Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Temas:
mensajes por página:
por Carlos JBS (25-mar-2017 - último: 25-mar-2017, 14:19:21)
por Carlos JBS (21-feb-2017 - último: 22-mar-2017, 12:20:24)
por Carlos JBS (25-feb-2017 - último: 15-mar-2017, 14:54:25)
por Carlos JBS (02-mar-2017 - último: 06-mar-2017, 09:40:17)
por Carlos JBS (15-nov-2016 - último: 20-feb-2017, 11:59:50)
por Carlos JBS (16-feb-2017 - último: 20-feb-2017, 11:29:52)
por Carlos JBS (30-dic-2016 - último: 16-feb-2017, 12:45:47)
por Carlos JBS (07-feb-2017 - último: 15-feb-2017, 11:43:57)
por Carlos JBS (06-feb-2017 - último: 11-feb-2017, 14:26:16)
por Maite (11-feb-2017)
por Maite (27-ene-2017 - último: 05-feb-2017, 10:13:03)
por Carlos JBS (02-dic-2016 - último: 03-feb-2017, 10:31:49)
por Carlos JBS (28-ene-2017 - último: 28-ene-2017, 19:13:53)
por Maite (12-ene-2017 - último: 23-ene-2017, 12:36:19)
por Maite (12-ene-2017)
por Carlos JBS (30-dic-2016 - último: 11-ene-2017, 15:37:18)
por Carlos JBS (10-ene-2017 - último: 11-ene-2017, 07:40:14)
por Maite (03-ene-2017 - último: 06-ene-2017, 16:26:03)
por Maite (14-dic-2016 - último: 05-ene-2017, 19:51:15)
por Maite (14-dic-2016)
por Maite (08-dic-2016)
por Carlos JBS (29-oct-2016 - último: 02-nov-2016, 06:38:38)
por Carlos JBS (30-sep-2016 - último: 30-sep-2016, 22:59:33)
por Carlos JBS (29-sep-2016 - último: 29-sep-2016, 06:57:15)
por Carlos JBS (06-ago-2016 - último: 27-sep-2016, 21:45:18)
por Carlos JBS (24-sep-2016 - último: 24-sep-2016, 09:40:14)
por Maite (01-sep-2016)
por Carlos JBS (20-ago-2016 - último: 01-sep-2016, 17:24:17)
por Carlos JBS (11-ago-2016 - último: 01-sep-2016, 17:08:40)
por Maite (25-ago-2016 - último: 01-sep-2016, 17:06:12)
por Carlos JBS (11-ene-2010 - último: 25-ago-2016, 09:58:21)
por Maite (18-ago-2016 - último: 25-ago-2016, 09:49:02)
por Maite (18-ago-2016)
por Carlos JBS (11-ago-2016)
por Carlos JBS (27-jun-2016 - último: 02-ago-2016, 12:11:52)
por Carlos JBS (26-jun-2016 - último: 02-ago-2016, 11:49:59)
por Carlos JBS (01-jul-2016 - último: 02-ago-2016, 10:02:29)
por Maite (30-jul-2016)
por Maite (30-jul-2016)
por Carlos JBS (22-jul-2016)
por Carlos JBS (17-jul-2016 - último: 19-jul-2016, 18:43:19)
por Maite (19-jul-2016)
por Carlos JBS (29-may-2016 - último: 31-may-2016, 15:39:15)
por Carlos JBS (10-abr-2006 - último: 04-mar-2016, 12:00:11)
por Maite (29-oct-2015 - último: 24-feb-2016, 16:29:15)
por PABLO (i) (30-dic-2007 - último: 24-sep-2015, 16:52:57)
por Maite (11-jul-2015 - último: 16-jul-2015, 18:13:40)
por Maite (02-jun-2015 - último: 20-jun-2015, 13:29:04)
por Maite (06-jun-2015 - último: 20-jun-2015, 13:11:55)
por Maite (13-jun-2015)
por donmanu1 (21-abr-2015 - último: 19-may-2015, 01:24:22)
por Maite (02-abr-2015 - último: 09-abr-2015, 11:04:43)
por Miguel Casas (i) (03-mar-2015 - último: 14-mar-2015, 19:27:05)
por Maite (11-dic-2014 - último: 11-feb-2015, 09:23:11)
por Maite (13-dic-2014 - último: 22-ene-2015, 14:32:37)
por Maite (13-dic-2014 - último: 22-ene-2015, 10:32:22)
por Talita Kumi (11-mar-2014 - último: 22-ene-2015, 08:55:10)
por jacologo (15-dic-2014 - último: 29-dic-2014, 14:46:07)
por fray hugo (16-dic-2014)
por Maite (06-ago-2014 - último: 11-dic-2014, 16:34:43)
por Maite (18-nov-2014 - último: 30-nov-2014, 14:11:54)
por Maite (01-jul-2014 - último: 14-sep-2014, 13:33:33)
por José (i) (06-sep-2014 - último: 07-sep-2014, 17:27:30)
por Fran.es (i) (04-jul-2014)
por TK (i) (13-mar-2014 - último: 29-mar-2014, 14:16:55)
por Talita Kumi (i) (27-feb-2014 - último: 17-mar-2014, 23:42:03)
por Abel (16-mar-2014 - último: 17-mar-2014, 11:39:53)
por Maite (04-nov-2005 - último: 02-mar-2014, 01:50:04)
por jorge (28-jun-2003 - último: 18-ene-2014, 14:48:51)
por TALITA KUMI (i) (26-dic-2013 - último: 27-dic-2013, 23:55:30)
por TALITA KUMI (i) (22-dic-2013 - último: 22-dic-2013, 22:32:30)
por Carlos JBS (15-may-2007 - último: 28-nov-2013, 03:45:05)
por Maite (03-oct-2013 - último: 22-oct-2013, 18:50:57)
por Maite (01-oct-2013)
por Teresiano (15-jul-2010 - último: 02-jul-2013, 14:44:14)
por Alberto (08-oct-2003 - último: 14-may-2013, 19:39:07)
por ABUELO-AMERICANO (14-abr-2013 - último: 17-abr-2013, 15:15:05)
por Abel (30-oct-2012 - último: 31-mar-2013, 00:59:05)
por Maite (04-mar-2013 - último: 11-mar-2013, 13:56:07)
por Maite (17-dic-2012 - último: 19-dic-2012, 17:49:57)
por gonzalog (25-oct-2012 - último: 15-dic-2012, 20:47:30)
por Carlos JBS (05-dic-2007 - último: 08-dic-2012, 14:49:59)
por angelortega (31-oct-2010 - último: 07-dic-2012, 04:34:46)
por Ariel (12-oct-2012 - último: 25-oct-2012, 11:51:36)
por Carlos JBS (14-ago-2012 - último: 20-oct-2012, 03:13:01)
por Abel (31-ago-2012 - último: 16-oct-2012, 01:23:34)
por Carlos JBS (14-ago-2012 - último: 02-sep-2012, 08:44:40)
por Carlos JBS (14-ago-2012 - último: 28-ago-2012, 19:53:02)
por Kanbei (05-dic-2009 - último: 15-ago-2012, 21:52:56)
por ABUELO-AMERICANO (21-jun-2012 - último: 14-ago-2012, 11:35:58)
id: 64829
permalink del tema entero: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64829
El problema del mal
por: Carlos JBS (189.163.115.---) - 07-feb-2017, 01:48:00

El problema del mal lo podemos dividir en 2. El problema intelectual del mal y el problema emocional del mal. Las respuestas al primer problema tratan de encontrar a profundidad razones para entender la existencia del mal en coherencia con la existencia de un Dios omnipotente, omnisciente y omnibenevolente. Las respuestas al segundo problema tratan de reconfortar y ofrecer esperanza a quién está sufriendo en si mismo los efectos del mal, el sufrimiento y el dolor.1

Epicuro plantea el problema del mal de la siguiente manera,

¿Es que Dios quiere prevenir el mal, pero no es capaz? Entonces no es omnipotente.
¿Es capaz, pero no desea hacerlo? Entonces es malévolo.
¿Es capaz y desea hacerlo? ¿De dónde surge entonces el mal?
¿Es que no es capaz ni desea hacerlo? ¿Entonces por qué llamarlo Dios?

Resumiendo estas proposiciones queda lo siguiente:

1. Dios es un ser omnipotente, omnibenevolente, y omnisciente.

2. El mal existe

Estas dos proposiciones no pueden coexistir juntas (Enunciado ateo)

El problema con esto es que aunque a simple vista parece ser que esas dos proposiciones no pueden coexistir juntas, la realidad es que no hay contradicción explícita entre ellas. Alvin Plantinga decía que el ateo debe de estar asumiendo otras premisas además de esos dos enunciados para sacar sus conclusiones, pero, ¿cuáles premisas podrían ser éstas?

3. Si Dios es omnipotente puede crear cualquier mundo que desee.

4. Si Dios es omnibenevolente, entonces preferirá un mundo sin dolor y sufrimiento que uno que lo contenga.

El ateo dice que Dios al ser omnipotente puede crear un mundo donde haya personas libres que deban siempre elegir hacer el bien y alejarse del mal. En ese mundo no existiría el mal moral. De la misma manera dicen que un Dios todopoderoso podría crear un mundo sin sufrimiento, ni dolor, sin mal natural.

Además, los ateos sugieren que como Dios es omnibenevolente, siempre elegirá crear un mundo donde el mal no existe, a un mundo donde el mal es posible.

Plantinga argumenta que estas dos premisas (2 y 4) no son necesariamente ciertas y para ello usa la defensa del libre albedrío. Si 3 y 4 no son ciertas entonces se sigue que 1 y 2 no son lógicamente incompatibles.

(3)Si Dios es omnipotente puede crear cualquier mundo que desee.

Plantinga argumenta que para que Dios pueda proveer de verdadero libre albedrío a las personas, debe de haber creado las circunstancias donde ellas puedan decidir y dejarlas actuar en consecuencia, haciéndose a un lado (por así decirlo). La omnipotencia de Dios no significa que pueda realizar absurdos lógicos como crear un mundo cuadrado circular, o hacer que el color azul huela a rojo. De la misma manera no puede crear seres libre que siempre hagan el bien libremente.

Haré una pausa aquí para responder algo que quizá este pensando el lector, ¿Y el paraíso? ¿Podremos pecar ahí? ¿No es una prueba de que el Cristiano defiende un mundo sin pecado? No, porque el paraíso no es un “mundo posible” en sí mismo sino parte de éste mundo que incluye la creación actual. El paraíso presupone la realidad de esta tierra, son ambas realidades el conjunto de lo que llamamos un “mundo posible”. En pocas palabras la gloria del cielo presupone la realidad de la tierra y el libre albedrío que se ejerce aquí. Otra visión de esto mismo es suponer que la visión beatífica anula el libre albedrío y determina el hombre al bien, pero de nuevo, este “estado de las cosas” requiere la tierra y el estado de la creación actual, que permite otorgarle la visión beatífica a un ser libre después de haber pasado todos los presupuestos actuales de la creación: pecado, encarnación, muerte y resurrección de Cristo, aceptación de la gracia, vida en santidad, etc.

Regresamos a la respuesta de Plantinga. Que Dios sea todopoderoso no indica que pueda realizar cualquier mundo si en el existen contradicciones como cuando hablamos de un mundo donde haya libertades que puedan elegir siempre el bien. Si en cada mundo posible donde Dios crea criaturas libres algunas de ellas deciden libremente hacer el mal, en esos casos son las criatura mismas quien deciden hacer el mal y Dios no puede hacer nada para prevenirlo que no sea evitar realizar dicho mundo (no crearnos). Por lo tanto es posible que en cada mundo posible para Dios donde haya criaturas libres, sea un mundo con pecado y maldad y por lo tanto no es una contradicción que Dios sea omnipotente y el mal exista.

(4)Si Dios es omnibenevolente, entonces preferirá un mundo sin dolor y sufrimiento que uno que lo contenga.

¿Que hay de esta suposición? Si Dios es omnibenevolente preferiría un mundo sin mal sobre un mundo con maldad.

Tomando distancia podemos argumentar que nosotros como personas finitas entendemos que hay veces que el dolor y el sufrimiento son deseables.

Como padre se que el dolor y el sufrimiento son importantes para mis hijos. Si uno de ellos se cae de un árbol espero le duela para que aprenda a medir las consecuencias y tener cuidado. Es igual si se quema o se corta.

De la misma manera si uno de ellos se inicia en la drogadicción, espero que su sufrimiento sea tan grande que deje ese comportamiento. O si asesinan a alguien, espero que su sufrimiento y arrepentimiento sean casi insoportables para que entienda y evite ese mal que provocó.

El sufrimiento y el dolor nos aleja de lo que intrínsecamente es dañino para nuestros cuerpos, nuestra mente, nuestra alma. No son incompatibles con un ser que ama a quién sufre.

Ni aunque tuviera el poder de evitar que les duela las caídas o sufran cuando dañan a los demás, les quitaría dicho dolor y sufrimiento. Lo he visto muchas veces: “no te preocupes hijo si robas, merecías más; no te arrepientas de matar, tú valías más; no importa como te diviertas, tu diviértete”. Cuando una madre o un padre quiere evitar el dolor y sufrimiento moral de quién hace el mal no lo ayuda a ser feliz, lo termina destruyendo.

Si esto lo entienden seres finitos, es posible para un Dios permitir el mal para lograr un bien mayor. La omnibenevolencia de Dios no está en contradicción con que Dios pueda tener suficientes razones morales para permitir el dolor y el sufrimiento en el mundo.

Hago otra pausa para recordar que una cosa es el problema intelectual del mal y otra el problema emocional del mal. Aunque la idea de un bien mayor pueda sonar despiadado para un padre que perdió a su hijo menor en una batalla contra el cáncer, no hace el argumento menos válido porque estén involucradas nuestras emociones. Estos argumentos no son para lograr un acompañamiento emocional o reconfortar al que sufre, sino para entender el problema del mal desde su profundidad y saber si hay razones intelectuales para rechazar la existencia de Dios por motivo de la existencia del sufrimiento.

Retomando lo que veníamos diciendo. La omnibenevolencia de Dios no está en contradicción con que Dios pueda tener suficientes razones morales para permitir el dolor y el sufrimiento en el mundo.

El problema lógico del mal

  1. Dios es un ser omnipotente, omnibenevolente, y omnisciente.
  2. El mal existe

ergo Dios no existe

(Supuestos no explícitos)

  1. Si Dios es omnipotente puede crear cualquier mundo que desee.
  2. Si Dios es omnibenevolente, entonces preferirá un mundo sin dolor y sufrimiento que uno que lo contenga.

Hemos vistos que los presupuestos 2 y 3 no son necesariamente ciertos, por lo que los enunciados 1 y 2 no son incompatibles. El problema lógico del mal queda respondido.

En conjunto

Aunque emocionalmente el intentar hablar del bien mayor en vista al mal que nos cae encima nos es chocante, creo que hay que tomar las dos premisas en su conjunto. Podemos decir que un Dios omnibenevolente no elegirá necesariamente un mundo sin dolor (argumentación lógica) pero al mismo tiempo hay que recordar que Dios no puede crear un mundo de criaturas libres donde no exista el mal (¿Pecado necesario?). Esto nos pemirte comprender que el dolor, el sufrimiento y el mal son intrínsecos a esta creación y que la omnibenevolencia de Dios tiene que entrar al mundo de otras maneras, ya que la única solución posible a un mundo sin mal es que Dios no lo creara (recordemos que cuando hablamos de un mundo posible estamos hablando de todo el conjunto existencial… no solo de la vida en la “tierra” sino de todo lo precedente y futuro que se da en esta existencia, ej. caída, pecado, mundo mortal, libre albedrío, salvación, paraíso, etc.)

La benevolencia de Dios en este mundo puede interpretarse como haber creado un balance donde el máximo bien sea posible con el mínimo mal, en un mundo donde el mal es inevitable para crearnos libres, Dios responde controlando el mal y maximizando el bien.

La Teología Cristiana

En la Teología anterior nos quedamos con que: Dios responde controlando el mal y maximizando el bien. Pero no sabemos como explícitamente responde, solo podemos deducir que el enunciado es lógico. Pero la Teología Cristiana ofrece un cómo tangible y real.

“Tu me enseñas el camino de la vida; con tu presencia me llenas de alegría; ¡estando a tu lado seré siempre dichoso!” Sal 16,11

La historia de salvación es la historia del reinado de Dios. El plan de Dios de establecer su reinado en una creación puesta en manos de la libertad. Para ello inicia todo un proceso. Elección de un pueblo (Israel), enseñanza a ese pueblo a seguir una ley moral y de adoración dentro de su contexto humano e histórico, fracaso constante de dicho pueblo, promesa de una salvación proveniente de un mesías, entrada al mundo de lo más inimaginable posible, Dios mismo encarnado entre nosotros: “El único Hombre fiel que se encuentra con la fidelidad única de Dios”, un Dios que sufre sobre sí mismo todo el peso del pecado y el mal, hasta la muerte misma, uniéndose al hombre en todo (excepto el pecado —absurdo—)… la resurrección de la carne de Dios hecho hombre, que al suceder dentro de la naturaleza humana (y divina) nos otorga esa transformación a nosotros como parte de nuestra naturaleza ya transformada por la naturaleza divina. La historia de una Iglesia que lleva el peso de dicho mensaje a todos los rincones de la tierra. La atracción de todos los hombres hacia Dios…

Dios no puede destruir el mal si no lo destruye desde adentro, desde el centro de nuestras decisiones, intenciones, desde nuestra mente, alma y corazón. La historia de salvación es el cómo Dios dirige al hombre, el cómo redirige el corazón del hombre hacia Él.

Pero el problema es más grande, no es solo un conocimiento, una lección que aprender, “Haz esto”, “No hagas esto”… sino que es algo más real. El mal histórico, el mal que ha ido penetrando la realidad deja consecuencias reales, heridas, clamor de justicia. Mientras algunos hombres siguieron su consciencia, o intuyeron a Dios desde la naturaleza y el cosmos, o fueron parte del Israel fiel, o intentaron seguir la ley moral inscrita en sí mismos, otros decidieron ir en contra de todo eso, entretejiendo una historia de pecado y gracia, de bien y mal.

La cruz no sería necesaria si la historia de salvación fuera solo una verdad a creer y una moral a seguir, es ante todo el drama de lo que sucede. Y lo que sucede es un mal histórico, real, que exige justicia, una justicia que no debe de entenderse solo como una decisión de Dios que podría ser de otra forma. Sino de una exigencia natural al Ser justo de Dios. No se trata de “te portas mal y te castigo” sino de si te acercas al fuego te quemas y si te acercas más te calcinas. No es una voluntad dispuesta a castigar, sino un resultado natural, una consecuencia natural y metafísica que no puede ser de otra manera, así quizá podemos entender la justicia de Dios, no como un padre que castiga, sino como una consecuencia inevitable al pecado —el sufrimiento—; y al pecar sin arrepentimiento —la muerte—.

La cruz no es una manera sádica de autoperdonarse, es lo que le pasa a la justicia, al amor, a la verdad en un mundo que aborrece las tres, es la consecuencia natural del pecado. Dios en este mundo no podía hacer otra cosa que morir y eso resultó ser no solo necesario sino que también se conviertió en la realidad de en un Dios presente, una presencia junto al hombre y cada uno de sus pasos en esta creación sumergida en una maladad que parece llevar a un sin-sentido.

No solo eso, sino que la cruz también “paga” lo que no alcanzamos. Cuando una voluntad no alcanza (aunque quiera) hacer el bien que sabe debe de hacer. Cuando no entendemos que ese pequeño pecado tiene consecuencias inimaginables, y ese efecto caótico lo clava Cristo en la cruz. Cuando la cruz y la resurrección no permiten ya que la muerte tan definitiva tenga la última palabra.

Dios crea una redención donde el hombre es libre, pero al mismo tiempo le enseña el camino de la felicidad verdadera, donde el mal existe por resultado de esa libertad, pero mientras el hombre aprende a usar su libertad, Dios lo acompaña realmente, encarnadamente en cada paso del sufrimiento, donde el peso abrumador de mi pecado y de los que me rodean pueden tener una palabra de perdón, de verdadera salud sin importar lo que se haya hecho, donde la muerte como resultado natural, metafísico del pecado, no tienen la última palabra. Un mundo real, con humanos reales, haciendo cosas reales y un Dios real, haciendo cosas de un Dios real.

(Este artículo será extendido poco a poco, en mi pasión y afán por escribir prefiero ir mostrando lo que voy escribiendo y luego actualizar, a esperar a tener todo terminado —si es que alguna vez se termina—)

CJBS

––––––––––––––––––––––––––––––––

WILLIAM CRAIG

____________________________________________

https://bodascana.com

id: 64832
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64832
Re: El problema del mal
por: Abel (81.203.151.---) - 07-feb-2017, 10:15:44

Cuidado, mis amigos, con envolveros en la seda de la lógica igual que en un capullo.... (paráfrasis de un poema de JuanEle)

[Ya sé que no te hago justicia: has escrito tanto y yo te lo despacho con una antipática frase... lo leeré con calma luego, pero en principio la frase no está dicha con antipatía, sino con profunda empatía con tu deseo de comprender. La advertencia es también para mí.]
-----------------
«Busca a Dios, entonces hallarás a Dios y todo lo bueno.» (M. Eckhard)

id: 64836
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64836
Re: El problema del mal
por: Carlos JBS (148.243.105.---) - 07-feb-2017, 17:25:43

Te entiendo perfectamente. Cuando lo termine quede agotado, casi "deprimido" porque la logica no es alguien. Pero regrese a la lectura biblica y mi animo mejoro.

La realidad es que no lo escribo por mi o para mi, sino para dar razones al ateo que puedan expandir su mente mas alla de su nuevo ateísmo. Al final los apostoles argumentaban con las escrituras a los judios, con la creación a los griegos. Para muchos los argumentos logicos son el primera paso a la fe.

____________________________________________

https://bodascana.com

id: 64843
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64843
Re: El problema del mal
por: Maite (83.33.20.---) - 11-feb-2017, 11:04:01

Carlos, te confieso que me ha encantado, mi respuesta no va a estar a la altura, de tu artículo; sería imposible, más sencillita

vaya por adelantado que aprendí un montón de cosas que no sabía; me refiero a los nombres de los señores, que has citado, ahora voy al grano

Existe el mal, el físico, el moral, el psicólogico; Dios no quiere ninguno; y voy más allá no permite ninguno; los seres humanos le atamos las manos al ser libres; el pensar que Dios pudo hacer seres libres que no eligieran el mal;  lo desmienten los primeros humanos; y da igual, fueran una pareja, o, cientos  da lo mismo; el hombre fue creado libre, y bueno, con capacidad de elegir el bien, se le advirtió a la humannidad, "llamada, Adan y Eva"; que si se acercaban al árbol de la ciencia del bien y del mal; morirían, quisieron ser como Dios, y todo se vino abajo, se introdujo el Mal en el mundo

¿Pudo Dios, destruír a la humanidad; y crear otra nueva?, NO, porque es Amor, aunque la Biblia nos cuente la historia del diluvio, que copia de otros pueblos, en el fondo, Noe, es hijo de Adan

tú dices, con toda razón que si tu hijo, se sube a un árbol y se cae, quieres que le duela para que aprenda, y no vuelva hacerlo, y el daño sea mayor; pero es que incluso los padres, llega un momento  en que tienen que dejar que el niño venga solo del colegio, aunque saben que esta expuesto a peligros, y, asi en un continuo crecimiento, la jovencita ir al cine sola, o, a la disco, con su primer acompañante, un padre que protegiera a sus hijos de tal modo, que no los soltará porque no les pasará ningún mal; sería un mal padre, porque no les dejaría crecer como personas

Dios sin dejarnos porque volveríamos a la nada, nos marca el camino por la conciencia, y la religíón o filosofía de vida que tengamos, también a los ateos; de los errores aprendemos, Dios sabe sacar bien del mal, lo demostro con lo que tuvo que ser el mayor pecado de la humanidad, la muerte en Cruz del único Inocente Jesús

y siempre lo hace asi, lo ha sacado también por ejemplo del otro gran pecado, que fue el genocidio nazi

estamos inclinados al pecado, pero también inclinados bien, podemos decira a Dios que, "No", ponernos en su lugar, y decidir por cuenta propia, pero todo pecado lleva parejo dolor, como el niño que se cae del árbol, y hasta de ahi, Dios va sacar bien para nosotros, y es posible que lo mismo que las tratadas de un niño al padre le dan risa, aunque lo reprenda,  y, el niño se ve como un ser malisimo, con Dios pasé lo mismo, al fin y al cabo, sólo somos sus niños

pero ésto va del mal moral, el pecado

vienen luego el físico, y el psicólogico; que aunque se nos olvide son hijos del anterior, no porque sean castigo, si no porque son la consecuencia de que la humanidad desde el principio, haya hecho, lo que le dió la real gana, y, como en todo pagan los inocentes, Dios los equipará a su Hijo

y, volvemos a lo mismo; Dios por qué no evita los terremotos, el cáncer, que unos virus ataquen a personas buenas

la respuesta última la sabe Dios; yo voy a tratar de  plantear una nueva pregunta, unos padres vacunan a sus hijos, les ponen inyecciones, les hacen tomar jarabes, etc, cuando estan enfermos, o para  prevenir en el caso de las vacunas, eso es doloros para el niño; que no comprende tanta, "maldad" en sus padres, pero gracias a eso, a esa "maldad"; el niño no enfermará el niño sanará

la diferencia de un ateo, y un creyente cristiano judio, y musulmán; es que el primero, "sabe" que tras la muerte,  c`est finie; por lo tanto es lógico que quiera que todo el bien, toda la felicidad se de aquí, y no sólo al ateo, a cualquiera que no crea en la transcendencia,  para el cristiano, el judío, y el musulmán, esto es una etapa de la vida; en la que el ser humano se forma, crece y madura para la etapa definitiva que es la Resurrección

Y, si no queremos el mal moral, y sus  derivados, ahi tenemos los mandamientos, lo que pasa es que preferimos nuestra voluntad

Termino con una anecdota, que ya digo, seguramente sea más falsa, que billete de 1.000 euros

"En una escuela de finales del XIX,  hay varios estudiantes es invierno, el profesor  puesto en pie, pregunta a uno de ellos, elegido al azar

¿Cree usted en Dios?

claro profesor, Dios lo ha creado todo, nos mantiene en el ser, todo es prueba de que Dios existe

Bien, si Dios existe, como usted afirma, lo ha creado todo, tiene que ser bueno, es decir es bueno, puesto que al ser Dios no puede crear por necesidad, y siendo Dios infinito, el bien tiene que ser infinito, puesto que es Dios, lo finito no puede coexistir con lo finito, sin embargo el mal existe, ahi esta la prensa, asesinatos, violaciones, estafas, guerras, ¿por qué existe el mal?

Sí profesor, existe el mal

Pues entonces no puede existir el bien

el alumno se sento, se había quedado sin palabras

Al fondo de la clase, se puso en pie, otro alumno, y pidió permiso para hablar

¿Va a rebatir lo que he dicho, a decir que cree en Dios?

No, señor voy hacerle una pregunta

¿Cree usted en la oscuridad?

claro, hombre si apagamos la luz, nos quedamos a oscuras, qué pregunta( las risas de los compañeros, acompañaron la frase del profesor)

No profesor, y usted que es quimico, y optico debería saberlo, la oscuridad no existe, existe la luz, la oscuridad es sólo la ausencia de la luz, por eso, decimos, "enciende la luz", "apaga la luz", y no "apaga la oscuridad", "enciende la oscuridad"

bien, tiene razón

¿y, el color negro existe?

mire su uniforme, esta claro que sí

Pues no profesor, el negro no existe, es la ausencia total del color

No, sé a donde quiere llegar pero siga

¿Existe el frío?

El profesor lanzó una rapida mirada, la nieve llegaba a los ventanales, las estufas de leña, llenaban el aula de humo, carambanos de hielo, se veían en los cristales, los estudiantes tenían zamarras encima de sus uniformes, de sus bocas salía humo, al hablar, el termometro marcaba  2º bajo cero;  asi que el profesor esta vez dijo, "no hace calor un soleado día de campo", claro que existe el frío, no lo ve

NO, señor no lo veo, veo que hay menos calor, el frío no existe,  existe más o menos calor, por eso como en el ejemplo de la luz, decimos, " 4º  bajo cero, o 4º , si los 4º son de calor, los bajo cero también, de existir el frío, tendríamos que tener dos escalas una para el frío, otra para el calor

de acuerdo, usted gana, a dónde quiere llegar

A que el mal no existe, existe la lejanía del bien, que nunca podrá ser total, tiene usted razón Dios es bueno, y el mal es alejarse del, pero como le digo el mal no existe, aunque le llamemos asi, porque nunca podremos alejarnos del enteramente, la conclusión es profesor que Dios existe.

el alumno erá, Albert Eistein"

Espero que os haya gustado

Un abrazo

Maite

"El justo brilla en las tinieblas como una luz"

 

id: 64845
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64845
Re: El problema del mal
por: Abel (81.203.151.---) - 11-feb-2017, 13:02:44

Mira, justo el asunto de la anécdota (que me da que es apócrifa, como tú misma dices, pero no importa, porque lo que dice es cierto) es lo que me parece que le falta al escrito inicial: la distinción entre nuestra percepción del mal, como una realidad existente, y el ser del mal, que es su ausencia de bien, el agujero en el ser.

Si voy caminando y me topo con un agujero, me caigo, así que es muy real, yo lo percibo como algo real y el agujero existe como algo real, y lo evito como algo real, para no caerme realmente. Sin embargo ese agujero es la ausencia de algo que debería estar allí y no está, por ejemplo, han quitado la tapa de la alcantarilla y me puedo caer, pero la realidad de ese agujero es la falta de la tapa de la alcantarilla.

Nuestra percepción nos juega muchas malas pasadas: percibimos, por ejemplo, el carácter arrollador de la naturaleza, su esencial mutabilidad, su realidad totalizadora, como si fuera un mal: un tsunami, una tormenta, un tigre cazando una gacela, no son males, es el ciclo interno de la vida. ¿Por qué nos da lástima una gacela pero no un mosquito? y mueren muchos más mosquitos como bocado de un solo murciélago, que las gacelas que mueren como bocados de un tigre... humanizamos la naturaleza al punto de llamar "mal" a su desarrollo intrínseco y a la plenitud de su ser.

Por supuesto que el hombre emerge de la naturaleza, pero está puesto para otra cosa, entonces lo que nos ocurre en la naturaleza, y lo que provocamos que ocurra al margen de sus ciclos de desarrollo, pueden ser cosas malas. También podemos provocar en ella mucho bien. Podemos proteger a las cigüeñas, por ejemplo, siempre que no seamos tan idiotas que de protegerlas creemos una invasión en una ciudad y ya nadie pueda vivir en ella.... 

"Hagamos al hombre a nuestra imagen... y se enseñoree de los peces del mar, de las aves del cielo, etc". El gobierno del mundo lo ha dado Dios al hombre, para que continúe su obra creadora, para que complete el día sexto y celebre y aguarde su día séptimo.

Humanizar la naturaleza es nuestra tarea; pero si en vez de humanizarla pretendemos que la naturaleza funcione como la máquina que nos imaginamos que es, si no percibimos su ritmo interior de desarrollo, si estamos desconectados de la profunda necesidad de vida y muerte, no podemos continuar la creación, nos sentaremos al borde del camino a llorar por la muerte de la gacelita, y llamaremos mal a eso, que ni la gacela ni el tigre experimentan como ninguna clase de mal, sino como su necesidad interna de ser, la plenitud de su ser.

También nuestra muerte biológica forma parte de la necesidad de nuestro ser, y acaba un ciclo de nuestra vida, y comienza una instancia mayor. No es ninguna clase de mal, aunque por la oscuridad con la que el pecado (no personal, sino el manto del pecado que cubre todo el mundo del hombre) nos nubla la conciencia, la experimentemos como una ruptura.

La libertad -y quizás este es otro aspecto que echo en falta en el escrito- es siempre algo que pertenece a toda la humanidad, la libertad individual es una ilusión: remamos juntos. Sólo como analogía: el hijo de un asesino no tiene las mismas posibilidades en al sociedad que el hijo de un nobel... y ninguno de los dos hijos ha hecho necesariamente algo malo o algo bueno, pero el pecado y la virtud de los padres marca la vida de los hombres. Una cosa es que no sea imputable, y que no sea personal, y otra es que creamos que nacemos en una burbuja de algodón cada uno. No: nuestra libertad pertenece a complejas redes de elecciones que nos preceden y que nacen de nosotros; la libertad individual es una libertad condicionada por ese entramado, y a su vez en nuestras elecciones individuales condicionamos a los que nos seguirán.

Cuando hablamos del pecado como fruto de la libertad, si queremos ser auténticos en nuestro diagnóstico, no podemos pensarlo como algo ligado exclusivamente a la libertad individual, como si cada uno pudiera escoger por sí mismo todo, al estilo del pelagianismo.

El pecado tiene una dimensión en la conciencia de los hombres: nubla nuestro entendimiento, y no sabemos lo que realmenete queremos ni lo que realmente necesitamos.

El pecado tiene una dimensión en la comunidad de los hombres: nubla las redes de elecciones personales, e impide que la gente haga todo el bien que desea y puede hacer.

El pecado tiene una dimensión en las relaciones del hombre con Dios: los pecados de la Iglesia obstaculizan que sus miembros, incluso individuales, puedan conversar con Dios cara a cara. Por cada pecado con que un hombre mancha a la Iglesia y aleja a Dios, muchos hombres pierden la cercanía con él.

Por eso era necesario que Cristo se hiciera pecado por nosotros, para que incluso sumidos en el pecado, pudiéramos encontrarlo.


-----------------
«Busca a Dios, entonces hallarás a Dios y todo lo bueno.» (M. Eckhard)

id: 64852
permalink de este mensaje: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_64852
Re: El problema del mal
por: Maite (83.33.20.---) - 15-feb-2017, 11:43:57

 

 

Abel, tienes toda la razón,  salvo al final me explique mal; cuando cite el ejemplo de la naturaleza, desde luego que no quise, llamar “asesino, ni malote, al hermano león”, ayer en un documental de la dos, se veía clarito, los chicos de la película, no eran leones, si no lobos, los otros eran ciervos, la voz en off, decía que los lobos sólo comían ciervos débiles, o enfermos, con lo que ayudaban a mantener el equilibrio de la manada de ciervos, que los ciervos fuesen sanos

Naturalmente que sabemos que el hermano lobo, no se manduca al hermano ciervo sano, porque le escapa, pero ese no es el problema, ni el caso

Si pensamos en lo que sucedería si de repente los depredadores desapareciesen, y los herbívoros quedasen a su antojo, y si uno lo piensa un poco es terrible lo que sucedería

Los depredadores están cumpliendo una misión, lo que sí me parece cruel, pero es porque aquí entra el ser humano; es que a un león en un zoo le echen una cabra viva, en el monte el animal puede intentar escapar, tal vez por eso no soy amiga de los zoos

Hablabas de la muerte, y de la visión que tenemos de ella, lo mismo podríamos decir del trabajo, y de la naturaleza, volviendo con los pobres depredadores, hay un texto en el Génesis, simpático donde Dios dice, que a todas las fieras del campo, “la hierba verde les servirá de alimento”; imaginarse a un león, a un  tigre, ni siquiera a tu gato, o al mío, comiendo una lechuga, me cuesta trabajo. Claro que los que pusieron por escrito las distintas tradiciones del Génesis, “no habían estado en el Paraíso”; ni querían transmitir ninguna historia; el hecho de ponerlos como vegetarianos, era una forma de decir que no iba existir muerte violenta, no se iba derramar sangre, ni siquiera para comer, porque Dios es el Dios de la vida, una forma poética de hablar

Tal vez por eso; en el libro de Isaías, y hablando de los tiempos mesiánicos, se pinte al león pastando con el cordero, tiempos en los que ya estamos, pero aún no estamos

Termino

Un día una señora mientras se zampaba un pedazo de cordero asado en un restaurante, decía que no podía ver, los documentales de la 2 TV, que malos eran los leones etc, que pena le había dado una gacela, etc

Salte como una fiera en defensa de los felinos, y canidos, le pregunte, si pensaba que aquella que estaba comiendo había nacido así en un árbol, que el depredador más cruel  era el ser humano, que acariciaba al animal que iba matar, le daba de comer, y luego lo “mataba” de la forma más cruel, el león, o el tigre no  tienen la gacela en su casa, cuidándola, la gacela sabe cuando los huele venir que tiene que correr por patas, la gallina, el corderito, el cerdito, no lo saben cuando un día se acerca el humano que los cuida con intenciones culinarias; concluí diciéndole que se dejase de hipocresías

No sabemos porque no hemos nacido en él, como sería un mundo en el cual el pecado original, el mal no hubiese dejado huella; y, por tanto no podemos hacer comparaciones

Se nos presentó por ejemplo la muerte como castigo por el pecado

Y tantas otras cosas

El caso es que el mal existe, y que si hay culpable, y lo hay es el Diablo, y el ser humano

Pero con Dios acabará por ser vencido de todo

En el fondo sólo el Bien es Absoluto, el mal, el mal es siempre relativo, porque no es Dios

Un abrazo

Maite

“A nadie obliga a ser impío a nadie da permiso para pecar”

 

 

 

Nuevo mensaje en el foro Teología
título:
autor:
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa