Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

La Biblia

En la Sagrada Escritura se manifiesta la admirable condescendencia de la sabiduría eterna, porque las palabras de Dios expresadas con lenguas humanas se han hecho semejantes al habla humana, como en otro tiempo el Verbo del Padre Eterno se hizo semejante a los hombres. (Dei Verbum, 13)
 

anclar este panel

¿buscas una cita? escríbela aquí:
(por ej.: Gn 3,14-22)

¿una palabra o expresión?
escríbela aquí:

¿en qué libro buscas?
(si está en la cita, no necesitas elegirlo)

¿en cuál traducción?

¿quieres comparar con otra?

no mostrar nº de vers.
mostrar referencias marginales
referencias vinculadas

anclar este panel

Escoge un episodio

no mostrar nº de vers.
mostrar referencias marginales
referencias vinculadas

Mateo

Genealogía de Jesús (1,1-17)

Concepción virginal de Jesús (1,18-25)

Adoración de los Magos (2,1-12)

Huída a Egipto y muerte de los inocentes (2,13-18)

Vuelta de Egipto y residencia en Nazaret (2,19-23)

Predicación de Juan el Bautista (3,1-12)

Bautismo de Jesús (3,13-17)

Tentaciones en el desierto (4,1-11)

Vuelta a Galilea (4,11-17)

Llamamiento de los cuatro primeros discípulos (4,18-22)

Jesús enseña y sana (4,23-25)

Las Bienaventuranzas (5,1-12)

Sal de la tierra y luz del mundo (5,13-16)

Cumplimiento de la Ley (5,17-19)

La justicia nueva, superior a la antigua (5,20-48)

La limosna en secreto (6,1-4)

La oración en secreto (6,5-6)

La verdadera oración. El Padre nuestro (6,7-15)

El ayuno en secreto (6,16-18)

El verdadero tesoro (6,19-21)

El ojo, lámpara del cuerpo (6,22-23)

Dios y el dinero (6,24-24)

Abandono en la Providencia (6,25-34)

No juzgar (7,1-5)

No profanar las cosas santas (7,6-6)

Eficacia en la oración (7,7-11)

La regla de oro (7,12-12)

Los dos caminos (7,13-14)

Los falsos profetas (7,15-20)

Los verdaderos discípulos (7,21-27)

Admiración de la gente (7,28-29)

Curación de un leproso (8,1-4)

Curación del criado del centurión (8,5-13)

Curación de la suegra de Pedro (8,14-15)

Numerosas curaciones (8,16-17)

Exigencias de la vocación apostólica (8,18-22)

La tempestad calmada (8,23-27)

Los endemoniados gadarenos (8,28-34)

Curación de un paralítico (9,1-8)

Vocación de Mateo (9,9-9)

Comida con pecadores (9,10-13)

Discusión sobre el ayuno (9,14-17)

Curación de una hemorroísa y resurrección de la hija de Jairo (9,18-26)

Jesús cura a dos ciegos (9,27-31)

Curación de un endemoniado mudo (9,32-34)

Compasión hacia la muchedumbre (9,35-38)

Misión de los Doce (10,1-15)

Predicción de persecuciones (10,17-25)

Hablar francamente y sin temor (10,26-33)

Jesús, señal de contradicción (10,34-36)

Renunciarse para seguir a Jesús (10,37-39)

Conclusión del discurso apostólico (10,40-11,1)

Pregunta de Juan el Bautista y testimonio de Jesús (11,2-15)

Jesús juzga a su generación (11,16-19)

¡Ay de las ciudades impenitentes! (11,20-24)

El Evangelio revelado a los sencillos. El Padre y el Hijo (11,25-27)

Jesús, maestro bondadoso (11,28-30)

Las espigas arrancadas en sábado (12,1-8)

Curación del hombre de la mano paralizada (12,9-14)

Jesús es el «Siervo de Yahvéh» (12,15-21)

Jesús y Beelzebul (12,22-32)

Las palabras descubren el corazón (12,33-37)

La señal de Jonás (12,38-42)

Estrategia de Satanás (12,43-45)

El verdadero parentesco de Jesús (12,46-50)

Introducción a las parábolas (13,1-2)

Parábola del sembrador (13,3-9)

Por qué Jesús habla en parábolas (13,10-17)

Explicación de la parábola del sembrador (13,18-23)

Parábola de la cizaña (13,24-30)

Parábola del grano de mostaza (13,31-32)

Parábola de la levadura (13,33-33)

Jesús sólo en parábolas habla a la gente (13,34-35)

Interpretación de la parábola de la cizaña (13,36-43)

Parábola del tesoro y de la perla (13,44-46)

Parábola de la red (13,47-50)

Conclusión de las parábolas (13,51-52)

Visita de Jesús a Nazaret (13,53-58)

Herodes y Jesús (14,1-2)

Muerte del Bautista (14,3-12)

Primera multiplicación de los panes (14,13-21)

Jesús camina sobre las aguas y Pedro con él (14,22-33)

Curaciones en el país de Genesaret (14,34-36)

Discusiones sobre las tradiciones farisaicas (15,1-9)

Doctrina sobre lo puro y lo impuro (15,10-20)

Curación de la hija de una cananea (15,21-28)

Numerosas curaciones junto al lago (15,29-31)

Segunda multiplicación de los panes (15,32-39)

Fariseos y saduceos piden una señal del cielo (16,1-4)

La levadura de los fariseos y saduceos (16,5-12)

Profesión de fe y primado de Pedro (16,13-20)

Primer anuncio de la Pasión (16,21-23)

Condiciones para seguir a Jesús (16,24-28)

La Transfiguración (17,1-8)

La venida de Elías (17,9-13)

El endemoniado epiléptico (17,14-20)

Segundo anuncio de la Pasión (17,22-23)

El tributo del Templo pagado por Jesús y Pedro (17,24-27)

¿Quién es el mayor? (18,1-4)

El escándalo (18,5-10)

La oveja perdida (18,12-14)

Corrección fraterna (18,15-18)

Oración en común (18,19-20)

Perdón de las ofensas (18,21-22)

Parábola del siervo sin entrañas (18,23-35)

Indisolubilidad del matrimonio (19,1-9)

La continencia voluntaria (19,10-12)

Jesús y los niños (19,13-15)

El joven rico (19,16-22)

Peligro de las riquezas (19,23-26)

Recompensa prometida al desprendimiento (19,27-30)

Parábola de los obreros de la viña (20,1-16)

Tercer anuncio de la Pasión (20,17-19)

Petición de la madre de los hijos de Zebedeo (20,20-23)

Los jefes deben servir (20,24-28)

Los dos ciegos de Jericó (20,29-34)

Entrada mesiánica en Jerusalén (21,1-11)

Expulsión de los vendedores del templo (21,12-17)

La higuera estéril y seca. Fe y oración (21,18-22)

Controversia sobre la autoridad de Jesús (21,23-27)

Parábola de los dos hijos (21,28-32)

Parábola de los viñadores homicidas (21,33-46)

Parábola del banquete nupcial (22,1-14)

El tributo debido al César (22,15-22)

La resurrección de los muertos (22,23-33)

El mandamiento principal (22,34-40)

Cristo, hijo y Señor de David (22,41-46)

Hipocresía y vacuidad de los escribas y fariseos (23,1-12)

Siete maldiciones contra los escribas y fariseos (23,13-31)

Crímenes y castigos próximos (23,33-36)

Apóstrofe a Jerusalén (23,37-39)

Introducción al Discurso escatológico (24,1-3)

El comienzo de los dolores (24,4-14)

La gran tribulación de Jerusalén (24,15-25)

La venida del Hijo del hombre será manifiesta (24,26-28)

Resonancia cósmica de la venida (24,29-31)

El momento de la venida (24,32-36)

Estar alerta para no ser sorprendidos (24,37-44)

Parábola del mayordomo (24,45-45)

Parábola de las diez vírgenes (25,1-13)

Parábola de los talentos (25,14-30)

El juicio final (25,31-46)

Conspiración contra Jesús (26,1-5)

Unción en Betania (26,6-13)

Traición de Judas (26,14-16)

Preparativos para la Cena pascual (26,17-19)

Anuncio de la traición de Judas (26,20-25)

Institución de la Eucaristía (26,26-29)

Predicción de las negaciones de Pedro (26,30-35)

Agonía de Jesús (26,36-46)

Prendimiento de Jesús (26,47-56)

Jesús ante el Sanedrín (26,57-68)

Negaciones de Pedro (26,69-75)

Jesús llevado ante Pilato (27,1-2)

Muerte de Judas (27,3-10)

Jesús ante Pilato (27,11-26)

Coronación de espinas (27,27-31)

La Crucifixión (27,32-38)

Jesús en cruz ultrajado (27,39-44)

Muerte de Jesús (27,45-56)

Sepultura de Jesús (27,57-61)

Custodia del sepulcro (27,62-66)

El sepulcro vacío. Mensaje del Ángel (28,1-8)

Aparición a las santas mujeres (28,9-10)

Soborno de los soldados (28,11-15)

Aparición en Galilea y misión uni­versal (28,16-20)

Marcos

Predicación de Juan el Bautista (1,1-8)

Bautismo de Jesús (1,9-11)

Tentaciones en el desierto (1,12-13)

Jesús inicia su predicación (1,14-15)

Vocación de los cuatro primeros discípulos (1,16-20)

Jesús enseña en Cafarnaúm y cura a un endemoniado (1,21-28)

Curación de la suegra de Simón (1,29-31)

Numerosas curaciones (1,32-34)

Jesús sale ocultamente de Cafarnaúm y recorre Galilea (1,35-39)

Curación de un leproso (1,40-45)

Curación de un paralítico (2,1-12)

Vocación de Levi (2,13-14)

Comida con pecadores (2,15-17)

Discusión sobre el ayuno (2,18-22)

Las espigas arrancadas en sábado (2,23-28)

Curación del hombre de la mano paralizada (3,1-6)

La muchedumbre sigue a Jesús (3,7-12)

Institución de los Doce (3,13-19)

Sus parientes le buscan (3,20-21)

Calumnias de los escribas (3,22-30)

El verdadero parentesco de Jesús (3,31-35)

Parábola del sembrador (4,1-9)

Por qué habla Jesús en parábolas (4,10-12)

Explicación de la parábola del sem­brador (4,13-20)

Parábola de la lámpara (4,21-23)

Parábola de la medida (4,24-25)

Parábola de la semilla que crece por sí sola (4,26-29)

Parábola del grano de mostaza (4,30-32)

Conclusión de las parábolas; (4,33-34)

La tempestad calmada (4,35-41)

El endemoniado de Gerasa (5,1-20)

Curación de una hemorroísa y resu­rrección de la hija de Jairo. (5,21-43)

Visita a Nazaret (6,1-6)

Misión de los Doce (6,7-13)

Herodes y Jesús (6,14-16)

Muerte del Bautista (6,17-29)

Primera multiplicación de los panes (6,30-44)

Jesús camina sobre las aguas (6,45-52)

Curaciones en el país de Genesaret (6,53-56)

Discusión sobre las tradiciones fari­saicas (7,1-13)

Doctrina sobre lo puro y lo impuro (7,14-23)

Curación de la hija de una sirofenicia (7,24-30)

Curación de un tartamudo sordo (7,31-37)

Segunda multiplicación de los panes (8,1-10)

Los fariseos piden una señal del cielo (8,11-13)

La levadura de los fariseos y de Herodes (8,14-21)

Curación del ciego de Betsaida (8,22-26)

Profesión de fe de Pedro (8,27-30)

Primer anuncio de la Pasión (8,31-33)

Condiciones para seguir a Jesús (8,34-9,1)

La Transfiguración (9,2-8)

La venida de Elías (9,9-13)

El endemoniado epiléptico (9,14-29)

Segundo anuncio de la Pasión (9,30-32)

¿Quién es el mayor? (9,33-37)

Empleo del nombre de Jesús (9,38-40)

Caridad con los discípulos (9,41-41)

El escándalo (9,42-50)

Indisolubilidad del matrimonio (10,1-12)

Jesús y los niños (10,13-16)

El joven rico (10,17-22)

Peligro de las riquezas (10,23-27)

Recompensa prometida al desprendimiento (10,28-31)

Tercer anuncio de la Pasión (10,32-34)

La petición de los hijos de Zebedeo (10,35-40)

Los jefes deben servir (10,41-45)

El ciego de Jericó (10,46-52)

Entrada mesiánica en Jerusalén (11,1-11)

La higuera estéril (11,12-14)

Expulsión de los vendedores del Templo (11,15-19)

La higuera seca. Fe y oración (11,20-26)

Controversia sobre la autoridad de Jesús (11,27-33)

Parábola de los viñadores homicidas (12,1-12)

El tributo debido al César (12,13-17)

La resurrección de los muertos (12,18-27)

El mandamiento principal (12,28-34)

Cristo, hijo y Señor de David (12,35-37)

Los escribas juzgados por Jesús (12,38-40)

El óbolo de la viuda (12,41-44)

Discurso escatológico. Introducción (13,1-4)

El comienzo de los dolores (13,5-13)

La gran tribulación de Jerusalén. (13,14-23)

La venida del Hijo del hombre (13,24-27)

El momento de la venida (13,28-32)

Estar alerta para no ser sorprendidos (13,33-37)

Conspiración contra Jesús (14,1-2)

Unción en Betania (14,3-9)

Traición de Judas (14,10-11)

Preparativos para la Cena pascual (14,12-16)

Anuncio de la traición de Judas (14,17-21)

Institución de la Eucaristía (14,22-25)

Predicción de las negaciones de Pedro (14,26-31)

Agonía de Jesús (14,32-42)

Prendimiento de Jesús (14,43-52)

Jesús ante el Sanedrín (14,53-65)

Negaciones de Pedro (14,66-72)

Jesús ante Pilato (15,1-15)

Coronación de espinas (15,16-20)

El camino de la cruz (15,21-22)

La Crucifixión (15,23-28)

Jesús en cruz ultrajado (15,29-32)

Muerte de Jesús (15,33-39)

Las santas mujeres en el Calvario (15,40-41)

Sepultura de Jesús (15,42-47)

El sepulcro vacío. Mensaje del Ángel (16,1-8)

Apariciones de Jesús resucitado (16,9-20)

Lucas

Prólogo (1,1-4)

Anuncio del nacimiento de Juan el Bautista (1,5-25)

La Anunciación (1,26-38)

La Visitación (1,39-45)

El Magníficat (1,46-56)

Nacimiento de Juan el Bautista (1,57-58)

Circuncisión de Juan Bautista (1,59-66)

El Benedictus (1,67-79)

Vida oculta de Juan el Bautista (1,80-80)

Nacimiento de Jesús y visita de los pastores (2,1-20)

Circuncisión de Jesús (2,21-21)

Presentación de Jesús en el Templo (2,22-28)

El Nunc dimittis (2,29-32)

Profecía de Simeón (2,33-35)

Profecía de Ana (2,36-38)

Vida oculta de Jesús en Nazaret (2,39-40)

Jesús entre los doctores (2,41-50)

Más sobre la vida oculta (2,51-52)

Predicación de Juan el Bautista (3,1-18)

Prisión de Juan el Bautista (3,19-20)

Bautismo de Jesús (3,21-22)

Genealogía de Jesús (3,23-38)

Tentaciones en el desierto (4,1-13)

Comienzo de la predicación (4,14-15)

Jesús en Nazaret (4,16-30)

Jesús enseña en Cafarnaúm y cura a un endemoniado (4,31-37)

Curación de la suegra de Simón (4,38-39)

Numerosas curaciones (4,40-41)

Jesús sale ocultamente de Cafarnaúm y recorre Judea (4,42-44)

Vocación de los cuatro primeros discípulos (5,1-11)

Curación de un leproso (5,12-16)

Curación de un paralítico (5,17-26)

Vocación de Leví (5,27-28)

Comida con los pecadores en casa de Leví (5,29-32)

Discusión sobre el ayuno (5,33-39)

Las espigas arrancadas en sábado (6,1-5)

Curación del hombre de la mano paralizada (6,6-11)

Elección de los Doce (6,12-16)

La muchedumbre sigue a Jesús (6,17-19)

Discurso inaugural. Las Bienaventuranzas (6,20-23)

Las maldiciones (6,24-26)

Amor a los enemigos (6,27-35)

Misericordia y beneficencia (6,36-38)

Celo bien ordenado (6,39-45)

Necesidad de las obras (6,46-49)

Curación del siervo del centurión (7,1-10)

Resurrección del hijo de la viuda de Naím (7,11-17)

Pregunta del Bautista y testimonio de Jesús (7,18-30)

Jesús juzga a su generación (7,31-35)

La pecadora perdonada (7,36-50)

Mujeres que acompañaban a Jesús (8,1-3)

Parábola del sembrador (8,4-8)

Por qué habla Jesús en parábolas (8,9-10)

Explicación de la parábola del sembrador (8,11-15)

Parábola de la lámpara (8,16-18)

El verdadero parentesco de Jesús (8,19-21)

La tempestad calmada (8,22-25)

El endemoniado de Gerasa (8,26-39)

Curación de una hemorroisa y resurrección de la hija de Jairo (8,40-56)

Misión de los Doce (9,1-6)

Herodes y Jesús (9,7-9)

Vuelta de los apóstoles y multiplicación de los panes (9,10-17)

Profesión de fe de Pedro (9,18-21)

Primer anuncio de la Pasión (9,22-22)

Condiciones para seguir a Jesús (9,23-26)

Próxima venida del Reino (9,27-27)

La Transfiguración (9,28-36)

El endemoniado epiléptico (9,37-42)

Segundo anuncio de la Pasión (9,43-45)

¿Quién es el mayor? (9,46-48)

Empleo del nombre de Jesús (9,49-50)

Mala acogida en un pueblo samaritano (9,51-56)

Exigencias de la vocación apostólica (9,57-62)

Misión de los setenta y dos discípulos (10,1-16)

De qué deben alegrarse los apóstoles (10,17-20)

El Evangelio revelado a los sencillos. El Padre y el Hijo (10,21-22)

Privilegio de los discípulos (10,23-24)

El gran mandamiento (10,25-28)

Parábola del buen samaritano (10,29-37)

Marta y María (10,38-42)

El Padre nuestro (11,1-4)

El amigo importuno (11,5-8)

Eficacia de la oración (11,9-13)

Jesús y Beelzebul (11,14-22)

Intransigencia de Jesús (11,23-23)

Estrategia de Satanás (11,24-26)

La verdadera dicha (11,27-28)

La señal de Jonás (11,29-32)

Otra vez la parábola de la lámpara (11,33-36)

Contra los fariseos y legistas (11,37-53)

Hablar francamente y sin temor (12,1-12)

No acumular riquezas (12,13-21)

Abandono en la Providencia (12,22-32)

Vender los bienes y hacer limosnas (12,33-34)

Estar preparados para cuando vuelva el Señor (12,35-48)

Jesús ante su Pasión (12,49-50)

Jesús causa de disensión (12,51-52)

Las señales de los tiempos (12,54-59)

Invitación a la penitencia (13,1-5)

Parábola de la higuera estéril (13,6-9)

Curación en sábado de la mujer encorvada (13,10-17)

Parábola del grano de mostaza (13,18-19)

Parábola de la levadura (13,20-21)

La puerta, estrecha. Reprobación de los judíos infieles y vocación de los gentiles (13,22-30)

Herodes el astuto (13,31-33)

Apostrofe a Jerusalén (13,34-35)

Curación de un hidrópico en sábado (14,1-6)

Elección de asientos (14,7-11)

Elección de invitados (14,12-14)

Los invitados que se excusan (14,15-24)

Renuncia a todo lo que se ama (14,25-27)

Renuncia a los bienes (14,28-33)

No perder la eficacia (14,34-35)

Las tres parábolas de la misericordia (15,1-3)

La oveja perdida (15,4-7)

La dracma perdida (15,8-10)

El hijo perdido y el hijo fiel; El hijo pródigo. (15,10-32)

El administrador infiel (16,1-8)

Buen uso de las riquezas (16,9-13)

Contra los fariseos, amigos de las riquezas (16,14-15)

Al asalto del Reino (16,16-16)

Perennidad de la Ley (16,17-17)

Indisolubilidad del matrimonio (16,18-18)

El rico malo y Lázaro el pobre (16,19-31)

El escándalo (17,1-2)

Corrección fraterna (17,3-4)

Poder de la fe (17,5-6)

Servir con humildad (17,7-10)

Los diez leprosos (17,11-19)

La venida del Reino de Dios (17,20-21)

El Día del Hijo del hombre (17,22-37)

El juez inicuo y la viuda importuna (18,1-8)

El fariseo y el publicano (18,9-14)

Jesús y los niños (18,15-17)

El joven rico (18,18-23)

Peligro de las riquezas (18,24-27)

Recompensa prometida al desprendimiento (18,28-30)

Tercer anuncio de la Pasión (18,31-34)

El ciego de Jerlcó (18,34-43)

Zaqueo (19,1-10)

Parábola de las minas (19,11-27)

Entrada mesiánica en Jerusalén (19,28-38)

Jesús aprueba las aclamaciones de sus discípulos (19,39-40)

Lamentación sobre Jerusalén (19,41-44)

Expulsión de los vendedores del Templo (19,45-46)

Jesús enseña en el Templo (19,47-48)

Controversia sobre la autoridad de Jesús (20,1-8)

Parábola de los viñadores homicidas (20,9-19)

El tributo debido al César (20,20-26)

La resurrección de los muertos (20,27-40)

Cristo, hijo y Señor de David (20,41-44)

Los escribas juzgados por Jesús (20,45-47)

El óbolo de la viuda (21,1-4)

Discurso sobre la ruina de Jerusalén. Introducción (21,5-7)

Señales precursoras (21,8-19)

Asedio de Jerusalén (21,20-22)

La catástrofe y el tiempo de los gentiles (21,23-24)

Catástrofes cósmicas y venida del Hijo del hombre (21,25-28)

El momento de la venida (21,29-33)

Estar alerta para no ser sorprendidos (21,34-36)

Los últimos días de Jesús (21,37-38)

Conspiración contra Jesús y traición de Judas (22,1-6)

Preparativos para la Cena pascual (22,7-13)

La Cena pascual (22,14-18)

Institución de la Eucaristía (22,19-20)

Anuncio de la traición de Judas (22,21-23)

¿Quién es el mayor? (22,24-27)

Recompensa prometida a los apóstoles (22,28-30)

Anuncio de la negación y del arrepentimiento de Pedro (22,31-34)

La hora del combate decisivo (22,35-38)

Agonía de Jesús (22,39-46)

Prendimiento de Jesús (22,47-53)

Negaciones de Pedro (22,54-62)

Primeros ultrajes (22,63-65)

Jesús ante el Sanedrín (22,66-23,1)

Jesús ante Pilato (23,2-7)

Jesús ante Herodes (23,8-12)

De nuevo Jesús ante Pilato (23,13-25)

Camino del Calvario (23,26-32)

La Crucifixión (23,33-34)

Jesús en la cruz ultrajado (23,35-38)

El buen ladrón (23,39-43)

Muerte de Jesús (23,44-46)

Después de la muerte de Jesús (23,47-49)

Sepultura de Jesús (23,50-56)

El sepulcro vacío. Mensaje del Ángel (24,1-8)

Los apóstoles no creen a las mujeres (24,9-11)

Pedro en el sepulcro (24,12-12)

Los discípulos de Emaús (24,13-35)

Aparición a los apóstoles (24,36-43)

Últimas instrucciones a los apóstoles (24,44-49)

La Ascensión (24,50-53)

Juan

Prólogo (1,1-18)

El testimonio de Juan (1,19-34)

Los primeros discípulos (1,35-51)

La boda de Caná (2,1-12)

La purificación del Templo (2,13-22)

Estancia en Jerusalén (2,23-25)

Entrevista con Nicodemo (3,1-21)

Último testimonio de Juan (3,22-36)

La revelación del Salvador del mun­do a los samaritanos (4,1-42)

Curación del hijo de un funcionarlo real (4,43-54)

Curación de un enfermo en la piscina de Bezatá (5,1-18)

Discurso sobre la obra del Hijo (5,19-47)

La multiplicación de los panes (6,1-15)

Jesús camina sobre el mar (6,16-21)

Discurso en la sinagoga de Cafarnaúm (6,22-66)

La confesión de Pedro (6,67-71)

Jesús sube a Jerusalén para la fiesta y enseña (7,1-24)

Discusiones populares sobre el origen de Cristo (7,25-30)

Jesús anuncia su próxima partida (7,31-36)

La promesa del agua viva (7,37-39)

Nuevas discusiones sobre el origen de Cristo (7,40-53)

La mujer adúltera (7,53-8,11)

Jesús, luz del mundo (8,12-12)

Discusión del testimonio de Jesús sobre sí mismo (8,13-20)

Advertencias a los judíos incrédulos (8,21-30)

Jesús y Abraham (8,31-59)

Curación de un ciego de nacimiento (9,1-41)

El buen Pastor (10,1-19)

Jesús se declara Hijo de Dios (10,22-39)

Jesús se retira al otro lado del Jordán (10,40-42)

Resurrección de Lázaro (11,1-44)

Las autoridades judías deciden la muerte de Jesús (11,45-54)

La proximidad de la Pascua (11,55-57)

La unción de Betania (12,1-11)

Entrada mesiánica de Jesús en Jerusalén (12,12-19)

Jesús anuncia su glorificación por la muerte (12,20-36)

Conclusión: la incredulidad de los judíos (12,37-50)

La última cena. El lavatorio de los pies (13,1-20)

Anuncio de la traición de Judas (13,21-32)

Las despedidas (13,33-14,31)

La vid verdadera (15,1-17)

El odio del mundo (15,18-16,4)

La venida del Paráclito (16,5-15)

Anuncio de un próximo retorno (16,16-33)

Oración sacerdotal (17,1-26)

La pasión. Prendimiento de Jesús (18,1-11)

Jesús ante Anás y Caifás. Negaciones de Pedro (18,12-27)

Jesús ante Pilato (18,28-19,11)

Condenación a muerte (19,12-15)

La Crucifixión (19,16-22)

Reparto de los vestidos (19,23-24)

Jesús y su madre (19,25-27)

Muerte de Jesús (19,28-30)

La lanzada (19,31-37)

La sepultura (19,38-42)

El sepulcro vacío (20,1-10)

Aparición a María de Magdala (20,11-18)

Apariciones a los discípulos (20,19-29)

Conclusión (20,30-31)

Apéndice. Aparición a orillas del lago de Tiberíades (21,1-23)

Conclusión (21,24-25)

Se llamó así una obra de Taciano (~año 170), señera del estudio bíblico, que buscaba «El evangelio a través de los cuatro [eso significa diatéssaron] evangelios». En la actualidad podemos emular aquella obra precursora con medios electrónicos.

Esta edición sigue la fijación de pasajes paralelos de la École biblique de Jérusalem, responsable de «Biblia de Jerusalén», ya clásica.

Escoge un evangelio regidor (con el que se comparan los otros tres):

Levítico 19 Biblia de Jerusalén (2ª)
19,
1:
Habló Yahveh a Moisés, diciendo:
19,
2:
Habla a toda la comunidad de los israelitas y diles: Sed santos, porque yo, Yahveh, vuestro Dios, soy santo.
19,
3:
Respete cada uno de vosotros a su madre y a su padre. Guardad mis sábados. Yo, Yahveh, vuestro Dios.
19,
4:
No os volváis hacia los ídolos, ni os hagáis dioses de fundición. Yo, Yahveh, vuestro Dios.
19,
5:
Cuando sacrifiquéis a Yahveh un sacrificio de comunión, sacrificadlo de modo que le seáis gratos.
19,
6:
La víctima se ha de comer el mismo día en que la inmoléis, o al día siguiente; y lo que sobre hasta el día tercero, será quemado.
19,
7:
Si se come algo al tercer día, será un manjar corrompido; el sacrificio no será grato.
19,
8:
El que lo coma, cargará con su iniquidad, porque ha profanado la Santidad de Yahveh. Esa persona será exterminada de entre su parentela.
19,
9:
Cuando cosechéis la mies de vuestra tierra, no siegues hasta el borde de tu campo, ni espigues los restos de tu mies.
19,
10:
Tampoco harás rebusco de tu viña, ni recogerás de tu huerto los frutos caídos; los dejarás para el pobre y el forastero. Yo, Yahveh, vuestro Dios.
19,
11:
No hurtaréis; no mentiréis ni os defraudaréis unos a otros.
19,
12:
No juraréis en falso por mi nombre: profanarías el nombre de tu Dios. Yo, Yahveh.
19,
13:
No oprimirás a tu prójimo, ni lo despojarás. No retendrás el salario del jornalero hasta el día siguiente.
19,
14:
No maldecirás a un mudo, ni pondrás tropiezo ante un ciego, sino que temerás a tu Dios. Yo, Yahveh.
19,
15:
Siendo juez no hagas injusticia, ni por favor del pobre, ni por respeto al grande: con justicia juzgarás a tu prójimo.
19,
16:
No andes difamando entre los tuyos; no demandes contra la vida de tu prójimo. Yo, Yahveh.
19,
17:
No odies en tu corazón a tu hermano, pero corrige a tu prójimo, para que no te cargues con pecado por su causa.
19,
18:
No te vengarás ni guardarás rencor contra los hijos de tu pueblo. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo, Yahveh.
19,
19:
Guardad mis preceptos. No aparearás ganado tuyo de diversa especie. No siembres tu campo con dos clases distintas de grano. No uses ropa de dos clases de tejido.
19,
20:
Si un hombre se acuesta maritalmente con una mujer que es una sierva perteneciente a otro, sin que haya sido rescatada ni liberada, será él castigado, pero no con pena de muerte, pues ella no era libre.
19,
21:
Él ofrecerá un carnero, su sacrificio de reparación para Yahveh, a la entrada de la Tienda del Encuentro; será un carnero de reparación.
19,
22:
Con el carnero de reparación, el sacerdote hará expiación por él ante Yahveh por el pecado que cometió, y se le perdonará su pecado.
19,
23:
Cuando entréis en la tierra y plantéis toda clase de árboles frutales, consideraréis impuro su fruto, como incircunciso; por tres años os serán como incircuncisos y no se podrán comer.
19,
24:
Al cuarto año todos su frutos serán consagrados en fiesta de alabanza en honor de Yahveh.
19,
25:
Y en el quinto año podréis comer de su fruto y almacenar en vuestro provecho su producto. Yo, Yahveh, vuestro Dios.
19,
26:
No comáis nada con sangre. No practiquéis encantamiento ni astrología.
19,
27:
No rapéis en redondo vuestra cabellera, ni cortes los bordes de tu barba.
19,
28:
No haréis incisiones en vuestra carne por los muertos; ni os haréis tatuaje. Yo, Yahveh.
19,
29:
No profanarás a tu hija, prostituyéndola; no sea que la tierra se prostituya y se llene de incestos.
19,
30:
Guardad mis sábados y respetad mi santuario. Yo, Yahveh.
19,
31:
No os dirijáis a los nigromantes, ni consultéis a los adivinos haciéndoos impuros por su causa. Yo, Yahveh, vuestro Dios.
19,
32:
Ponte en pie ante las canas y honra el rostro del anciano; teme a tu Dios. Yo, Yahveh.
19,
33:
Cuando un forastero resida junto a ti, en vuestra tierra, no le molestéis.
19,
34:
Al forastero que reside junto a vosotros, le miraréis como a uno de vuestro pueblo y lo amarás como a ti mismo; pues forasteros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto. Yo, Yahveh, vuestro Dios.
19,
35:
No cometáis injusticia en los juicios, ni en las medidas de longitud, de peso o de capacidad:
19,
36:
tened balanza justa, peso justo, medida justa y sextario justo. Yo soy Yahveh vuestro Dios, que os saqué del país de Egipto.
19,
37:
Guardad todos mis preceptos y todas mis normas, y ponedlos en práctica. Yo, Yahveh.
Notas (de Biblia de Jerusalén (2ª)):

=>19 Este cap. reúne, sin orden aparente, prescripciones concernientes a la vida cotidiana, sin más unión que la referencia repetida a Yahvé y a su santidad. Sus lazos con el Decálogo son aparentes.

=>19:4 Lit. «nadas», ver Lv 26,1; Is 2,8, etc.

=>19:11 Los vv. Lv 19,11-18 regulan el comportamiento social, dominado por el mandamiento del amor al prójimo, Lv 19,18. Estas disposiciones se encuentran en todas las legislaciones del Pentateuco.

=>19:14 No puede devolver maldición por maldición. La palabra hebr. significa también «sordo».

=>19:15 Como la justicia de Dios, Sal 7,10+ , de la que se deriva, la justicia del hombre desborda ampliamente las exigencias de nuestra justicia cívica o social. Implica una entera conformidad al querer de Dios, Gn 6,9; Gn 7,1; 2S 4,11; Jb 12,4; Is 1,26; Is 3,10; Is 56,1; Dn 4,24 ; Os 14,10 . Después del Destierro se definirá como la fidelidad a la Ley, Sal 1,6; Sal 119,7; Pr 11,5; Pr 15,9; Sb 1,1, etc. Sus exigencias de perfección en la vida cotidiana, en las relaciones con Dios y los hombres, serán cada vez más precisas e interiores, y Jesús las profundizará todavía más, Mt 3,15; Mt 5,17+, Mt 5,20; ver Rm 1,17+.

=>19:16 Por una acusación capital injustificada.

=>19:19 Esta prohibición se dirige contra la magia, que gusta de estas extrañas mezclas.

=>19:23 La circuncisión señalaba en sus orígenes la entrada en la madurez, Gn 17,10+, y el hombre incircunciso era impuro. Por analogía, los frutos de un árbol demasiado joven son «incircuncisos», impuros, antes de su consagración a Dios.

=>19:27 Los vv. Lv 19,27-28 prohíben los ritos de duelo que se consideran contaminados de paganismo, ver también Lv 21,5; Dt 14,1. Sin embargo, su práctica está ampliamente atestiguada, Is 3,24; Jr 16,6; Jr 41,5; Jr 47,5; Jr 48,37; Am 8,10; Jb 1,20, y la mención de estos mismos ritos en Ez 7,18 muestra que, pese a esta condena, continuaron siendo practicados, acaso porque se les atribuía un significado religioso de carácter penitencial, ver Is 22,12.

© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa