Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Actualidad: Boletines y comunicaciones del sitio
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.

Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.

Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda admite el uso de comillas normales para buscar palabras y expresiones literales.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).

Los foros

30 de mayo de 2023
Dentro de este repaso de la historia de ETF en su 20º aniversario, no puede faltar una mirada a lo que -aunque inactivos hoy- fue el motor que puso en marcha el sitio: los foros.

Quizás escribir presentando los foros parezca un ejercicio de mera nostalgia, porque a poco que entremos a esa sección veremos que no es posible postear ni mensajes nuevos ni respuestas.

Efectivamente, pienso que el tiempo de los foros ha pasado, y no tiene sentido dejar abierta una sección que en la práctica solo la usan los spammers para dejar mensajes-basura que tengo que eliminar lo más rápido posible.

Sin embargo aquí estoy, presentándola a quienes no la conozcan. Por dos motivos: porque fue el núcleo desde donde nació ETF y sin esa sección ni se entendería la existencia de este portal, y porque aunque no permita seguir escribiendo en ella, contiene verdaderos tesoros de conversaciones, que vale la pena recorrer. Hagan la prueba: en una tardecita de esas con poco para hacer, simplemente vayan siguiendo conversaciones... es delicioso, hemos hablado años y de todo. Y de toda esa larguísima conversación hay muchos enfoques, ideas, perspectivas que siguen siendo útiles para pensar. En definitiva lo decía el poeta: ¡somos una conversación!

El foro fue la primera sección que existió de ETF. En realidad está mál expresado: ETF fue al inicio un foro de intercambio.

En 2003 aun no existía Facebook, ni Twitter, ni Instagram, ni nada de lo que hoy llamamos "redes sociales", así que desde hacía algunos años esa función la cumplían los foros de discusión. Desde hacía algunos años internet se había ido extendiendo, y habían ido apareciendo estos espacios de discusión, de los que había también espacios católicos: yo participaba antes del 2000 en Ciudad Futura (que me gustaba muchísimo), era una espacio no específicamente católico, pero los católicos éramos tratados con respeto. Luego se vendió y se convirtió en un sitio excesivamente "New age", donde además primaba la fobia a lo católico. Fue hacia ese tiempo que me mudé, luego de un breve tiempo en Aciprensa, a Catholic.net. Al principio como simple forista, pero luego colaborando con algunos escritos, y moderando una sala.

Allí conocí a todos los amigos que formaron el ETF inicial, y en especial a Toñi, de La Rioja, España. También a Maite (aunque creo que ya nos habíamos conocido en Aciprensa), de Galicia, a Andrea, de Buenos Aires, y a muchos más, a ellas las nombro porque tuvieron parte activa en la fundación de ETF.

Ocurrió que en aquellos foros se habían producido una serie de actos despóticos: borrado arbitrario de mensajes, censuras innecesarias, etc. En respuesta, algunos decidimos retirarnos. Seríamos unos 10. Enseguida vino el problema: ¿qué hacer ahora? ¿irnos en masa a otro foro? ¿crear el nuestro? pero ¿había un "nuestro"? No éramos exactamente una comunidad ni un grupo, simplemente habíamos sido empujados a unirnos frente a una injusticia manifiesta, pero fuera de eso ¿veíamos las cosas de manera lo suficientemente convergente como para articular un grupo?

Alguno propuso un foro privado, al que se accediera por invitación personal (es decir, la idea de lo que es Facebook), para continuar nuestros debates, otros se fueron a otros foros que estaban vigentes en ese momento, y otros nos abocamos a iniciar este sitio. Los que hicimos ETF defendimos esta idea: un foro tiene que ser abierto y moderado, cualquiera tiene que poder hablar, no tiene por qué compartir de antemano nuestras ideas, pero debe haber una moderación de calidad que garantice no la uniformidad de ideas sino el respeto mutuo.

Y así, de la noche a la mañana (literalmente), sin demasiado plan previo, nació ETF: la noche del 19 al 20 de junio registré el dominio "eltestigofiel.com" (así fue su primera forma, que aun existe, dos años más tarde pasó a ser eltestigofiel.org), y puse en línea el cartel de "en construcción"; y muy enseguida una portada que contenía un cuadro de la Anunciación de Fra Angélico y unas secciones con más deseo que realidad. Y el lema preferido -que sigue siendo el lema del sitio-, de Ap 3,20: "«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»".

Y ya al día siguiente estaba funcionando una primitiva versión de los foros, en la sala "Zona Café" hay mensajes de esos días (simplemente hay que ir abajo de todo).

Hay unas 5900 conversaciones, que dieron lugar a unos 65.000 mensajes. Por supuesto, hay muchos temas sueltos, que fueron posteados pero no respondidos, o muy escasamente, pero en otros realmente se ha llegado a debates de mucha profundidad. El incisivo Ariel, la cuestionadora Elena, El Carlos de las cuestiones muy difíciles, los mensajes clarificadores de Toñi, la profundidad del P. Jordi, los enjundiosos mensajes de Maricruz, los mensajes de Maite, siempre llenos de ideas y sugerencias, los penetrantes de T_Scucho... en fin, en realidad son muchos (de alguno, como se puede ver, nunca supe el nombre...). Al recorrer las conversaciones conviene estar logueado en el sitio para poder marcar mensajes en la lista personal de favoritos (que luego aparecen en la portada del mismo foro), porque como es lógico, es bastante enmarañado recordar lo que va diciendo cada uno... ¡hay verdaderas joyas!

Abel Della Costa

Comentarios
por toñi (i) (194.99.104.---) - Tue , 30-May-2023, 2:40:37

Falta nuestro querido y recordado Eduardo, qed, (Edu, me parece), de Baires.

por Abel (94.73.46.---) - Tue , 30-May-2023, 3:03:21

El nick era Eduresu, y sí, sabía que estaba siendo injusto con muchos otros, nombré solo a algunos.... gracias por recordarlo. Eduardo está también en el Memorial del sitio, una sección pequeña y casi escondida, pero a la que le tengo cariño: https://www.eltestigofiel.org/index.php?idu=mm_memorial

por Miserere Mei Domine (i) (150.214.75.---) - Wed , 31-May-2023, 10:09:32

Buenos días nos de Dios! 20 años son muchos años, sobre todo en la cambiante realidad de las redes sociales e internet. Conocí el Testigo Fiel hace muchos años. No lo tengo claro, pero pudo ser en torno al 2007 - 2008. En ese momento me cambié de los foros de USENET por portales más actualizados. Por ejemplo el desaparecido Yahoo respuestas o el Testigo Fiel. En estos foros conocí a muchas personas, entre ellas a la amigo Maricruz, compatriota e incansable evangelizadora en las redes.

Internet es un entorno cambiante. En pocos meses todo puede transformarse y las personas desanimarse o cambiar de hábitos y plataformas. Esto ha sucedido con el formato tradicional de foro. Incluso Facebook se considera ya obsoleto por las personas menores de 30 años. Lo que impera es la inmediatez emotivista. Se sobrevalora las apariencias falsas a la realidad verdadera. Hay pocas personas con paciencia de leer un texto y echar un rato para pensar y dialogar. Los blogs ya no tienen relevancia alguna. Otra realidad desactiva los foros es la tendencia al enfrentamiento. El ruido mediático hace que sólo lo que genera más ruido, se escuche por encima de lo demás. Personalmente, desde el año 2014 y en el ámbito católico, he encontrado más ganas de machacar que de entendernos. También tenemos el fenómeno "influencer", que no es más que la necesidad de ser un/una divo/diva rodeado/a de fans incondicionales. Twitter padece esto de forma profunda.

De todas formas, pensemos que en la antigua Roma el cristianismo sobrevivió muchos años en las catacumbas. No hace falta pasearse por los foros romanos y luchar en el Coliseo, para que las personas interesadas encuentren aquello que tanto necesitan. En nuestro caso la semilla es Cristo y Cristo no necesita marketing, apariencias, influencers o fakes para tener Palabras de Vida Eterna.

Muchas felicidades por estos 20 años y ánimo!!!!

por Abel (94.73.46.---) - Wed , 31-May-2023, 11:00:30

Muchas gracias! es muy cierto cómo han ido cambiando las etapas en las redes sociales. Yo creo que el seguir en la brecha, mostrando sin gritar, presentando sin imponer, es la base para permanecer en medio de todos esos cambios, aunque muchas veces parezcan los gritones mucho más poderosos.

por Fernando García Pallán (i) (62.174.184.---) - Sat , 24-Jun-2023, 12:15:26

Muchas gracias por estos veinte años. Un recuerdo especial para Toñi y para los amigos del Foro Santo Tomas Moro. Dios les bendiga.

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 44.222.64.76
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2024 - www.eltestigofiel.org - puede reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.4.33