Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003
Himnos y cánticos
Himno a la Jerusalén Celestial
Bernardo de Cluny

Fue monje clunianense y arzobispo de Toledo en la primera mitad del siglo XII. Trad: ADC
 

Ciudad de Sión, única, mansión mística, cimentada en el cielo.
Hoy por ti me gozo, hoy por ti llevo luto, me entristezco, te anhelo.

En ti, ya que en cuerpo no puedo, en espíritu a menudo penetro;
mas, carne terrena, tierra de carne, en seguida caigo de nuevo.

Nadie puede emular, y nadie osaría con la boca ser digno,
lo que en tus altas murallas, en tus enormes palacios, es brillo.

Puedo contarlo..., como puedo con estos dedos tocar el cielo,
o correr por el mar, detener en el aire una flecha en su vuelo.

Esta belleza tuya todo corazón oprime, ¡oh Sión, oh paz!
Ciudad sin tiempo, ninguna alabanza hacia ti sería de más.

Oh mansión nueva, la pía asamblea, el hombre piadoso, construye,
provee, despierta, acrecienta, señala, perfecciona, reúne.


[Original latino:]
Urbs Sion unica, mansio mystica, condita coelo,
Nunc tibi gaudeo, nunc tibi lugeo, tristor, anhelo.

Te, quia corpore non queo, pectore saepe penetro;
Sed caro terrea, terraque carnea, mox cado retro.

Nemo retexere, nemoque promere sustinet ore,
Quo tua moenia, quo capitolia plena nitore.

Id queo dicere, quomodo tangere pollice coelum,
Ut mare currere, sicut in aere figere telum.

Opprimit omne cor ille tuus decor, o Sion, o pax
Urbs sine tempore nulla potest fore laus tibi mendax.

O nova mansio, te pia concio, gens pia munit,
Provehit, excitat, auget, identitat, efficit, unit.
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.24