Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003

Sacerdotes según el orden de Melquisedec

por Lic. Abel Della Costa
Nació en Buenos Aires en 1963. Realizó la licenciatura en teología en Buenos Aires, y completó la especialización en Biblia en Valencia.
Desde 1988 hasta 2003 fue profesor de Antropología Teológica y Antropología Filosófica en en la Universidad Católica Argentina, Facultad de Ciencias Sociales.
En esos mismos años dictó cursos de Biblia en seminarios de teología para laicos, especialmente en el de Nuestra Señora de Guadalupe, de Buenos Aires.
En 2003 fundó el portal El Testigo Fiel.
12 de julio de 2004
En este trabajo reflexiono, desde la óptica de un laico, acerca del sacerdocio cristiano, tratando en último término de responder a una pregunta: ¿qué significa para mí, como laico, que alguien salvado por la misma sangre que me salvó a mí, llamado a la misma santidad a la que fui llamado yo, me sea sin embargo dado por Cristo como presencia de su propia mediación?

Con cariño para Jesús Girón
en su ordenación sacerdotal

Introducción

La liturgia de la ordenación sacerdotal insiste en la expresión del Salmo 110 "tú eres sacerdote eterno según el orden de Melquisedec". Esta vinculación de nuestras celebraciones con ese Salmo proviene de la profundísima elaboración que Carta a los Hebreos hace del sacerdocio de Jesús; pero en la mente de muchos de nosotros, el vínculo simbólico-literario entre los sacerdotes cristianos, el sacerdocio de Cristo, el Salmo 110 y el personaje Melquisedec parece estar volcado exclusivamente sobre la coincidencia de que Jesús consagrara como su Cuerpo y Sangre pan y vino, y Melquisedec ofreciera al Dios Altísimo los mismos elementos.

Desde luego que la consagración del pan y del vino es el centro de la vida sacerdotal, pero su vínculo con el símbolo de Melquisedec me parece que es mucho más profundo que la mera reaparición en distintos textos de unos mismos elementos.

En este trabajo reflexiono acerca de esa relación más profunda, guiado por las escasas referencias bíblicas que van perfilando el sacerdocio "según el orden de Melquisedec". Lo hago desde la óptica de un laico, tratando en último término de responder a una pregunta que me permito explicitar aquí: ¿qué significa para mí, como laico, que alguien salvado por la misma sangre que me salvó a mí, llamado a la misma santidad a la que fui llamado yo, me sea sin embargo dado por Cristo como presencia de su propia mediación?

 

Los textos acerca de Melquisedec

 

El personaje de Melquisedec aparece en Gn 14 como un aerolito caído vaya a saber de dónde. La Carta a los Hebreos dice esto mismo de manera más elegante:

 

«...sin padre, ni madre, ni genealogía, sin comienzo de días, ni fin de vida...» (Heb 7,3)

 

Este argumento "ex silentio" que Hebreos aplicará gustosamente para resaltar el paralelo con el Hijo de Dios, tiene su razón de ser en lo escueto de la anécdota original:

 

«Al regresar Abraham después de batir a Kedorlaomer y a los reyes que con él estaban, le salió al encuentro el rey de Sodoma en el valle de Savé (o sea, el valle del Rey). Entonces Melquisedec, rey de Salem, presentó pan y vino, pues era sacerdote del Dios Altísimo, y le bendijo diciendo: "¡Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de cielos y tierra, y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó a tus enemigos en tus manos!" Y dióle Abram el diezmo de todo.» (Gn 14,17-20)

 

Para cumplir con el humorístico principio de N. Frye de que "todo lo que está en la Biblia es porque también está... en alguna otra parte de la Biblia", a alguien se le ocurrió que la "Salem" que aquí nombra tenía que ser Jerusalén (cfr. S 76,2), así que no dudó en celebrar al rey de Jerusalén como sacerdote "según el orden de Melquisedec", tal como lo consigna la segunda y última vez que el personaje es evocado en el Antiguo Testamento:

 

«Lo ha jurado Yahvé y no ha de retractarse:

"Tú eres por siempre sacerdote, según el orden de Melquisedec."» (S 110,4)

 

El personaje podría haber quedado en una simple referencia anecdótica, una vía muerta en la simbólica bíblica, si ese "festival de la tipología" que es Carta a los Hebreos no le hubiera rescatado del arcón y explorado en todo lo que esos escuetos textos podían dar.

En efecto, Hebreos recopilará lo que Génesis dice ("rey", "justicia", "paz", "pan y vino", etc.) y lo que no dice ("padre", "madre", "genealogía", etc.) para encontrar una de las más completas anticipaciones veterotestamentarias del Sacerdocio Regio de Jesús.

Pero lo que para Carta a los Hebreos aglutina todo este complejo de imágenes no parece ser la referencia al pan y al vino (como lo es para la mayoría de nosotros) sino la polémica en torno al sacerdocio levítico. Melquisedec representa la posibilidad de pensar un sacerdocio más allá de la Ley:

 

«Pues bien, si la perfección estuviera en poder del sacerdocio levítico -pues sobre él descansa la Ley dada al pueblo- ,¿qué necesidad había ya de que surgiera otro sacerdote a 'semejanza de Melquisedec' y no 'a semejanza de Aarón'? Porque, cambiado el sacerdocio, necesariamente se cambia la Ley» (Heb 7,11-12)

 

No sabemos si la carta es anterior o posterior al año 70; en todo caso, la polémica que allí se manifiesta no se refiere a la práctica del sacerdocio levítico cuanto a algo más esencial. Eso más esencial no proviene, creo yo, de Gn 14 sino del Salmo 110.

 

Sacerdocio y mundo en la economía de un mundo ajeno a Dios

La alusión a Melquisedec de S 110 parece más bien un fragmento de un discurso más amplio que no ha llegado hasta nosotros: se habla allí de una promesa de Yahvé que no se nos conservó en ninguna parte del A. T, relacionada con un "orden de Melquisedec" cuyos requisitos y características no se mencionan.

Lo que más llama la atención, sin embargo, es la pretensión de unir el sacerdocio a la persona del rey. Nosotros identificamos esta unión como una alusión mesiánica; pero ése es sólo un segundo sentido: el S 110 es un "salmo de entronización", por lo que el rey de que se habla es, ante todo, el que está siendo coronado en ese momento.

La tensión entre "realeza sacerdotal" y "sacerdocio regio" no ha podido ser resuelta en toda la historia por ningún estado. Daría la impresión de que entregar el manejo del poder político al sacerdocio (hierocracias islámicas, por ejemplo, o el papo-cesarismo -felizmente superado- de nuestro Occidente cristiano) termina lesionando tanto los derechos del mundo como los de Dios. Pero lo contrario también es cierto: entregar el manejo de lo sagrado al poder civil (la monarquía inglesa, por ejemplo, cabeza de la Iglesia Anglicana) lesiona y aniquila esos mismos derechos. Por su parte, la vía diseñada por el liberalismo occidental de separar cuanto más sea posible lo sacro y lo político parece funcionar sólo a costa de un mantener vigente el insano dualismo de interior vs. exterior, alma vs. cuerpo, etc., lo que en lugar de lesionar derechos aniquila la realidad concreta de los seres humanos. Visto así, sacerdocio y mundo parecen caer invariablemente en vías muertas... Tal vez tenga que ver con que el problema, aunque se refleja en el plano político del ejercicio cotidiano del poder, no es de naturaleza política.

Los reyes israelitas pretendieron en algunos momentos acaparar no sólo sus funciones político-profanas, sino también las sacerdotales (cfr. ISam 13,7ss, que inicia un conflicto de siglos). No obstante, incluso en el profetismo pre-clásico esto fue considerado una herejía, y en la consumación del centralismo jerosolimitano, la Casa de Leví no dejará dudas sobre su intención (¡y realización!) de no ceder su puesto.

La tensión de lo sacerdotal y lo regio quedó provisoriamente resuelta por vía del liderazgo carismático y cuestionador de los profetas, cercanos siempre a las problemáticas del palacio y del culto pero sin identificarse con ninguna de ellas. Recién cuando el Exilio impone nuevos parámetros al problema, nos encontraremos con algún profeta que sea simultáneamente sacerdote (Ezequiel) y con la consolidación de la tensión escatológica hacia un Mesías futuro que resolverá la ecuación asumiendo el doble carácter de Sacerdote y de Rey (S 110 leído -ahora sí- en clave mesiánica, por ejemplo) o al menos trascendiendo a ambos (Za 4, por ej.)

Me parece que puede aceptarse como hipótesis provisoria que el primer sentido de la mención de Melquisedec en el S 110 no sólo no es mesiánico, sino que fue en su momento el emergente de una línea teológica que pretendió enfrentar el problema del reclamo sacerdotal de los reyes de Jerusalén fundando en la ignota figura de aquel sacerdote pre-mosaico un linaje sacerdotal paralelo que resolviera la cuestión sin entrar en conflicto con la Casa de Leví. Puesto que no hay otros testimonios de la existencia en Israel de ese doble linaje sacerdotal, hemos de considerarla una solución fallida.

Si esto es así, cabe preguntarse qué clase de solución aportaría (en ese hipotético pensamiento teológico) un doble linaje sacerdotal, solución que evidentemente no es de naturaleza política desde el momento en que mantiene junto a la monarquía un sacerdocio relativamente independiente (el levítico) que tiene su propio vínculo con el templo.

Tal vez la elección del símbolo de Melquisedec para mentar este linaje nos oriente en la respuesta: en efecto, vemos que este sacerdote está unido, en Gn. 14, al único hecho militar de la vida de Abraham: su victoria sobre Kedorlaomer y los otros reyes (Gn 14,13-17).

Significativamente, la proclamación del sacerdocio "según el orden de Melquisedec" aparece en el S 110 en un contexto de victoria de Yahvé contra los poderes gentiles, mediada por el Rey de Jerusalén.

El "orden de Melquisedec" podría pensarse como una inversión de la imagen sacerdotal habitual: no tanto un sacerdocio como el levítico y como el de las religiones en general, que intenta aplacar a la divinidad consagrando parte del mundo, cuanto un sacerdocio original, que haga, con la iniciativa propia de Yahvé ("Siéntate... y [yo] pondré...") un mundo enteramente sagrado, libre de poderes hostiles.

Esta imagen de un sacerdocio levítico de cara a Dios y uno melquisedeico que mira desde Dios al mundo es independiente, en realidad, de que la hipótesis que senté con anterioridad se haya verificado o no. Esa hipótesis nos sirvió al menos para llegar a formular la radical diferencia entre Leví y Melquisedec. Pero si además se verificó, nos puede quedar claro por qué resultó una vía muerta, por qué en el horizonte del A. T. un sacerdocio "de cara al mundo" es impensable: debía resolverse primero y ante todo la reconciliación pendiente entre Yahvé y el hombre, reconciliación que no se cumplió sino en Cristo.

 

El orden de Melquisedec en la economía cristiana

La Ley quedó clavada en la Cruz de Cristo, eso ya no es necesario argumentarlo. El sacerdocio levítico (destinado a aplacar a Dios de parte de los hombres en la perfección de la Ley) se hizo por tanto superfluo. Pero es justamente en ese punto cuando comienza a hacerse posible y viable un nuevo sacerdocio, un sacerdocio del orden de Melquisedec, cuya auténtica realización (por todas las razones que Carta a los Hebreos expone mejor que yo) sólo puede ser el propio Cristo.

Esa realización de Cristo, lejos de aniquilar todo sacerdocio (al estilo protestante), libera el espacio, "limpia el mundo", para incluir en él por primera vez el linaje sacerdotal de cara a los hombres pendiente desde el AT.

Está claro, no obstante, que si Cristo curó la oreja de Malco, las relaciones de los sacerdotes de Cristo con el mundo ya no están ligadas a los símbolos del poder militar de Gn 14 y del S 110; pero ello no implica que no haya un mundo ajeno a Cristo, un mundo que es necesario conquistar y que desafía a batallas que no se hacen con armas. Esas batallas son las nuestras, las de los bautizados, las que simbólicamente resume la misma Carta a los Hebreos en algunos valores básicos: hospitalidad con todos, recuerdo de los presos y de los maltratados, etc. (Heb 13,1-6).

Pero a la vuelta de esas batallas, y sólo porque en Cristo queda por fin abierto ese espacio, tenemos quienes hagan la ofrenda al Dios Altísimo. Esto no implica reducir al sacerdocio cristiano a la realización de unos ritos, ante todo porque el sacerdote cristiano participa de la misma gloriosa investidura del bautismo. Pero además, y más relevante aún, es que esos ritos ya no son ritos, ya no provienen de la Ley, ya no consagran una parte sino todo, no son ya el "trabajo del sacerdote", sino el descanso y el punto de llegada de unos creyentes (incluido el propio sacerdote) asociados a un Pan y a un Vino mayores a lo que pudo ver, o imaginar siquiera, Abraham.

 

 

Comentarios
por Maite (80.58.8.---) - lun , 19-jul-2004, 22:00:00


Gracias.
Melquisedch es uno de esos personajes de la Biblia, que me fascinan, incluso dudando como dudo de su existencia real.
En un libro de la editorial Patmos; “ Nuestro Padre Abraham”, hablaba de que en aquella batalla, contra el bueno de “Kardoloamoor” Abraham había vencido, con 318 hombres, y decía, que en hebreo, se escribía con la “taú,” la T mayúscula que tiene forma de cruz, o sea que había vencido con la Cruz.
No sé hasta que punto, es buena la simbología del autor del libro de “ Patmos”.
Pero si me ha gustado tu articulo. Porque presentas y traes el sacerdocio de Jesús al pueblo. Jesús fue un laico, sin embargo es el Unico Sacerdote, y permite que otros hombres, “ le ayuden” en su labor medianera, que esa es la misión del sacerdote, esa y la de presentar ú ofrecer el sacrificio. Ahora El Sacrificio
Dices que El Pan y el Vino, ofrecido por Jesús, es mayor que lo que pudiera haber soñado Abraham, y tanto, porque es el mismo Cristo.
No se repite el sacrificio del Calvario, Cristo resucitado ya no vuelve a morir
La muerte no tiene dominio sobre, él, creo que es también del autor de los “Hebreos” ¿ por cierto, quien escribió esta carta?.
Pero se actualiza, como si por un túnel del tiempo, nos metiésemos en el Cenáculo y en el Gólgota. Por eso, me gusta, pensar que se actualiza también para el pasado, y que en cierto modo, ese Melquisedch ese rey de Salem, que ve Abraham, era el mismo Cristo en su última cena.
Al fin y al cabo, no fue él quien dijo.
“Abraham vuestro Padre, se alegro pensando en ver mi día, lo vio y se alegro”.
Un sacrificio, una entrega del Hombre – Dios que transciende el tiempo, el espacio, y también incluso, religiones e Iglesias.
Porque Él es el Salvador definitivo de todos los hombres, de la Casa de Leví, y de la de Confucio.
Hay otras cosas, que cuando tengas tiempo, me gustaría me explicaras
¿por qué paso el sacerdocio de la casa de Leví, a la de Sadoc?
¿cómo podía Maria, ser pariente de Isabel que era de la casa de Leví?-
Pero ahora sólo gracias. Y disculpa si me salí, del tema.
Maite

por jrdemuller (80.102.140.---) - mié , 29-jul-2009, 18:29:23

Gracias Maite y Abel . Realmente Melquisedec es un personaje que lleva a saber más He encontrado esta reseña:


MELQUISEDEC
= «rey de justicia».
Rey de Salem (probablemente Jerusalén, cfr. Sal. 76:3) y sacerdote del Altísimo (Gn. 14:18). Fue al encuentro de Abraham, victorioso de la batalla de los reyes que habían llevado preso a Lot; le ofreció pan y vino, y lo bendijo. Por su parte, el patriarca le dio el diezmo del botín. La epístola a los Hebreos hace una notable aplicación tipológica de esta misteriosa aparición. Aarón, con sus sucesores, era una figura anticipada de Cristo, nuestro Sumo Sacerdote, considerado sobre todo en su obra de expiación (Lv. 16; He. 9:11-12:24). Pero al ser Aarón pecador y mortal, su sacerdocio se tenía que transmitir con constantes interrupciones; por otra parte, era insuficiente, porque no podía ofrecer más que símbolos (los sacrificios de animales) que representaban el gran sacrificio de la cruz (He. 7:23, 27; 10:1-4). El redentor del mundo, considerado en Su resurrección y oficio perpetuo, tenía que ejercer un sacerdocio de un orden totalmente diferente: el de Melquisedec.
En efecto, Melquisedec era: (a) Rey y sacerdote (Gn. 14:18), de la misma manera que Cristo será rey y sacerdote sobre su trono (Zac. 6:12-13).
(b) Rey de justicia según el significado de su nombre, y Rey de Paz (He. 7:2), dos términos que caracterizan igualmente al Mesías (Is. 9:5; 11:5; 32:1; Jer. 23:5-6; 72:1-3, 7).
(c) Melquisedec es «sin padre, ni madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida» (He. 7:3). Se ignoran su principio y su fin; no figura en ninguna genealogía levítica, única reconocida; se ignora incluso quiénes fueron su padre y madre. En ello, Melquisedec es el tipo de Cristo eterno, que aparece súbitamente en medio de Israel sin descender de Aarón y sin pertenecer a la tribu sacerdotal, y que por el poder de su resurrección queda como nuestro sumo sacerdote para siempre (He. 8:13-16, 24: Jn. 1:1; 8:58; Ro. 6:9).
(d) A diferencia de Aarón, es mediante juramento que Dios confiere directamente a su Hijo este sacerdocio, de la manera que la consagración de Melquisedec no fue hecha por el camino establecido en Israel (Sal. 110:4; He. 7:2-22).
(e) Melquisedec ofreció a Abraham pan y vino en comida de comunión (Gn. 14:18). Esto lleva el pensamiento al pan y vino de la cena que se toma en memoria del sacrificio ya consumado en la cruz (Lc. 22:15-20).
(f) Melquisedec recibió de Abraham (y en consecuencia de Leví, que aún debía venir de él) el diezmo de todo. Se muestra superior al patriarca, a quien dio su bendición; por ello, su sacerdocio es de un orden más elevado que el de los sacerdotes levíticos y que el de Aarón (He. 7:4-10). Así, el sacerdocio de Cristo sobrepasa en excelencia a todos los sacerdocios judaicos y humanos (He. 7:26-28). Viene así a ser la base del Nuevo Pacto, anunciado por los profetas e infinitamente superior al Antiguo (He. 7:11-12, 22; 8:6-12).

Saludos
José-Ramón

por Salvador Salazar (i) (189.237.154.---) - dom , 30-may-2010, 21:51:12

HOLA ABEL,

te acuerdas de mi?

hACE DIAS FORMATEE LA COMPUTADORA, PERDI MIS SITIOS FAVORITOS, PERO siempre me acuerdo del testigo fiel, y ahora al anexarlo me encuentro con este texto.

Bueno el prox. mes cumplimos 7 años tu con tu portal y yo con mi revista, por lo que te pido permiso para publicar este texto en mi revista LA MISION para este mes de Junio

Gracias

uN ABRAZO.

por Abel (77.211.66.---) - lun , 31-may-2010, 20:44:49

Hola, Salvador, me alegra mucho saber de ti, que estás bien y haciendo cosas. Por supuesto que puedes reproducir éste u otros artículos en tu revista.

Un abrazo

por João Maria (i) (189.17.120.---) - mar , 08-jun-2010, 18:20:19

Muy biem, il gostaria de ricibir una copia desta mensage. gracias.

por João Maria (i) (189.17.120.---) - mar , 08-jun-2010, 18:26:30

Gracias, porque. Dios es um Dios de misericrodias. I só a ili devamos tuto de bono.

por fernando torres (i) (189.251.98.---) - mié , 25-may-2011, 06:51:30

HE LEIDO CADA UNA DESUS LINEAS Y ME AGRADAN ..SIN EMBARGO ..YA QUE SE PERMITE OPINAR , QUIERO HACERLO:
EL VERBO SE HIZO CARNE EN EL NUEVO TESTAMENTO.Y JESUCRISTO SI TIENE GENEALOGIA Y PADRES.
EL ORDEN DE MELQUISEDEC ES SOLO UN ORDEN SACERDOTAL, DONDE REALMENTE MELQUISEDEC MISMO NO TIENE RELEVANCIA; ADEMAS DE QUE EL NO TIENE GENEALOGIA NI PADRES,OBIAMENTE SE TRATA DE OTRA PERSONA Y NO DE JESUCRISTO. .
EL ORDEN SI , Y ESTO ES SIMILAR AL EJERCITO DEL CIELO Y A LOS ORDENES SACERDOTALES EN LA TIERRA. LA ORDEN VIENE DE LA BOCA DEL DIOS ALTISIMO Y EL QUE OYE SU VOZ Y LE CREE ESE ES LLAMADO SACERDOTE. LUCIFER, ADAN CAIN Y MUCHOS MAS SACERDOTES FALLIDOS ROMPIERON EL ORDEN . PERO SET, ENOC, NOE SEM,Y HASTA ABRAM LE OYO LE CREYO Y LE FUE CONTADO POR JUSTICIA Y RECIBIO LA PROMESA AUNQUE SOLO VIO A SU HIJO ISSAC. SU DESCENDENCIA POR LA FE ES COMO LA ARENA DEL MAR. AUN ASI ESTE ORDEN ES MENOR QUE EL DE MELQUISEDEC.
EL SACERDOCIO QUE VENIA EN LOS LOMOS DE ABRAHAM DEBIA SER LIMPIADO COMO EL ORO DE OFIR POR MEDIO DE SER PROBADO Y PURIFICADO EN LA OBEDIENCIA DE LA LEY DADA A MOISES.
EL SACERDOCIO DE MELQUISEDEC QUE HEREDO JESUCRISTO ES SEMEJANTE AL LINAJE DE DAVID SU PADRE.
ASI QUE PODEMOS CONJUNTAR EN JESUCRISTO EL AUTOR Y CONSUMADOR DE LA FE ; ES DECIR EL QUE DIJO HAGASE DE ESTA MANERA:

NACE COMO FE EN ABRAHAM, SU PADRE EN LA FE.
NACE COMO SACERDOCIO EN MELQUISEDEC, SACERDOTE PARA SIEMPRE
NACE COMO LINAJE DE REY EN DAVID.
NACE DE MUJER Y SEMEN DE DIOS HACIENDO REALIDAD DANDOLE EN LA CABEZA AL DIABLO Y RECUPERA LA AUTORIDAD DEL REINO DE DIOSEL PACTO DE SU PADRE CON LA SIMIENTE DE LA SERPIENTE Y LA SIMIENTE DE LA MUJER EN LA TIERRA.
DENOLVIENDO LA RELACION DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD. Y HACIENDO VALER EL TIEMPO DE GRACIA QUE ESTA POR TERMINAR.

por myryam myzhkan (i) (76.93.97.---) - vie , 17-jun-2011, 23:28:59

he prescenciado en privilegio y es tanreal y tangible como serian mis secuencias en busqueda se vive por y para la gloria de ntro adon joshua el mashiaj el maligno quemado esta halel al eterno y gracia en este parcial paso

por edwardjr (i) (66.176.70.---) - vie , 23-mar-2012, 04:37:36

dare mi comentario sobre melquisedec,REY DE SALEM, DIOS DE LO ALTO, EL ALTISIMO,CREADOR DE LOS CIELOS, Y LA TIERRA. SIN GENEALOGIA? EN ESTO ENTEMOS Q DIOS, ES ESPIRITU, Y EN EL ESPIRITU DE DIOS, NO HAY GENEALOGIA.

por edwardjr (i) (66.176.70.---) - vie , 23-mar-2012, 04:58:20

DARE MI COMENTARIO SOBRE MELQUISEDEC, REY DE SALEM, DIOS DE LO ALTO EL ALTISIMO, CREADOR DE LOS CIELOS, Y LA TIERRA. SIN GENEALOGIA?? EN ESTO ENTENDEMOS QUE DIOS ES ESPIRITU, Y EN EL ESPIRITU DE DIOS, NO HAY GENEALOGIA.. EL NOMBRE MELQUISEDEC, ESTE ES UN ATRIBUTO DE DIOS, CUANDO HABLABA A SU PUEBLO, POR MEDIO DE SUS ATRIBUTOS.. Y SOLO JESUCRISTO ES EL UNICO VERDADERO SACERDOCIO, POR ORDEN DE MELQUISEDEC.. ESTE TEMA ES MUY INTRESANTE, E IMPORTANTE, PARA TODOS, Y LAS VARIAS FORMAS, EN QUE EL SENOR, NOS HABLA, POR MEDIO DE SU PALABRA, EN LAS ESCRITURAS.. HE ESCUDRINADO, POR MEDIO DE LA BIBLIA, SOBRE ESTE TEMA, HE HECHO UN ESTUDIO, POR EL CUAL MUCHOS PUEDEN LLEGAR A OFENDERSE, PORQUE MUCHOS DEFIENDEN SUS RELIGIONES, O SECTAS,DOCTRINAS DE HOMBRES, Y SE DESENFOCAN DE LA VERDAD DE DIOS, QUE JESUCRISTO..

por Franc Sanchez (i) (189.146.167.---) - jue , 10-nov-2016, 02:38:35

Este ultimo comentario lo apoyo por que incluso segun el orden melquisedec, El melquisedec que se encontro con Abraham era Shem hijo de Noe

por Abel (81.203.151.---) - jue , 10-nov-2016, 07:22:47

Me imagino que eso lo sabrás por una especial revelación divina, porque en la Biblia ese dato no está... qué suerte tienen algunos de no tener que estudiar concienzudamente la Biblia, sino que Dios los ilumine directamente sobre lo que omitió decir en su momento.... ;-)

por ribka (i) (190.216.85.---) - dom , 09-abr-2017, 09:04:22

hay muchas cosas que ieshua hizo y que no quedaron registradas. habrian tantoss libros en en mundo si se hubiesen escrito todas.
asi tambien era de antiguo: se escribieron muchos libros y aun algunos formaban parte de la biblioteca o biblia. y luego se han quitado. en la biblia misma se mencionan varios, en la iglesia ortodoxa rusa, y la etiope, conservan biblias mas antiguas que las cristianas, tal como eran antes, de todas maneras, aun quedan por encotrar arqueologia emdiante, ciertos libros. profeta ido, por ej. hay que tener muchisimo cuidado, porque tambien abundan los libros falsos, y el faro es este: sabemos cual es el verdadero, por el espiritu, que atestigua a nuestro espiritu.

por UnSacerdortedelaordendeMikaelMelquisedecdeverdad. (i) (201.143.122.---) - dom , 30-abr-2017, 06:29:45

Todos estos comentarios fueran son de lo más pendejo, todos son redundantes y retóricos... Y viceversa.

Mlquisdec, de haber existido, es irrelevante a comparación de su legado, la orden que busca pureza en la justicia y paz perdurable...

Suena bueno para una novela... Bah olvidenlo , ya ha sido escrito... Heheheh

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.156.32.65
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Espiritualidad
Letras
Teología
Biblia
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa