Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
San Colmano, peregrino
fecha: 17 de julio
fecha en el calendario anterior: 13 de octubre
†: 1012 - país: Austria
otras formas del nombre: Koloman, Coloman, Colomannus
canonización: pre-congregación
hagiografía: Santi e Beati
Elogio: En Stockerau, cerca de la ciudad de Viena, en Baviera, san Colmano, irlandés, que, al dirigirse como peregrino en nombre de Dios a Tierra Santa, fue tomado por un explorador enemigo, motivo por el cual le colgaron de un árbol y llegó así a la Jerusalén celestial.
Patronazgos: protector del ganado, y de los viajeros, contra la enfermedad, los dolores de cabeza y pies, la peste, las tormentas, incendios, y plagas de ratas y ratones.
Tradiciones, refranes, devociones: Verso tradicional para jóvenes casaderas: «Heilige Koloman, / schick mir einen braven Mann.» (San Cólomán, envíame un buen hombre.»)

Hasta 1633 fue el patrono principal de las tierras austríacas, aunque lluego de ese año cedió en devoción al margrave san Leopoldo, llamado «el Piadoso». Colman era de origen irlandés, y estaba de peregrinación a Tierra Santa, pero cuando en el 1012 llegó a Stockerau, cerca de Viena, fue confundido con un espía y ahorcado. Según la tradición, el árbol donde fue colgado se conserva hasta hoy en el castillo de Kreuzenstein, cerca también de Viena, mientras que el cuerpo del santo reposa en Melk, en la tumba que hizo construir en su honor el margrave Enrique II.

Su culto comenzó casi enseguida: resultó ser que el cuerpo permaneció incorrupto durante 18 meses, y los habitantes del lugar entendieron este signo como una señal del Cielo de que había muerto injustamente; a esto se sumaron milagros obrados por el santo, y la veneración se extendió, desde el 13 de octubre del 1014 (deposición de su cuerpo), por Austria, Hungría, el Tirol, Baviera y el Palatinado; en su honor fueron erigidas muchas capillas, especialmente en las zonas montañosas. Aun hoy es posible encontrar en los campos fuentes de agua dedicadas al santo.

Junto a los santos Fridolino y Leonardo, Colman era especialmente invocado para curar el ganado equino y bovino, y los animales eran habitualmente llevados a cualquier capilla dedicada al santo los días 13 de octubre para su bendición. San Colman es invocado contra la peste; se narra incluso que en una de 1713 que afectó a toda Austria, dejó libre a la ciudad de Melk, ya que los ciudadanos invocaron al santo, ofreciéndole un cirio de setenta libras.

En el culto popular -aunque el Martirologio no lo recoge así- es impropiamente invocado como mártir, según cierta tendencia medieval a considerar martirio algunas muertes violentas seguidas de milagros. Su iconografía lo presenta con hábito de peregrino y una cuerda en la mano en recuerdo de su ahorcamiento. Nunca hubo aprobación oficial del culto, pero se puede considerar como tal su inclusión en la última edición del Martirologio Romano.

La forma clásica de la leyenda de san Colman puede encontrarse en la Biblioteca de Austria. El presente artículo traduce, con algunas precisiones, uno de Antonio Borrelli.

fuente: Santi e Beati
accedida 895 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: http://eltestigofiel.orgindex.php?idu=sn_2436
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.162.50.232
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa