49:02)
por Maite (18-ago-2016)
por Carlos JBS (11-ago-2016)
por Carlos JBS (27-jun-2016 - último: 02-ago-2016, 12:11:52)
por Carlos JBS (26-jun-2016 - último: 02-ago-2016, 11:49:59)
por Carlos JBS (01-jul-2016 - último: 02-ago-2016, 10:02:29)
por Maite (30-jul-2016)
por Maite (30-jul-2016)
por Carlos JBS (22-jul-2016)
por Carlos JBS (17-jul-2016 - último: 19-jul-2016, 18:43:19)
por Maite (19-jul-2016)
por Carlos JBS (29-may-2016 - último: 31-may-2016, 15:39:15)
por Carlos JBS (10-abr-2006 - último: 04-mar-2016, 12:00:11)
por Maite (29-oct-2015 - último: 24-feb-2016, 16:29:15)
por PABLO (i) (30-dic-2007 - último: 24-sep-2015, 16:52:57)
por Maite (11-jul-2015 - último: 16-jul-2015, 18:13:40)
por Maite (02-jun-2015 - último: 20-jun-2015, 13:29:04)
por Maite (06-jun-2015 - último: 20-jun-2015, 13:11:55)
por Maite (13-jun-2015)
por donmanu1 (21-abr-2015 - último: 19-may-2015, 01:24:22)
por Maite (02-abr-2015 - último: 09-abr-2015, 11:04:43)
por Miguel Casas (i) (03-mar-2015 - último: 14-mar-2015, 19:27:05)
por Maite (11-dic-2014 - último: 11-feb-2015, 09:23:11)
por Maite (13-dic-2014 - último: 22-ene-2015, 14:32:37)
por Maite (13-dic-2014 - último: 22-ene-2015, 10:32:22)
por Talita Kumi (11-mar-2014 - último: 22-ene-2015, 08:55:10)
por jacologo (15-dic-2014 - último: 29-dic-2014, 14:46:07)
por fray hugo (16-dic-2014)
por Maite (06-ago-2014 - último: 11-dic-2014, 16:34:43)
por Maite (18-nov-2014 - último: 30-nov-2014, 14:11:54)
por Maite (01-jul-2014 - último: 14-sep-2014, 13:33:33)
por José (i) (06-sep-2014 - último: 07-sep-2014, 17:27:30)
por Fran.es (i) (04-jul-2014)
por TK (i) (13-mar-2014 - último: 29-mar-2014, 14:16:55)
por Talita Kumi (i) (27-feb-2014 - último: 17-mar-2014, 23:42:03)
por Abel (16-mar-2014 - último: 17-mar-2014, 11:39:53)
por Maite (04-nov-2005 - último: 02-mar-2014, 01:50:04)
por jorge (28-jun-2003 - último: 18-ene-2014, 14:48:51)
por TALITA KUMI (i) (26-dic-2013 - último: 27-dic-2013, 23:55:30)
por TALITA KUMI (i) (22-dic-2013 - último: 22-dic-2013, 22:32:30)
por Carlos JBS (15-may-2007 - último: 28-nov-2013, 03:45:05)
por Maite (03-oct-2013 - último: 22-oct-2013, 18:50:57)
por Maite (01-oct-2013)
por Teresiano (15-jul-2010 - último: 02-jul-2013, 14:44:14)
por Alberto (08-oct-2003 - último: 14-may-2013, 19:39:07)
por ABUELO-AMERICANO (14-abr-2013 - último: 17-abr-2013, 15:15:05)
por Abel (30-oct-2012 - último: 31-mar-2013, 00:59:05)
por Maite (04-mar-2013 - último: 11-mar-2013, 13:56:07)
por Maite (17-dic-2012 - último: 19-dic-2012, 17:49:57)
por gonzalog (25-oct-2012 - último: 15-dic-2012, 20:47:30)
por Carlos JBS (05-dic-2007 - último: 08-dic-2012, 14:49:59)
por angelortega (31-oct-2010 - último: 07-dic-2012, 04:34:46)
por Ariel (12-oct-2012 - último: 25-oct-2012, 11:51:36)
por Carlos JBS (14-ago-2012 - último: 20-oct-2012, 03:13:01)
por Abel (31-ago-2012 - último: 16-oct-2012, 01:23:34)
por Carlos JBS (14-ago-2012 - último: 02-sep-2012, 08:44:40)
por Carlos JBS (14-ago-2012 - último: 28-ago-2012, 19:53:02)
por Kanbei (05-dic-2009 - último: 15-ago-2012, 21:52:56)
id: 64285
permalink del tema entero: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64285
Las Mortificaciones de los Santos
por: Carlos JBS (187.216.136.---) - 11-ago-2016, 00:24:56

Estoy leyendo una biografía de Ignacio de Loyola y todo iba bien, su vida vana, su conversión, su pobreza... llegue a una parte donde hablan acerca de sus moritificaciones y las de Francisco Javier que "lamio y comio la sarna de uno de los incurables que cuidaba".

No soy ni de cerca Santo ni es mi interes racionalizar en exceso esto pero ¿han reflexionado ustedes acerca de estas mortificaciones? ¿o este amor? Lei también acerca de Fco Javier que le sorbia la pus de las ampollas a un enfermo y que cuando le dio repugnancia la sífilis de un enfermo trago una costra para mortificarse. No se hasta que punto yo podría a la inversa, pedirle a alguién que haga eso para que yo me sienta amado.

Es algo que en mi juventud cuando me interesaba enfrentarme a los ateos, salio, un tema de la inestabilidad mental de los Santos con estas actitudes, ante las cuales me quedaba sin respuesta.

En otro tema, ¿por que los Santos hablan de la pobreza de Cristo? ¿acaso Cristo era pobre? ¿de que parte de la escritura deducimos esto? Vemos que no se hable de que es de una familia rica o de las facciones de los escribas y saduceos, pero tampoco era mendigo.

Saludos.

____________________________________________

https://bodascana.com

id: 64298
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64298
Re: Las Mortificaciones de los Santos
por: Maite (79.151.5.---) - 11-ago-2016, 12:26:31

Estoy completamente de acuerdo contigo, Carlos, recuerdo hace años, que me habían regalado una biografía de Santa Catalina de Siena, la tuve que dejar, porque me revolvía las tripas, eso no tiene nada que ver con la santidad, ni con el amor a nada, esas cosas son guarradas, que seguro no hicieron, porque no eran locos; pero que los hagiografos inventaron o sacaron de contexto, como aquello de que de bebés no mamaban los viernes

sin saber nada, lo más seguro es que San Francisco Javier atendiese a enfermos sifiliticos, con lepra, y, que como es normal le diese asco, y, para vencerse comiese con ellos, que ya me parece mucho, pero lo otro no, o entonces son santos porque eran locos, todos los locos son santos, pero no todos los santos son locos

Lo de Jesús, pues creo que el culpable es Bossuet; que lo pone como mendigo; y, se basa en sacar una frase del evangelio creo que de Lucas, "Las raposas tienen cuevas....el hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza"; que yo entiendo va por otros derroteros, de que no tiene lugar de descanso

pero bueno, como bien dices, no era de los fariseos, aunque parecer ser que no esta tan claro

pero era un carpintero conocido, un carpintero no es un mendigo

lo invitan y tiene amigos que de pobres poco, Lázaro, los de Cana, aunque bueno, esto pues quien sabe, por donde va la cosa, Juan es Juan; él mismo manda que den limosna a los pobres; no que pidan, de hecho son los sinópticos cuando lo de Judas, que piensan que se refería a que Judas que debia ser como el contable; diese limosna a los pobres

vestia con elegancia, por eso se sortean su túnica, e incluso aunque sea un símbolo, se tiene que apoyar en algo real, en que había túnica

no acude a los lugares donde es invitado como un pobre de pedir; es un invitado de honor

asi que tu, y, yo estamos de acuerdo no era pobre, aunque tampoco fuese accionista de lámparas de acete

claro que ahora, hay otros que van por otro lado, que tampoco comparto

los que dicen que en Cafarnaúm alquilo una casa amueblada, y, digo yo, claro y conexión wifi, las 24horas

si fuera un mendigo sería un marginado, eran los no existentes, considerados además pecadores, nadie le hubierá hecho caso, ni se hubieran parado a escucharlo

un abrazo

Maite

“La Fe es la seguridad de lo que se espera, y la prueba de lo que no se ve”

id: 64299
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64299
Re: Las Mortificaciones de los Santos
por: Maite (79.151.5.---) - 11-ago-2016, 12:31:15

Traigo un pequeño texto de la Evangelium gaudium del Papa Francisco

197"El corazón de Dios tiene un sitio preferencial para los pobres, tanto que hasta Él mismo «se hizo pobre» (2 Co 8,9). Todo el camino de nuestra redención está signado por los pobres. Esta salvación vino a nosotros a través del «sí» de una humilde muchacha de un pequeño pueblo perdido en la periferia de un gran imperio. El Salvador nació en un pesebre, entre animales, como lo hacían los hijos de los más pobres; fue presentado en el Templo junto con dos pichones, la ofrenda de quienes no podían permitirse pagar un cordero (cf. Lc 2,24; Lv 5,7); creció en un hogar de sencillos trabajadores y trabajó con sus manos para ganarse el pan. Cuando comenzó a anunciar el Reino, lo seguían multitudes de desposeídos, y así manifestó lo que Él mismo dijo: «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres» (Lc 4,18). A los que estaban cargados de dolor, agobiados de pobreza, les aseguró que Dios los tenía en el centro de su corazón: «¡Felices vosotros, los pobres, porque el Reino de Dios os pertenece!» (Lc 6,20); con ellos se identificó: «Tuve hambre y me disteis de comer», y enseñó que la misericordia hacia ellos es la llave del cielo (cf. Mt 25,35s)."

Maite

id: 64300
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64300
Re: Las Mortificaciones de los Santos
por: Carlos JBS (187.210.107.---) - 11-ago-2016, 14:37:28

Uf me causa tranquilidad ver que no era el único que le hecharon a perder el libro con esos parrafos. Termine concluyendo "no quiero ser Santo".

La verdad es que intente reflexionar y forzarme a creer que eso era una muestra de amor y no supe ni por donde empezar.

No se hasta que punto esas hagiografías son útiles. No es que tengan que ser atractivas según el mundo pero muestran una forma de vida que es casi imposible para alcanzar para un laico. Al final los Santos deberían de ser modelo de "Santidad" pero lo que veo en su radicalidad es algo que nos deja afuera a muchos. Al mismo tiempo el enfasis excesivo en la pobreza extrema, las mortificaciones, las tentaciones sexuales, etc. nos muestran solamente las actitudes exteriores no la riqueza interior.

____________________________________________

https://bodascana.com

id: 64312
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64312
Re: Las Mortificaciones de los Santos
por: Carlos JBS (200.56.192.---) - 12-ago-2016, 01:08:09

La realidad es que leer eso me arruino un poco las vacaciones (tonto yo quizá por andar leyendo cosas de Santos en la playa y teniendo olimpiadas en la TV) pero lo pongo como algo anecdótico.

Traigo 2 libros para leer

1) Catolicismo un viaje al centro de la Fe del Card. Robert Barron

2) Iñigo, una biografía de Ignacio de Loyola.

Leyendo el primero (el cuál me ha gustado mucho voy al 50%) me iluminaba la mente y el corazón, de hecho yo que no soy muy Mariano, tiene un capítulo dedicado a la Santisima Virgen y me enamore de ella. En el capítulo dedicado a Pedro, me hizo comprender o ver de otra manera el Papado y a su vez me golpeo fuerte algunos pasajes del libro que me hacian emocionarme de mi Fe.

Acabando ese capítulo a Pedro decidi saltar al de Iñigo. Conforme iba avanzando mi entusiasmo se iba hundiendo (quizá por que mi relación con Dios no se ve reflejada en la vida de un Religioso/sacerdote mendicante). Y al llegar al pasaje de las llagas de plano no pude más.

Se que soy un hombre sensible (asi me quiere Dios) pero no creo que ese cambio de perspectiva al cambiar de libro sea solo reflejo de mi fe y de como la vivo, sino que hay algo más en la vida de los Santos que no es para todos, aun siendo modelos de camino o Santidad, o quizá les pido mucho, quizá los Santos no son modelo de nada si no de su propio camino.

____________________________________________

https://bodascana.com

id: 64320
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64320
Re: Las Mortificaciones de los Santos
por: Abel (81.203.151.---) - 17-ago-2016, 18:45:11

Como dice Maite, hay mucha tontería en los relatos hagiográficos sobre los santos. De hecho, al presentar al santo como alguien tan especial, distinto, ajeno a nuestros problemas, o a las soluciones que le daríamos, no dan ganas de imitarlos.

Yo estoy cada vez más convencido que la falta de tele en la antigüedad es responsable de muchas cosas que ahora no entendemos. No lo digo en chiste, de ninguna manera.

Yo no miro tele, normalmente, pero a veces necesito ficción, y me pongo una serie, o cuando estuve con una gran depresión, hace unos años, me sirvió mucho tener esas imágenes enfrente a mí: el mundo real no podía verlo, pero esas imágenes ficticias me mantuvieron conectado; así fue durante un buen tiempo.

Los antiguos no tenían nuestros medios de ficción, así que la necesidad ficcional, que es una verdadera necesidad de nuestro espíritu, debían cubrirla con relatos que acudían en muchos casos a géneros conocidos, como la hagiografía, pero los extremaban.

Posiblemente a los lectores/oyentes originales, la escena hagiográfica de la cabeza de un decapitado confesando la fe les parecía una escena digna de repetir... ¿la creían? ¿eran realmente más ingenuos que nosotros? no lo sé, sinceramente no lo sé. Yo pienso que al principio era una escena notable, graciosa y ficcional, no se planteaban si había ocurrido o no, si les hubiéramos preguntado si creían que había ocurrido, se encogerían de hombros, como si a nosotros nos preguntan si nos parece que ocurrió tal o cual escena de película.

Luego la embarraban los solemnes de la fe, repitiéndosela en serio a gente que ya no tenían una vinculación esencial con ese relato o ese personaje. Finalmente de la repetición solemne se llegó a la conversión en grandes milagros, que "probaban" la santidad, cuando en realidad era al revés, se contaban esas cosas porque el santo era ya reconocido como santo, y por tanto en alguna medida héroe.

Sobre la pobreza de Jesús hay un párrafo muy interesante en Meier, en "Un judío marginal", veré luego de copiarlo. Pero bueno, la síntesis de Maite está muy bien.


-----------------
«Busca a Dios, entonces hallarás a Dios y todo lo bueno.» (M. Eckhard)

id: 64321
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64321
Re: Las Mortificaciones de los Santos
por: Maite (79.151.5.---) - 18-ago-2016, 08:09:17

El santo su figura, es puesta para ser modelo, no imitado, que no es lo mismo; en realidad sólo hay un modelo Jesús; el santo canonizado, porque está ahí la garantía de La Iglesia, nos dice, “yo llegue, haciendo esto”; y, a veces lo tomamos al pie de la letra, bueno a veces, los mandamos a paseo, aunque el santo no tenga culpa alguna, si no su hagiógrafo

Lo que hizo el santo, fue servir a Jesús, a Dios como Jesús, y eso es lo que tenemos que hacer

Para servir a Jesús, no importa lo que pida Él a los otros; importa lo que te pide a ti, lo que me pide a mí

A veces al ver las biografías de algunos de los santos canonizados, me refiero a las reales, no a las legendarias, a las que habla de seres humanos de carne y hueso, uno puede tener la tentación de decir, pues yo esto, no lo puedo imitar

La verdad es que el santo, sólo es modelo, en cuanto que refleja a Jesús; el modelo es Jesús, por eso San Pablo, escribe, “sed imitadores míos como yo lo soy de Cristo”

Por lo tanto, lo que hay que imitar de los bienaventurados, y, de la gente buena, esos santos sin aureola que pululan por la tierra; no es lo que fundaron, ni a cuantos leprosos cuidaron, ni, lo que sea porque los santos están en todos los estados, si no su prontitud en hacer la voluntad de Dios la general para todos, que son los mandamientos, y, la particular que es la vocación de cada uno; y, lo que va surgiendo cada día; y, saber responder siempre con un “Si”, como hicieron ellos, pero cuando digamos, no, ellos también lo dijeron, no quedarnos con “el no”, volver al si

El Papa Francisco, cuenta una anécdota; cuando era un muchacho tenía devoción por San Luis Gonzaga; pero veía difícil su imitación, que él tomaba por hacer lo mismo, y, su abuela, le dijo, “claro que te cuesta, porque tú no eres San Luis Gonzaga, tú eres Jorge Bergolio, tienes que hacer lo que Dios quiere de ti; no lo que quiso de San Luis Gonzaga”

Vistas de este modo, las biografías reales cambian mucho

Personalmente, me encanta el libro de la vida de Santa Teresita, y, como no, la vida, y las obras de Santa Teresa

Santa Catalina de Siena, fue una mujer analfabeta, pero que dicto muchos libros, una mujer que se enfrentó a Papas, y reyes, que le canto las del barquero al Papa, “mandándole”, regresar a Roma; una mujer que decidió quedarse soltera en el mundo, no era monja ni religiosa, como piensan algunos si no terciaria dominicana, en una época que los padres casaban a los hijos, no señora así, no tenía tiempo, para hacer estupideces, ni guarradas

Acabo con una frase de Santa Catalina de Siena, que refleja quien era

“¡Basta de silencios!¡Gritad con cien mil lenguas! porque, por haber callado, ¡el mundo está podrido!”

No sé, si en la biblioteca de ETF, estará algún libro de santa Catalina, o de Santa Teresa, o Santa Teresita, yo Carlos te recomendaría empezar por el de Santa Teresita, autobiográfico

Un abrazo

Maite

“Yo esperaba con ansia al Señor, se inclinó y escucho mi grito”

id: 64343
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64343
Re: Las Mortificaciones de los Santos
por: Maite (79.151.5.---) - 21-ago-2016, 09:08:13

Beato Tito Bransdma, presbítero carmelita y mártir

Anno Sjoerd nació el 23 de febrero de 1881 en Bolsward, Holanda, en una familia profundamente católica. Desde su niñez sintió la vocación religiosa, se educó con los franciscanos pero ingresó en los carmelitas de la Antigua Observancia, tomando el hábito el día de San Alberto de Jerusalén (17 de septiembre) de 1898, y recibiendo el nombre de Tito. Profesó sus primeros votos al año siguiente, el 3 de octubre. Desde el noviciado Tito mostró un gran celo por la historia, las tradiciones y sobre todo por la mística carmelitana. Tenía vocación de escritor y de investigador y ambas facetas las puso al servicio de la fe y la Orden. Estudió en los conventos de Sendereen, Boxmeer y Oss, donde dejó gratos recuerdos por su aplicación y luces. El 17 de junio de 1905 fue ordenado sacerdote y en 1906 fue a Roma para doctorarse en Filosofía, lo cual logró en 1909, con 28 años. Fue un ferviente defensor de la prensa católica y del uso de esta como importante medio de evangelización. Fundó la revista "Van Neerlands Carmel" y dirigió desde 1912 la revista "Carmerozen", y además, fue redactor jefe del periódico "De Stat Oss".

Fue uno de los fundadores de la Universidad Católica de Nimega, donde fungió como profesor de Filosofía e Fistoria de la Mística en 1923. Más tarde sería elegido Rector Magnífico de dicha Universidad. Fue un gran conocedor de la obra de Santa Teresa de Jesús (15 de octubre y 26 de agosto, la Trasverberación), parte de cuyas obras tradujo con gran acierto al holandés, dando un gran impulso al conocimiento de la santa incluso entre religiosos y religiosas. También investigó sobre la mística flamenca de varios siglos, logrando reunir un corpus de obras místicas y doctrinales de gran calado y de imprescindible consulta para todo aquel que quiera acercarse a estos místicos. El actual "Instituto Tito Brandsma" de Nimega, dedicado al estudio de la mística, tiene su origen en la obra de nuestro beato. En 1925 fundó la Unión de Escuelas Católicas, siendo su presidente hasta incluso estando preso y ser martirizado. En 1935 es nombrado consejero eclesiástico de la Asociación de Periodistas Católicos de Holanda.

Pero el P. Tito fue ante todo un religioso carmelita. No olvidó la sencillez, la humildad y la vida interior tan preciosa al Carmelo. Celebraba la misa con gran devoción, predicaba, daba retiros, visitaba enfermos, etc. En la comunidad era un religioso más, y nunca se permitía faltar a los actos comunitarios, como Capítulos o al coro. Si tenía que ayudar en la cocina o limpiar suelos, lo hacía con naturalidad, como un religioso más, a pesar de dirigir la Universidad. Su amor a la verdad era doble, si puede ser, como cristiano y como periodista. Por ello cuando en 1940, los nazis invaden Holanda, el P. Tito no calló ante los desmanes nazis, denunciando el peligro antropológico, político y religioso que significaba el nazismo. Fue ardiente defensor de la libertad de los judíos y de otros grupos étnicos y sociales. También se enfrentó a los nazis cuando estos exigieron que los judíos fueran expulsados de las escuelas católicas, únicas ya donde podían estudiar en paz. Y, sobre todo, se negó a prostituir su amada prensa católica con propaganda nacionalsocialista.

Por todo ello, el 19 de enero de 1942 fue arrestado en el convento de Nimega y trasladado a la cárcel de Scheveningen, donde continuó su labor de escritor, haciendo una apología de su inocencia. Allí escribió el 12 de febrero de 1942:

Cuando te miro, mi buen Jesús, advierto

en Ti el amor del más querido amigo,

y siento que, al amarte yo, consigo

el mayor galardón, el bien más cierto.

Este amor tuyo - bien lo sé - produce

sufrimiento y exigen gran coraje;

mas tu gloria, en este duro viaje,

solo el camino del dolor conduce.

Feliz en el dolor mi alma se siente;

la Cruz es mi alegría, no mi pena;

es gracia tuya que mi vida llena

y me une a Ti, estrechamente.

Si quieres añadir nuevos dolores

a este viejo dolor que me tortura,

fina muestra serán de tu ternura

porque a Ti me asemejan, redentores.

Déjame, mi Señor, en este frío

y en esta soledad, que no me aterra;

a nadie necesito ya en la tierra

en tanto que Tú estés al lado mío.

¡Quédate, mi Jesús! Que, en mi desgracia,

jamás el corazón llore tu ausencia;

que todo lo hace fácil tu presencia

y todo lo embelleces con tu gracia.

Como no le reducían, le llevaron a la cárcel de Amersfoort, donde le encomendaron trabajos forzados, sin cesar de torturarle. Pero su fe y su ciencia eran inquebrantables. Padeció numerosas enfermedades, entre ellas la disentería, que le llevó a la enfermería de la prisión, donde se agenció para organizar tertulias literarias y encuentros religiosos con los demás presos. Era su ángel, su consuelo, un respiro que Dios les enviaba. A mitad de año le trasladaron al terrible campo de Dachau, luego de brutales interrogatorios. Antes de llegar estuvo en la prisión de Kleve, donde sufrió una auténtica agonía del alma o "noche del espíritu", en la que vivió atormentado sobre cuál sería la voluntad de Dios, si acaso obraba correctamente o le movía la soberbia o la fe. Llegado a Dachau, fue destinado igualmente a trabajos forzados, que terminaron agotándolo. En la enfermería, a la que enviaron desahuciado, su agonía aumentó, pues fue sometido a experimentos médicos. En su caso fue el de producir flemones artificiales, con todo el dolor que conllevaban. Cuando se les hizo inservible, los nazis ordenaron que fuera asesinado con una inyección de ácido fénico, el 26 de julio de 1942. Su santo cuerpo fue incinerado y los restos fueron arrojados a una fosa común.

La enfermera que aplicó la inyección declaró posteriormente en el el proceso de beatificación. Ella le había confesado que se había educado como católica, pero había abandonado la fe. El P. Tito le dio su rosario y le pidió rezara con él. Al responderle que había olvidado las oraciones, el buen carmelita sonrió y le replicó: "de todos modos podrías decir las palabras 'ruega por nosotros pecadores'". El 3 de noviembre de 1985, el papa Juan Pablo II le beatificó. El Decreto de Beatificación expone:

"De pequeña y grácil estatura y de salud siempre delicada, supo combinar una intensa vida interior y una gran solicitud por todas las formas modernas de apostolado: misiones, unión de las Iglesias, escuelas y educación católicas, medios de comunicación social (…) De carácter apacible pero firme, destacaba por su fe viva, por su inmensa confianza en Dios y por su exquisita caridad, especialmente para con los pobres, por lo que muchos, ya antes de su martirio, le tenían por santo (…) Pasó sus últimos meses en cárceles y campos de concentración dando a todos ejemplo de una fe inquebrantable, de fortaleza de ánimo, de paciencia y de exquisita caridad. Perdonó a sus enemigos y rezaba por ellos."

Algunas frases suyas nos han quedado como testimonio de su integridad cristiana y su amor al Carmelo.

"La espiritualidad del Carmelo, que es vida de oración y de tierna devoción a María, me llevaron a la feliz decisión de abrazar esta vida. El espíritu del Carmelo me ha fascinado".

"La contemplación de Dios será el objeto de nuestra felicidad en el cielo, de la cual debemos sentir la anticipación en esta tierra. Debemos gustar de leer mucho de Dios, así como de oír hablar de él. Debe ser Dios objeto frecuente de nuestras meditaciones y contemplaciones. Hablar de Dios frecuentemente".

"Nunca dejemos de mirar a María, para ver y admirar como Dios la transformó, a qué gloria la encumbró. ¡Cuántas y qué gracias quiere darnos Ella, a qué gloria nos queire elevar! ¡Bienaventurados han de llamarnos todas las generaciones!"

"La imitación de San Elías y la devoción a la Santísima Virgen ha sido siempre desde los orígenes los dos elementos específicos de la espiritualidad del Carmelo. Siempre se ha inculcado a los carmelitas el deber de imitar estos dos modelos: Elías y María. Hijos de Elías y hermanos de María. Y es también de aquí de donde nace para el Carmelo su orientación mística".

En 2005 la ciudad de Nimega le eligió como su más honorable habitante a través del tiempo.

Fuente:

-"Camino del cielo. Pensamientos espirituales del beato Tito Brandsma". P. RAFAEL MARÍA MELÚS. Onda.

Carlos, ya ves, tuvo de todo, también noche oscura, trato con ateos, y, ateos malos, que lo mataron, por cierto la enfermera que lo mato, se convirtió

Un abrazo

Maite

“ de todos los países traerán a vuestros hermanos”

id: 64347
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64347
Re: Las Mortificaciones de los Santos
por: Abel (81.203.151.---) - 24-ago-2016, 07:21:29

"La enfermera que lo mató se convirtió", qué frecuente es la conversión de los que provocan el martirio, es todo un signo, realmente ahí se ve claro lo que es la fecundidad de la muerte.


-----------------
«Busca a Dios, entonces hallarás a Dios y todo lo bueno.» (M. Eckhard)

id: 64348
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64348
Re: Las Mortificaciones de los Santos
por: Maite (79.151.5.---) - 25-ago-2016, 08:39:10

La primera vez que tuve noticias de la vida de este jesuita, fue siendo una niña, leyendo, “las vidas ejemplares”, que venían de México, entonces era sólo venerable, y, lo que me impacto, y me quedo grabada, era la frase que ponía en boca de la enfermera que lo mato, “Nunca podré olvidar la mirada de aquel hombre, que me transmitía paz”

Y, cuanta razón tienes Abel; empezando ya, por nuestro Pablo, y, nuestro Esteban, la fecundidad de la muerte, que para el cristiano no es tal; la luz que ilumina al verdugo, al asesino, que le hacer ver, que no todo puede acabar ahí, o, el otro no aceptaría la muerte

Claro está, que hay verdugos que no se convierten, o que lo hacen en última hora, y, sólo Dios lo sabe

Lo que si es el Beato Ruper, un santo actual, imitable, aunque el único modelo, sea Jesús, es tan normal que pudo incluso no ser mártir, si el nazismo no se hubiera colado en medio

Aunque me equivoco siempre sería mártir, ya que mártir no es otra cosa que ser testigo del Resucitado, y, eso lo fue siempre

Como es reciente, no hubo “hagiógrafos”, que tuvieran que “calumniarlo”

Diciendo que a las 3 horas de nacer le había dicho a la partera, “déjeme, señora que me voy a bautizar”

Que el ruegue por todos, que seguro rogó ya, porque un hermano suyo jesuita, fuese nuestro Papa Francisco

Un abrazo

Maite

“De todos los países traerán a vuestros hermanos”

id: 64358
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64358
Re: Las Mortificaciones de los Santos
por: Abel (81.203.151.---) - 25-ago-2016, 12:38:27

Como es reciente, no hubo “hagiógrafos”, que tuvieran que “calumniarlo”, diciendo que a las 3 horas de nacer le había dicho a la partera, “déjeme, señora que me voy a bautizar”

jajajajaja

En las narraciones de los mártires españoles de la época de la GC se conservaron muchos testimonios de conversión o arrepentimiento por parte de los verdugos.

El martirio es un "arma" poderosísima de presencia de Dios en el mundo.


-----------------
«Busca a Dios, entonces hallarás a Dios y todo lo bueno.» (M. Eckhard)

id: 64375
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64375
Re: Las Mortificaciones de los Santos
por: Maite (83.33.20.---) - 01-sep-2016, 17:08:40

 

Si es cierto, yo leí hace un tiempo, de unos ex milicianos que mataron a un mártir de la guerra incivil de España, que fueron a su beatificación, yo lo entiendo, "esta en el Cielo gracias a ellos"; asi que lo explotan, pero es verdad, ya empezo con Esteban y Saulo de Tarso

Un abrazo

Maite

"De todos los países traeran a vuestros hermanos"

Nuevo mensaje en el foro Teología
título:
autor:
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa