Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
San Serapión, religioso y mártir
fecha: 14 de noviembre
n.: c. 1200 - †: 1240 - país: África Septentrional
canonización: Conf. Culto: Benedicto XIII 1728
hagiografía: Santi e Beati
Elogio: En Argel, de África septentrional, san Serapión, de la Orden de Nuestra Señora de la Merced, en la cual fue el primero que para la redención de los fieles cautivos y predicación de la fe cristiana mereció la palma del martirio.
Patronazgos: protector contra la artrosis.

Su juventud y su vida fueron de las más aventurero que podían ocurrir en aquella época. Serapión nació en Londres en 1179, hijo de Rotlando Scoto, capitán y noble de la corte inglesa de Enrique II. Participó con su padre en la Tercera Cruzada, aunque aun era un niño; bajo el mando de Ricardo Corazón de León participó en la conquista de Tolemaida (San Juan de Acre) y el asedio de Ascalón. El destino quiso que a su regreso de las Cruzadas, el buque encallara en la costa de Venecia, obligándoles a continuar su viaje por tierra. Por el camino los supervivientes fueron hechos prisioneros del duque de Austria. El rey y su padre fueron liberados, pero Serapión fue detenido en calidad de rehén. Destacó por su bondad ante el príncipe Leopoldo de Austria, que lo tomó a su servicio; allí le llegó la noticia de la muerte de sus padres, por lo que permaneció en la corte de Austria, dedicándose a obras de caridad y piedad. Formaba parte del séquito de Leopoldo que fue en ayuda del rey de España contra los moros, con el deseo de luchar contra los musulmanes, enemigos de la religión cristiana. La expedición, superada la resistencia de los albigenses en el sur de Francia, llegó a España cuando ya, el 19 de julio de 1212, los moros habían sido derrotados (batalla de Navas de Tolosa). Serapión permaneció al servicio del rey Alfonso de Castilla, participando en las batallas posteriores. Cuando en octubre de 1214 falleció el rey Alfonso, Serapión regresó a Austria, partiendo con el duque Leopoldo a la Quinta Cruzada, en 1217, primero a Palestina y luego a Egipto.

En 1221, cuando acompañaba a doña Beatriz de Suabia que iba a desposarse con Fernando el Santo, de Castilla, conoció en Daroca a san Pedro Nolasco, que había fundado en 1218 la Orden de Santa María de la Merced, para la redención de los cautivos cristianos esclavizados por los árabes. Decidió abrazar el Instituto en 1222, dedicándose primero a la atención y la educación religiosa de los esclavos liberados, y luego pidiendo limosna para su «redención» (es decir, su rescate) en España y Francia. Junto a san Ramón Nonato, en 1229, hizo la primera «redención» en Argelia, la liberación de 150 esclavos; y en el mismo año participó con san Pedro Nolasco, el fundador, en la conquista de las Islas Baleares, donde fundó el primer convento de la Orden. De nuevo volvió a Argel en 1232, siempre con san Ramón, liberando otros 228 esclavos; al regreso estos se amotinaron contra los dos sacerdotes santos que reprochaban sus vicios, pero una terrible tempestad calmada por las oraciones de los dos santos, aplacó el motín y, pidiéndoles perdón, regresaron a la tranquilidad.

Pero sus aventuras no habían terminado: en 1239 san Pedro Nolasco lo envió a Inglaterra, su país natal, para difundir la Orden, pero el barco fue atacado por piratas que lo apalearon salvajemente y, creyéndole muerto, lo abandonaron desnudo en una playa desierta; fue socorrido y vestido por unos pescadores, y a continuación, se allegó a sus familiares en Londres, pero fue expulsado de allí, porque desaprobaba la requisición de los bienes de la Iglesia, así que pasó a Escocia e Irlanda. En 1240 regresó a España e hizo un rescate en Murcia de 98 esclavos, y otros 87 en Argelia, donde permaneció como rehén para liberar a otros infelices. Los moros se irritan por su predicación y por las conversiones que consigue, por lo que lo ataron a una cruz de san Andrés y lo maltrataron salvajemente, con odio ciego. Le rompieron todas las articulaciones de las extremidades, le extrajeron los intestinos, lo envolvieron con ellos y le cortaron la cabeza, cumpliendo así el martirio el 14 de noviembre de 1240.

Traducido para ETF de un artículo de Antonio Borrelli. N.ETF: el relato más parece una novela de aventuras que una hagiografía; no hay de suyo nada que no pueda haber ocurrido, pero debe notarse que la documentación histórica que apoya la historia de Serapión es altamente insatisfactoria, ya que participa del problema general de los documentos de los primeros años de la Orden Mercedaria (ver nota sobre san Pedro Nolasco). Sin embargo, no puede dudarse de que el culto del beato es genuinamente antiguo. El Butler-Guinea (t. IV, pág. 341) remite a «la noticia biográfica y los documentos citados por Próspero Lambertini (Benedicto XIV) en De beatificatione et canonizatione, lib. 2, c. 24, pág. 42». No sé por qué motivo A. Borrelli indicaba como año de la confirmatio culti 1625, cuando parece sólidamente establecida la que damos de 1728.
La imagen es el «Martirio de san Serapión», de Francisco de Zurbarán, 1628, que se encuentra en el Wadsworth Atheneum, en Hartford, Connecticut, USA.

fuente: Santi e Beati
accedida 1569 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: http://eltestigofiel.orgindex.php?idu=sn_4164
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
Comentarios
por MARIA (i) (186.23.238.---) - vie , 07-nov-2014, 23:34:45

San Serapio ruega por Hugo que en tu día se hará un examen delicado. Liberalo de un diagnostico negativo como ayudaste a liberar a tantos hermanos. Intercede ante la Virgen de la Merced para que le conceda esta Gracia. Te lo ruego por JesuCristo, Nuestro Señor ...Amén

por GABRIELA (i) (186.23.238.---) - mié , 12-nov-2014, 22:26:13

San Serapion te ruego por mi prometido que en tu dia se hara diagnostico para que lo liberes de toda esclavitud de enfermedad lapidaria y que se descarte ese diagnostico. Intercede por el y por mi liberame del miedo y la duda. Liberanos de las trampas con que el enemigo nos esclaviza por momentos. Nuestra Sra de la Merced ruega por nos

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.161.108.158
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2016 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa