Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Beata Cristina Camozzi, viuda
fecha: 13 de febrero
n.: 1435 - †: 1458 - país: Italia
otras formas del nombre: Cristina de Spoleto
canonización: Conf. Culto: Gregorio XVI 1834
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En Spoleto, ciudad de la Umbría, beata Cristina (Agustina) Camozzi, la cual, muerto su esposo, cedió por un tiempo a la concupiscencia de la carne, pero recuperada de nuevo la fe, escogió una vida penitente e ingresó en la Orden Secular de San Agustín, donde se distinguió por su entrega incesante a la plegaria y por el servicio a enfermos y pobres.
Oración: Oh Dios, que no quieres la muerte del pecador, sino que se convierta y viva; haz que, también nosotros, siguiendo el ejemplo de la beata Cristina, demos frutos saludables de verdadera penitencia y conversión. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Se cuenta que Cristina pertenecía a la familia Visconti de Milán y que fue notable por su extraordinaria precocidad religiosa. Cuando tenía poco más de cinco años, ya llevaba vida de oración y mortificación. Cuando tenía diez años, sus padres comenzaron a hablar de gestionar un matrimonio para ella: ella se opuso a la idea, porque deseaba ser monja, pero sus padres persistieron por el deseo de tener herederos. La contienda duró dos años y sólo tenía doce, cuando dándose cuenta de que la iban a obligar a contraer matrimonio, se escapó con una joven sirvienta. Cristina vistió el hábito de las ermitañas de San Agustín.

Las dos jóvenes anduvieron errantes por años, sin tener morada fija y viviendo de lo que podían. Cuando tenía unos veinte años, Cristina fue en peregrinación a Asís. Al pasar por Espoleto, se alojó con una santa mujer llamada Galitia. Después de visitar Asís, se encontró separada de su amiga, que había salido de la iglesia después de hacer sus devociones, mientras que Cristina había pasado la noche allí en oración. Al día siguiente, Cristina buscó por todas partes a su compañera; recorrió Asís y todos los poblados vecinos, pero fue en vano. De vuelta a Espoleto, se unió al personal de un hospital y pasó varios meses cuidando a los enfermos. Durante todo este tiempo nunca disminuyó sus mortificaciones, que eran un tanto excesivas. En esos días, encontró a su antigua amiga, Galitia, quien la convenció para que permaneciera con ella por un tiempo; mientras estaba allí, le vino a Cristina una fiebre, de la cual murió a la edad de veintidós años. Se cuenta que por su intercesión se obraron numerosos milagros de curación, tanto en su tumba como en otras partes.

El compendio de la historia aquí relatada está tomado de los bolandistas del siglo diecisiete, quienes a su vez la tomaron del historiador agustino, Cornelius Curtius, y la publicaron en el Acta Sanctorum, febrero, vol. II. Investigaciones posteriores, sin embargo, han mostrado que es una narración novelesca. Sin duda alguna que existió una santa penitente llamada Cristina, que murió en Espoleto el 13 de febrero de 1458, después de pasar tres o cuatro años en austeridades que admiran al lector moderno. Pero esta Cristina no tenía ninguna conexión con la ilustre familia Visconti. Su nombre era Agustina Camozzi, y era hija de un digno médico que vivía cerca del Lago Lugano. Siendo muy joven, había llevado una vida algo desordenada y mundana, pero murió a la edad de veintitrés años poco más o menos, después de expiar sus pecados con la más austera penitencia.

Los hechos se han aclarado gracias a M. E. Motta en el Boíletino storico della Svizzera italiana, vol. XV (1873), pp. 85-93. Cfr. también la Analecta Bollandiana, vol. XIII (1894), p. 411, y XXXVIII (1920), pp. 434-435.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedida 1191 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: http://eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_567
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.198.41.76
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa