Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
San Amado de Sion, obispo y confesor
fecha: 13 de septiembre
†: c. 690 - país: Francia
otras formas del nombre: Amat, Aimé, Amé
canonización: pre-congregación
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En Breuil-sur-le-Lys, en la Galia Ambianense, tránsito de san Amado, obispo de Sion, muerto en el destierro al que le condenó el rey visigodo Teodorico III.
refieren a este santo: San Mauronto

El segundo Amado de este día llegó a ser obispo de Sion (Sitten), en lo que es ahora el territorio de Suiza, en el año de 660. Casi nada sabemos sobre él hasta unos dieciséis años después, cuando, por razones desconocidas, el rey Thierry III de Austrasia lo desterró al monasterio de Péronne, donde san Ultan, hermano del fundador san Fursey, era el abad. En el año de 686, murió san Ultan, y san Amado quedó al cuidado de san Mauronto en la abadía que acababa de fundar en Breuil de Flandes. Cuando iba en camino de su nueva prisión, san Amado pidió permiso para cambiar de ropa en la iglesia de Cambrai. Le señalaron un cuartito completamente desprovisto de muebles y, al quitarse la capa, como no tenía donde colgarla, la dejó en suspenso sobre el rayo de luz del sol que entraba por el ventanuco. Pero no fue, por supuesto, a causa de aquel incidente pueril e imaginario, que san Mauronto se arrodilló ante san Amado al verlo llegar y le pidió perdón por ser su guardián, sino a las virtudes del obispo y a lo injusto de su posición.

En el monasterio de Breuil, por el ejemplo y las palabras, incitó a los monjes al fervor y a la humildad. El obispo custodiado vivía en una celda aparte, cerca de la iglesia, y se ocupaba en la meditación y la contemplación. Así vivió varios años con aquellos monjes, hasta que los dejó para convertirse en su mediador ante Cristo en su gloria, alrededor del año 690. En los martirologios (incluido el antiguo Martirologio Romano) hubo confusión entre Senonensis (la actual Sens, en Francia) y Sedunensis (la actual Sitten, en Suiza), por lo que hacia el siglo X se inscribió equivocadamente en las dos sedes. Sin embargo, su asignación a la sede de Sion en Valais es segura.

Hay dos biografías en latín de este santo, una impresa en el Acta Sanctorum, sept. vol. IV y la otra en el catálogo del MSS. hagiográfico, de Bruselas, II y pp. 44.45. Cf. también a Duchesne en Fastes Épiscopaux, vol. t, p. 246, y vol. n, p. 239.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedida 1279 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: http://eltestigofiel.orgindex.php?idu=sn_3309
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.224.158.232
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa