Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Roma
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email

Fe entre costuras: y Dios vistió al hombre y a la mujer

12 de may de 2018
El museo Metropolitano de Nueva York se convierte, por primera vez en su historia, en atrio de los gentiles para abrir un diálogo entre el universo “fashionista” y el orbe católico.

“El Señor Dios hizo una túnica de piel para Adán y su mujer, y los vistió”. Solo un puñado de versículos después de la Creación en el Génesis y la moda irrumpe en la historia de la humanidad. De manos del Creador. Sin costuras ni armiños. Ya llegarían después. Para hacer de la indumentaria funcional, un hecho cultural. Hasta configurar la exposición más ambiciosa organizada hasta la fecha por el Metropolitan Museum of Art –MET para los adictos– de Nueva York.

Del 10 de mayo al 8 de octubre, ‘Cuerpos celestiales: la moda y la imaginería católica’ explora esta vinculación a través de 150 conjuntos de diseñadores de la talla de Christian Lacroix, Karl Lagerfeld, Isabel Toledo o Yves Saint Laurent. Juntos pero no revueltos, hasta 40 vestimentas y ornamentos cedidos por la Santa Sede, pertenecientes a quince pontífices diferentes que nunca antes se habían contemplado más allá de los muros de la Basílica de San Pedro. Desde 1983 no se producía un préstamo de tal magnitud por parte del Vaticano al museo neoyorkino. Y se hacía con la aprobación de la Secretaría de Estado y el respaldo explícito del presidente del Consejo Pontificio de la Cultura, Gianfranco Ravasi. Solo una condición sobre la mesa: que las vestiduras papales fueran mostradas en un espacio separado de las profanas.

Tras cuatro años de negociaciones y una decena de viajes a Roma por parte del comisario de la exposición, Andrew Bolton, lograba el visto bueno eclesial bajo la supervisión de la mujer más poderosa del credo fashionista, la directora de Vogue America, Anna Wintour. “La moda y la religión siempre han estado entrelazadas y, a pesar de que en algunos momentos esta relación haya podido ser controvertida, lo cierto es que ha generado algunas de las creaciones más relevantes de la historia de la moda”, justifica Bolton.

“La moda habla de la fe de un pueblo”

Pío XII, en 1957, al recibir a los empresarios del sector textil italiano, les recordó que un vestido puede expresar “alegría y duelo, autoridad y poder, orgullo y sencillez, riqueza y pobreza, lo sagrado y lo profano”. Y aunque Zara no se había asomado a los vestidores de medio mundo, el Papa ya hablaba del fenómeno de la “democratización” en el vestir. “Si la moda siempre ha sido la expresión exterior de la costumbre de un pueblo, hoy lo es más como fruto de la reflexión y el estudio”, aseveraba Pacelli.

“La moda es tan reveladora que habla de la fe de un pueblo, pero también de su libertad. Así, es fácil distinguir un país que vive en una dictadura por cómo se visten sus ciudadanos. De la misma manera que una institución jerarquiza con su indumentaria, como le sucede a la Iglesia”, indica el diseñador Hannibal Laguna. “Pensar que un diseñador se nutre solo de lo evidente, sería un error. Una línea de inspiración de una colección, en este caso el cristianismo, empapa colores, tejidos y formas exteriorizando así una inquietud interior, sea desde la pasión, la rebeldía o el rechazo al hecho religioso”, explica la periodista Clara Courel, codirectora del Máster de Diseño de Moda del IED de Madrid.

“Lo que hay de rigurosamente novedoso en esta exposición es que la Iglesia admite ser ‘toqueteada’ por la moda. Lo novedoso es que la Iglesia sea tan avanzada que no niegue el poder de la moda y hable con ella, que se quiera dejar mimar y acariciar por cómo su buen gusto histórico ha propiciado nuevas formas de expresión”, valora el sociólogo, periodista y crítico de moda, Pedro Mansilla, que aprecia cómo Iglesia y moda, “con distintos fines pero con los mismos medios, buscan la perfección. Vogue busca recoger toda la belleza del mundo en sus páginas, lo feo está prohibido en esta revista. Para san Agustín lo feo es el problema del mal, es lo que busca desterrar de las páginas de la vida del cristiano. Para él, la belleza y la perfección se hayan en el rostro de la verdad y la revista busca la belleza desde el rostro de la apariencia”.

Apoyo del cardenal Dolan

Para no cruzar líneas rojas en la muestra del MET, el comisario decidió contar como asesor con el jesuita James Martin, así como con el beneplácito del cardenal neoyorkino Timothy Dolan. “Cuando pensamos en arte católico, miramos caravaggios colgados de la pared de un museo, y no colgados de la gente. Es una buena idea ampliar el concepto de lo que puede ser arte católico”, aconseja Martin.

Sobrino de sacerdote y católico de misa diaria, Cristóbal Balenciaga comenzaba siempre su jornada de trabajo en la iglesia parisina de Saint Pierre de Chaillot. De su oración creyente y su contemplación mundana de los frescos de Goya, el Cristo de Velázquez o la vaporosidad de las santas de Zurbarán brota un misticismo que se traduce en la búsqueda de la perfección en los volúmenes de abrigos y vestidos de noche, pero también en la pureza de los pantone de sus creaciones. Tampoco se entendería la obsesión por el negro y el blanco de Coco Chanel si no desde su infancia en un orfanato de las religiosas del Sagrado Corazón de María, que le enseñaron a coser. Y no son pocos los que ven en las perlas achaneladas una referencia directa a las cuentas de los rosarios de las consagradas.

La interioridad puede impregnar cada boceto y se intuye en las puntadas. Así se palpa en el estudio madrileño de la diseñadora Ana Locking: “Necesito crear desde el equilibrio entre lo personal y lo espiritual. Solo desde una serena reflexión puedo trabajar”. En este ejercicio de introspección, la idea de Dios se cose al bies. Una experiencia religiosa que ha repetido en ‘Preachers and believers’ (‘Predicadores y creyentes’), su colección de esta temporada, en la que parte de “la necesidad que surge en la gente de creer en algo en unos tiempos tan convulsos como los que vivimos”.

En otras ocasiones, la implicación entre la aguja y la religión se estrecha todavía más. Que se lo pregunten a Yves Saint Laurent, que en los 80 materializó un diseño para la imagen parisina de la Virgen del Rocío en la Capilla de Nuestra Señora de la Compasión. Obra que también puede verse en el MET y que fue un encargo de Enrique de Orleans porque su abuela, de origen sevillano, era una apasionada de la Blanca Paloma. “Tengo origen italiano y vivo en España, por lo que el 80% de nuestra cultura mediterránea proviene del cristianismo. Recibes estímulos desde pequeño que luego se convierten en referencia, por ejemplo, a la hora de bordar”, apunta el modista Lorenzo Caprile que, si bien no ha tenido a la Iglesia como cliente de su taller, a título particular sí ha creado mantos para Vírgenes y un hábito para un Jesús Nazareno: “Sin duda, una experiencia personal preciosa aunar mi oficio con mi fe”.

Así lo manifestó el propio Papa en el reciente presínodo de los jóvenes, cuando un seminarista ucraniano le preguntó por la proliferación de los tatuajes. “No os asustéis. ¡Con los jóvenes uno no debe asustarse nunca! Incluso detrás de las cosas que parecen que no son tan buenas, hay algo que nos hará llegar a alguna verdad”. Así, Francisco invitó a ir más allá: “El tatuaje indica pertenencia. Tú, joven, estás tatuado o tatuada así: ¿qué buscas? ¿A qué pertenencia te refieres? Si esto es el comienzo de un diálogo, el tatuaje se convierte en un medio para llegar al joven”. Cultura del encuentro. Sea a través de la tinta sobre la piel, o sobre una tela de algodón.

fuente: Vida Nueva Digital
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.224.166.141
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Noticias de los últimos 15 días
Roma
La increíble historia de una pareja de uruguayos a quienes ... no leida
En la Misa matutina en la Casa de Santa Marta, ... no leida
La constitución apostólica de Francisco estabiliza las modalidades que se ... no leida
Diálogo con los jóvenes de la diócesis francesa de Grenoble-Vienne: ... no leida
n la Sala de Prensa de la Santa Sede se ... no leida
A pocos días de la memoria litúrgica de la fiesta ... (2 coms.) no leida
El Papa Francisco en su alocución previa al Ángelus, retomando ... no leida
El Papa en viaje
Francisco en el Santuario Mariano de Aglona: parecen volver mentalidades ... no leida
Lituania: Alocución del Papa Francisco antes de rezar la oración ... no leida
La misa del Papa en Kaunas, durante el segundo día ... no leida
Francisco visita el Santuario de la Virgen de la Misericordia ... no leida
Francisco se reúne con una multitud de millennials en la ... no leida
Ecuménicas e interreligiosas
Con una celebración en la catedral de Basilea (Suiza) ante ... no leida
Iglesia en el Mundo
Fue publicado simultáneamente un comunicado de ambas partes: un periodo ... no leida
Entrevista con el pastor de Letonia, Zbignev Stankevičs, en vísperas ... no leida
Con sus altibajos, la apostasía es un fenómeno creciente, sobre ... no leida
El cardenal Di Nardo: hemos compartido con él nuestra situación, ... no leida
“La Civiltà Cattolica” publicó el breve diálogo del Papa Francisco ... no leida
La corte de Luxemburgo considera "discriminación" que un hospital echara ... no leida
América y España
Un documento de la Edad Media, con sello real, avala ... no leida
El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, presidió ... no leida
En un comunicado, señala que la gestiona desde 1236 y ... no leida
Vicario destacado, pero también abusador. ... no leida
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa