Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Foros: Hoy en la Iglesia

Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.

Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.

Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda admite el uso de comillas normales para buscar palabras y expresiones literales.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Temas:
pág: [1] [2] [3] [4] [5]  6  [7] [8]
mensajes por página:
HAGIA SOPHIA Y LA MISIÓN DE LA IGLESIA (6)
por Carlos JBS (12-jul-2020 - último: 19-jul-2020, 13:24:23)
La «Carta abierta» de Hans Küng (146)
por Abel (15-abr-2010 - último: 13-jul-2020, 20:19:01)
En el día de San Pedro y San Pablo mi oración por el Papa Francisco (4)
por Maite (29-jun-2020 - último: 30-jun-2020, 19:47:04)
sobre José María Iraburu (14)
por Ezequiel (i) (16-ene-2017 - último: 26-abr-2020, 09:39:59)
Qué esta pasando en La Iglesia (3)
por Maite (15-ene-2020 - último: 18-ene-2020, 13:42:10)
Una comedia de Jesús y Netflix (1)
por Carlos JBS (28-dic-2019)
Certeau (2)
por pascualf (20-mar-2019 - último: 20-mar-2019, 21:08:03)
Financiamiento a la pederastia (3)
por Carlos JBS (07-mar-2019 - último: 08-mar-2019, 18:25:35)
Carta abierta al Papa Francisco (5)
por Maite (03-sep-2018 - último: 08-mar-2019, 17:46:33)
Pederastia en la Iglesia (1)
por Maite (28-feb-2019)
La Iglesia Católica es plural (3)
por Maite (09-feb-2019 - último: 11-feb-2019, 15:14:07)
Pedro y Francisco nuestro Papa (2)
por Maite (30-jun-2018 - último: 02-jul-2018, 18:02:29)
Un cardenal llama al Papa, Anticristo (5)
por Maite (10-may-2018 - último: 12-may-2018, 20:46:09)
Habla el Nuevo Testamento de una iglesia pecadora (12)
por Maite (26-feb-2018 - último: 07-abr-2018, 11:42:42)
Feliz Pascua de Resurrección (5)
por Abel (01-abr-2018 - último: 02-abr-2018, 21:47:32)
Una, Santa, Católica y Apostólica (4)
por Abel (27-feb-2018 - último: 17-mar-2018, 20:11:10)
Lo que el Papa dijo sobre Caritas (3)
por Maite (02-feb-2018 - último: 22-feb-2018, 20:34:54)
Nuevos ataques al Papa Francisco. Nuestra Iglesia cabalga, o navega (5)
por Maite (25-sep-2017 - último: 29-sep-2017, 11:47:13)
Hablar de... hablar a... (5)
por Abel (09-ago-2017 - último: 10-ago-2017, 08:18:47)
40 seglares dirigen ya celebraciones dominicales por falta de sacerdotes (103)
por Toñi (12-ene-2005 - último: 22-jun-2017, 19:17:09)
Qué está ocurriendo en la Iglesia (66)
por Pitus minor (07-abr-2010 - último: 09-jun-2017, 21:58:17)
Consagración de mi hermana (13)
por FranciscoMarconi (30-may-2017 - último: 09-jun-2017, 12:36:28)
No puedo con ello... (3)
por Abel (10-abr-2017 - último: 11-abr-2017, 22:06:14)
Una investigación de la Sexta (2)
por Abel (04-feb-2017 - último: 08-feb-2017, 21:11:55)
Se van sacando la careta, pero a su manera (4)
por Abel (05-feb-2017 - último: 08-feb-2017, 20:40:15)
Entrevistas a Papa Francisco (6)
por Abel (31-ene-2017 - último: 06-feb-2017, 11:24:05)
La Cope, 13Tv, el País, y Francisco (2)
por Maite (31-ene-2017 - último: 01-feb-2017, 11:24:40)
Mejor plantas que pobres (3)
por Abel (23-ene-2017 - último: 23-ene-2017, 13:32:13)
Curas casados y el Papa (10)
por Maite (11-ene-2017 - último: 17-ene-2017, 13:29:49)
Que disgusto tengo no puedo ser cardenal Segunda parte (16)
por Maite (27-nov-2016 - último: 03-dic-2016, 12:44:33)
Misericordia et misera y los necios (3)
por Maite (28-nov-2016 - último: 03-dic-2016, 11:23:52)
Esparcir las Cenizas (10)
por Ecazes (26-oct-2016 - último: 27-oct-2016, 13:32:46)
Palabras de Benedicto XVI al consagrar el templo de la Sagrada Familia en Barcelona (2)
por Maite (09-oct-2016 - último: 25-oct-2016, 18:33:40)
El Nuevo documento de nuestros obispos sobre Jesucristo (7)
por Maite (21-jul-2016 - último: 07-ago-2016, 10:45:00)
Sobre Sandro Magister (3)
por Ezequiel (i) (22-may-2016 - último: 22-may-2016, 20:50:46)
Cristiano que no se forma... (4)
por Abel (26-abr-2016 - último: 27-abr-2016, 21:29:50)
El final de la Hora de COMPLETAS (2)
por Mana (i) (31-mar-2016 - último: 03-abr-2016, 01:35:58)
La última Enseñanza Papal de Benedicto XVI (6)
por Maite (30-ene-2016 - último: 10-mar-2016, 12:32:53)
¿Por que la Iglesia no enseña lo que Jesús dice? (48)
por ABUELO-AMERICANO (27-dic-2015 - último: 19-feb-2016, 22:03:15)
Diagnóstico leído al pasar (12)
por Abel (10-feb-2016 - último: 12-feb-2016, 21:26:49)
Excomuniones (4)
por Maite (01-oct-2015 - último: 26-dic-2015, 20:09:28)
¿Don Quijote iba a misa? (15)
por Hernan (08-oct-2013 - último: 14-dic-2015, 09:57:31)
Hacer algo por la paz (2)
por Abel (03-sep-2015 - último: 29-sep-2015, 15:33:25)
Del aborto y las absoluciones (6)
por Ecazes (02-sep-2015 - último: 03-sep-2015, 16:58:38)
Oración por los cristianos perseguidos (5)
por Maite (14-ago-2015 - último: 22-ago-2015, 14:23:11)
Celebramos la Solemnidad de la Asunción de la Virgen Maria (1)
por LuciaAmordeDios (15-ago-2015)
Una cuestión sobre comuniones «escandalosas» (17)
por Abel (03-jul-2015 - último: 01-ago-2015, 11:18:56)
Catequesis del Papa: La guerra es la madre de todas las pobrezas (10)
por Maite (04-jun-2015 - último: 20-jul-2015, 19:17:14)
LA BEATIFICACIÓN DE MONS. ROMERO (4)
por Maite (04-jun-2015 - último: 15-jun-2015, 21:08:53)
Nuevas canonizaciones y beatificaciones (2)
por Abel (04-jun-2015 - último: 13-jun-2015, 15:31:18)
Vídeo mensaje del Papa en vísperas de su viaje a Sarajevo (1)
por Maite (04-jun-2015)
San Gregorio de Narek, el próximo Doctor de la Iglesia Católica El sabio de Vaspurakán, cercano al doctorado (2)
por Maite (30-abr-2015 - último: 30-abr-2015, 21:21:52)
Que opinais de este artículo de Pikaza (13)
por feminico (22-feb-2014 - último: 26-mar-2015, 06:39:46)
¿Qué hace la Iglesia? (15)
por Abel (26-oct-2011 - último: 22-mar-2015, 07:20:40)
Jóvenes, Anticonceptivos, e Iglesia (10)
por Marcelo (30-jul-2011 - último: 21-mar-2015, 20:25:03)
Discurso del Papa Francisco a los obispos del Norte de Africa (1)
por Maite (19-mar-2015)
Sor Lucia de Fátima : Perfil (17)
por Andrea (03-sep-2005 - último: 21-ene-2015, 12:35:29)
Ay que joderse, ahora piden luz para el Papa (2)
por Maite (13-dic-2014 - último: 13-dic-2014, 19:40:45)
Yo, con Pedro, con Francisco (18)
por Maite (19-sep-2014 - último: 27-nov-2014, 14:40:19)
Encíclicas vs exhortaciones (3)
por Hernan (27-nov-2013 - último: 29-nov-2013, 19:40:56)
Mártires, ¿No falta nadie? ¿ Mártir Edith Stein? (9)
por Maite (04-nov-2013 - último: 19-nov-2013, 12:24:50)
Friburgo da la señal de largada (7)
por Abel (09-oct-2013 - último: 18-nov-2013, 10:01:08)
¿Podremos celebrar en 2017 la Reforma juntos, luteranos y católicos? (25)
por Abel (23-ago-2013 - último: 04-nov-2013, 13:45:56)
Hoy es el Día de honorar nuestros mártires (2)
por Maricruz (13-oct-2013 - último: 13-oct-2013, 12:30:38)
¿Para qué la Iglesia? (13)
por Abel (22-ago-2013 - último: 08-sep-2013, 12:10:25)
Celebrar la Misa con un iPad (26)
por mgb (30-jul-2010 - último: 15-ago-2013, 04:16:36)
Un zapato Chino (24)
por ABUELO-AMERICANO (20-mar-2013 - último: 23-abr-2013, 11:10:54)
Comuniones (5)
por feminico (20-abr-2013 - último: 22-abr-2013, 16:15:45)
Papa Francisco es de Cursillo de Cristiandad ¡¡¡ eeheee (23)
por ABUELO-AMERICANO (17-mar-2013 - último: 11-abr-2013, 08:56:02)
Si yo fuera S.S. El PAPA, ¿Que haria? (22)
por ABUELO-AMERICANO (13-mar-2013 - último: 20-mar-2013, 13:03:45)
Felicidades, argentinos. ya estais hasta en la silla de Pedro (13)
por Maite (14-mar-2013 - último: 19-mar-2013, 18:29:47)
Nuestro Papa Francisco (6)
por Maricruz (16-mar-2013 - último: 18-mar-2013, 12:33:22)
¿Por qué renuncia Benedicto XVI? (24)
por Abel (11-feb-2013 - último: 10-mar-2013, 15:24:50)
Historia de la Iglesia (16)
por Abel (26-nov-2010 - último: 04-mar-2013, 13:59:23)
Incorruptibilidad y canonización (2)
por Hernan (13-feb-2013 - último: 13-feb-2013, 21:05:42)
Palabra de Dios, y, Misa (6)
por Maite (16-ene-2013 - último: 08-feb-2013, 17:52:13)
Reyes Magos (3)
por Andrea (06-ene-2013 - último: 06-ene-2013, 22:53:04)
Otra oportunidad perdida (5)
por Abel (14-dic-2012 - último: 03-ene-2013, 03:24:12)
Feliz Navidad (9)
por Ecazes (24-dic-2012 - último: 30-dic-2012, 16:57:52)
Abrir caminos nuevos (5)
por Maite (16-dic-2012 - último: 26-dic-2012, 02:27:28)
Teología-Ficción (17)
por Abel (25-ago-2012 - último: 17-dic-2012, 19:27:25)
¿Quién es católico? (4)
por Abel (14-nov-2012 - último: 15-nov-2012, 15:24:45)
Carta de una religiosa en Siria a su familia (2)
por flaviamile (14-sep-2012 - último: 22-oct-2012, 12:34:37)
Santa Elena (20)
por Abel (18-ago-2012 - último: 19-sep-2012, 11:54:34)
Grupo de Oración «Comunidad Virgen del Cisne» (2)
por 67julio05 (28-jul-2010 - último: 17-ago-2012, 16:51:36)
Madre mía, qué buen post! (179)
por Abel (01-jun-2012 - último: 09-ago-2012, 12:40:57)
El evangelio y los Media (1)
por Abel (13-jul-2012)
Les va a crecer la nariz... (13)
por Abel (17-jun-2012 - último: 24-jun-2012, 09:04:10)
Fórum Joan Alsina (23)
por Javier Rubio (i) (06-may-2012 - último: 25-may-2012, 23:13:28)
La «extremaunción» (2)
por Feminico (11-feb-2012 - último: 11-feb-2012, 19:57:04)
id: 53917
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53917
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Gerard (188.85.15.---) - 24-may-2010, 21:34:04

He quitado una larga serie de mensajes off-topic

Dificultas la labor del histórico-crítico? jajajaja

Casi 60 posts. Qué barbaridad!

---------------------
El mundo escucha de buen grado a los maestros, cuando son también testigos.
Benedicto XVI.

id: 53921
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53921
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: nehua (79.154.25.---) - 25-may-2010, 03:18:08

 ...todo ello apunta a la búsqueda de La Verdad hoy en la Iglesia, verdad teológica sí, pero sobre todo verdad y coherencia Evangélica...

Podemos estar o no de acuerdo pero creo que asistimos desde hace años a una verdadera crisis dentro de la Iglesia. No sólo nos damos cuenta de que la Iglesia está en el punto de mira de sectores críticos de la sociedad sino que también -y quizás sea por eso- el mensaje cristiano pierde mordiente y entusiasma cada vez menos. El papa en Portugal declara públicamente que la Iglesia, nosotros, necesitamos de una verdadera purificación y cambio ab intra, desde dentro. Sí creo que podemos estar  de acuerdo en que La Verdad (así, con mayúscula) sólo puede ser: "Que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a tu enviado, Jesucristo" (Jn 17,3), es decir, entrar en comunicación personal con Dios mismo manifestado en Cristo Jesús y aceptar ser movidos desde dentro por su Espíritu . Ahora bien,  lo que sí nos toca a los cristianos, a partir de este convencimiento, es hacer compatible esta Verdad -aceptada con sinceridad en nuestro corazón- con la coherencia de nuestras vidas, con nuestro proceder y nuestra implicación en la tarea evangelizadora, que es donde realmente nos jugamos el "ser o no ser".

Renovación de la Iglesia no quiere decir hacerla bonita y atractiva sino que sea capaz de suscitar la Verdad de Dios y atraer a todos los hombres y culturas a un encuentro con Dios vivo y verdadero.

Con esta óptica es como creo que hay que leer la Carta abierta de Hans Küng. A sus 82 años, coetáneo y  compañero en Tubinga de Benedicto XVI y compañeros ambos en el Concilio junto a Congar, Rahner, Schillebeeckx, Chenu, De Lubac, y otros muchos...Hans Küng no es un advenedizo. Todos los historiadores están de acuerdo que, debido a esta avanzadilla teológica y pastoral que tuvo en la revista "Concilium" su caja de resonancia, es como el Vaticano II pudo cuajar la auténtica renovación esperada y que hoy sigue siendo el faro que nos permite vivir esperanzados y vislumbrar lo que está aun por llegar. Küng, por ello -¿quién si no?- se reconoce en su carta "su crítico" -del Papa- con quien mantiene correspondencia y todos los temas que apunta  los ha comentado con él. Por ello, puede decir con autoridad que su pesar es sentirse defraudado en "el camino hacia una mayor renovación de la Iglesia y el entendimiento ecuménico en el espíritu del Concilio Vaticano II". Es un hecho que él como teólogo no se ha querido plegar nunca a un conformismo eclesiastico, curial, pero no por pataleo sino dando razones. Es consciente de lo que implica una fe responsable en teología y lo atestiguan sus libros profundos y serios. Sería estupendo que pudiesen leer los dos volúmenes de sus memorias: "Libertad Conquistada" (2007) y "Verdad Controvertida"(2009) para entender su trayectoria personal y el devenir de la Iglesia de los últimos 40 años.

Por ello, sus 6 propuestas me dan que pensar. No son triviales y tocan, claro está, las zonas más sensibles del hoy de la Iglesia, y nos provocan, nos mueven, nos incitan a ser audaces y creativos desde el convencimiento de la Verdad de Dios que nos asiste y que no puede fallarnos. Por ello, no nos debería dar miedo recorrer esta búsqueda de la Verdad-coherente, que trata de responder a los desafíos de este mundo en todos los ámbitos.


id: 53925
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53925
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Abel (77.211.135.---) - 26-may-2010, 00:41:16

Me parece muy bien lo que dices, Nehua, en cuanto al principio general:

Renovación de la Iglesia no quiere decir hacerla bonita y atractiva sino que sea capaz de suscitar la Verdad de Dios y atraer a todos los hombres y culturas a un encuentro con Dios vivo y verdadero.

No podría estar más de acuerdo con eso.

Y también con el diagnóstico: nos guste o no escucharlo, pero la Iglesia tal como en este momento está no suscita ese encuentro con el Dios vivo y verdadero. El encuentro con Dios se suscita, desde luego, porque el Padre no descansa nunca, pero no lo suscita la Iglesia con los medios y el poder de hacerlo que Jesús le dejó, como don y como responsabilidad.

Si estuviéramos hablando de otra cosa y no de la carta de Küng, posiblemente podríamos ponernos a ver en qué puntos hace falta esas reformas, etc.

Ahora bien, acordado todo esto, no veo cómo compaginas esa claridad en el análisis con el contenido de la carta de Kúng que, te lo diré sin ambages, me resulta infantil y completamente fuera de perspectiva.

Porque no estamos hablando de las intenciones de Kúng, sino de lo que dice Küng, que es algo muy distinto a sus intenciones. Sus intenciones no las conozco. Supongo que son buenísimas, pero cabía hablar de ellas antes de que él pusiera en concreto los seis puntos sobre la mesa, luego de eso, lo que toca es ver si lo que dice se compadece con lo que vemos en al realidad de la Iglesia.

Al nivel del diagnóstico sí que se compadece, el problema es cuando vamos a los "remedios" o "alternativas al modelo"

Punto 1. Es de diagnóstico: y sí, desde luego, tenemos una Iglesia compuesta de obispos que han devenido funcionarios, y no de los funcionarios embroncados por el sueldo, sino de esos que sólo saben decir sí. Que además se rodean de archicofradías que les dicen que todos están de acuerdo con que las cosas sigan así. Cuando el obispo va de visita a la parroquia (cuando va...) el cura convoca a todos "los de la casa", que son casualmente las cofradías, etc etc etc.

Estamos muy lejos de una Iglesia "uvas en racimo, racimos en la vid".

Heredamos una situación de siglos de progresivamente concentrarse todo en Roma; el CVII hizo mucho por revertir eso, pero hubiera sido necesario -si realmente se quería avanzar en ese específico punto- seguir trabajando conscientemnente en descentralizar, cosa que no ocurrió con Juan Pablo II que, en ese específico punto, hizo todo lo contrario de lo que había proyectado el Concilio.

Punto 2, también de diagnóstico: y también, muy bien dicho, porque como la carta se dirige a los obispos, está bien que en algún momento dejen de dar vueltas y apoyarse en que Roma dice, o en que la Conferencia Episcopal dice, y vuelvan a ser lo que son, cabeza de la Iglesia local. Estoy seguro que el 90% de los cristianos cree que la palabra "pontífice" sólo se aplica al Papa, cuando en la literatura cristiana, hasta ayer nomás era el título de cualquier obispo.

Punto 3: ya no es de diagnóstico sino de remedio, y comienza a desbarrar: «3. Actuar colegiadamente: tras un vivo debate y contra la sostenida oposición de la curia, el concilio decretó la colegialidad del Papa y los obispos en el sentido de los Hechos de los Apóstoles, donde Pedro tampoco actuaba sin el colegio apostólico.»

Eso no es cierto, y sólo se lo puede permitir porque va a publicar esta carta para que la lean un montón de cristianos atravesados de lemas pero con escaso conocimeinto de los problemas de fondo, y se van a tragar cualquier cosa. Y eso es actuar con mala leche. Sus intenciones no las sé, pero lo que dice es falso, y que me muestren dónde el Concilio opone colegialidad a primado, como está opuesto en este párrafo.

Es verdad que el Concilio avanzó en el reconocimeitno d ela Colegialidad según el modelo de Hechos, pero dejó abierto un camino que no apunta de ninguna manera al remedio que Kúng pretende.

El diagnóstico es posiblemente cierto los obispos, escudándose en el primado, se lavaron las manos de absolutamente todas sus responsabilidad (estoy generalizando, pero las excepciones son, lamentablemente, sólo excepciones), pero la colegialidad opuesta al primado que sugiere Küng es diluir la responsabilidad de los obispos en el voto d ela mayoría, es exactamente lo mismo, un remedio infantil a un problema nada infantil.

El punto 4 no es ni diagnóstico ni remedio, sólo voutade: si se diera la condición de que los obispos volvieran a comportarse como tales (puntos 1 y 2), muchos de lso cambios necesarios ocurrirían, pero como el cambio necesario es que los obispos vuelvan a actuar como obispos (eso sí, en el colchón del voto de la mayoría, que es lo contrario de lo que hace falta, punto 3), entonces es la pescadilla que se muerde la cola.

5. Aspirar a soluciones regionales: como diagnóstico, nada mejor, es más, aspirar a soluciones propias de una diócesis. Por supuesto que sí, eso ya se ha hecho en al Iglesia y se puede volver a hacer. Ahora bien, el ejemplo que trae -el celibato- es, a mi entender, una verdadera distracción. No es el ejemplo adecuado al problema. Es un ejemplo efectista, para cuando El País publique la carta.

6. El punto 6 es calamitosamente infantil parece realmente redactado por un chico de parvulario... si la Curia es esa especie de monstruo (y no digo que no sea un esperpento) que se cargó, ella solita, el Concilio de hace 40 años, ¿qué sentido tiene plantear una reforma en nombre de una supuesta directriz incumplida durante 600 años?

Quizás simplemente tendría que tener un poco más de sentido de la historia y darse cuenta -y decirlo- que el Concilio Vaticano II sólo tiene 40 años de vida, y mucho de lo que hay que hacer en dirección a las reformas planteadas allí están aun por empezarse, y puede ser comenzado.

A mí esta carta de Kúng me suena a los discursos del presidente hablando de lo malos que son los mercados... es verdad, pero las distracciones son para las reformas de café, con plantear lo mala que es la Curia y retrotraerte a un punto de un conclilio de hace 600 años, punto que ni siquiera fue legitimado (es decir, que además Küng está mintiendo, porque no fue una disposición efectiva NUNCA), lo que haces es dejar que la Curia siga concentrando todo en sí misma, y dispersas fuerzas de los que verdaderamente quieren que el último concilio, que ya dio algunos frutos, siga dando más.

Pineso yo que plantear una auténtica profundización en el texto conciliar; eso que hacíamos en los grupos juveniles de los 80, que era leer el Concilio y (en América) Puebla, aunque insuficiente, vale la pena hacerlo, es una medida concreta para pedirle a los obispos, que el texto se vuelva a leer, que lo citen en sus cartas pastorales, que lo pongan en circulación en la catequesis, etc... un nuevo concilio en la situación ya diagnosticada -que tristemente a eso se reduce toda la "propuesta" de Küng- no hace sino añadir frustración a la frustración.

Bueno, perdón por el rollo, pero estas cosas no se pueden tratar en dos líneas.

Espero tu análisis de los seis puntos.


---------------------
«Cristo dijo en el Evangelio: Yo soy la verdad, y no dijo: Yo soy la costumbre» (San Libosio, obispo y mártir)

id: 53928
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53928
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Maricruz (221.89.37.---) - 26-may-2010, 15:51:22

De "rollo" nada!... Gracias!


¿A quién iremos, Señor? Solo tú tienes palabras de vida eterna

id: 53934
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53934
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Gerard (188.85.15.---) - 26-may-2010, 21:24:32

Hay cinco cosas que dice que "se ha desperdiciado".

Hay gente que se esfuerza por aunar e ir a por ovejas perdidas, aún a costa de críticas de otros hijos fieles, y, en cambio, con estas cinco mentiras lo único que siembra es agrandar la distancia con el redil de las ovejas sin pastor y entorpecer la buena labor de estos santos. Además, los que "estamos en el redil" y nos medio enteramos de qué van las cosas, nos quedamos atónitos mirando a Hans como dicendo: este tío es tonto o lo han parido a pedos.

Y más mentiras: "Ha readmitido sin condiciones en la Iglesia a los obispos de la Hermandad Sacerdotal San Pío X"; "Apoya con todos los medios la misa medieval tridentina"; "No lleva a efecto el entendimiento con la Iglesia anglicana".

Es decir, no da pie con bola.

Sobre "Ha reforzado los poderes eclesiales contrarios al concilio", ni lo sé ni me importa. Solo la expresión ya da risa. Pero a mí, el "poder eclesial", me la trae floja.

Nota: para ser lacónico, me ha salido una jerga bucólica-pastoril.

---------------------
El mundo escucha de buen grado a los maestros, cuando son también testigos.
Benedicto XVI.

id: 53935
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53935
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Gerard (188.85.15.---) - 26-may-2010, 21:28:49

Por cierto, viendo ahora la ausencia de la repercusión de esta carta ad universalis episcopae, supongo que lo que ha hecho es el ridículo más espantoso.

O alguien sabe algo?

---------------------
El mundo escucha de buen grado a los maestros, cuando son también testigos.
Benedicto XVI.

id: 53936
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53936
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Abel (77.211.212.---) - 26-may-2010, 23:20:13

Ni idea. Algún día quizás sabremos (aunque sea en el cielo) si realmente la redactó Küng, yo no me trago que eso de la readmisión del lefebvrismo, la misa en latín, y todo eso para suscitar debate en diario El Mundo lo haya podido realmente escribir un teólogo del prestigio de Küng.


---------------------
«Cristo dijo en el Evangelio: Yo soy la verdad, y no dijo: Yo soy la costumbre» (San Libosio, obispo y mártir)

id: 53942
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53942
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: nehua (79.145.181.---) - 27-may-2010, 03:02:40

Abel, estoy totalmente de acuerdo. No podemos despachar esta carta con dos frases. Primero por el respeto que me merece Hans Küng una de las cabezas pensantes que más han contribuido –junto a los muchos teólogos artífices del CVII que citaba en mi mensaje- a la renovación de la Iglesia actual. Su carta no es un panfleto propagandístico sino una reflexión – “Yo siempre he entendido también mi labor teológica como un servicio a la Iglesiadice en su carta-  pensando en los destinatarios: los obispos católicos de todo el mundo. (A este respecto quiero decirte que me resulta chocante la ligereza de tu juicio: sólo se lo puede permitir porque va a publicar esta carta para que la lean un montón de cristianos atravesados de lemas pero con escaso conocimeinto de los problemas de fondo, y se van a tragar cualquier cosa).

Hans Küng no ha improvisado estas ideas. Es una inquietud que le ha acompañado siempre. Es curioso que, ya en 1972, se preguntaba si ¿es posible una reforma seria en la Iglesia? Junto a los 33 teólogos en la declaración Contra la resignación emprendía un análisis de la difícil situación de entonces. Según tal análisis –dice él en sus memorias- las razones de la crisis de liderazgo y confianza no radican sin más en personas concretas, sino en la evolución del sistema eclesiástico desde la Edad Media. Pero la crisis sólo se podrá superar, se continúa diciendo, si la Iglesia entera medita “de nuevo sobre su centro y fundamento: el Evangelio de Jesucristo, que es su origen y que tiene que ser comprendido y vivido de forma nueva en cada nueva situación”.

 

Para que podáis apreciar comparativamente el pensamiento que Küng entonces tenía y la Carta actual enviada a los obispos os copio literalmente sus cinco puntos orientadores –que aparecen en sus memorias- para superar –dice él- el estancamiento y la resignación y que se basan en numerosas experiencias, conversaciones y acciones.

 

CINCO PUNTOS ORIENTADORES para superar el estancamiento y la resignación, que se basan en numerosas experiencias, conversaciones y acciones.

 

 

 

1.      No callar: en la Iglesia, toda persona, desempeñe o no un ministerio, sea varón o mujer, tiene el derecho y, a menudo, la obligación de decir lo que piensa sobre la Iglesia y sobre sus dirigentes, así como lo que considera que es necesario llevar a cabo. “Los obispos que juzgan nefastas determinadas leyes, disposiciones y medidas –y dentro de las conferencias episcopales de ámbito nacional, tales obispos representan con frecuencia una importante minoría o incluso la mayoría- deberían hacer pública su opinión y reclamar el cambio con creciente claridad”.

 

2.      Actuar uno mismo: no limitarse a las quejas sobre Roma, sino hacer algo uno mismo: “Párroco, coadjutor o laico: que todo miembro de la Iglesia haga algo por la renovación de la Iglesia en su ámbito vital, sea éste más o menos grande. Tanto en las distintas comunidades como en el conjunto de la Iglesia, muchas cosas importantes se han puesto en marcha gracias a la iniciativa de personas concretas. Y precisamente en la sociedad moderna al individuo se le ofrecen posibilidades para influir de forma positiva en la vida eclesial. Puede instar de diversas maneras a mejores celebraciones, a homilías más comprensibles, a una pastoral más acorde con los tiempos, a la integración ecuménica de las comunidades, al compromiso cristiano en la sociedad”.

 

3.      Proceder conjuntamente: los consejos de pastoral, tanto parroquiales como diocesanos, y los consejos presbiterales oficialmente instituidos pueden convertirse en un poderoso instrumento de  renovación en las comunidades, diócesis y naciones; pero también pueden serlo las asociaciones libres de sacerdotes y laicos, en tanto en cuanto ayuden a que determinados planteamientos se abran paso en la Iglesia: “Un miembro de la comunidad que acude al párroco no cuenta, cinco pueden resultar molestos, cincuenta cambian la situación. Un párroco no cuenta en la diócesis, cinco serán tenidos en cuenta, cincuenta son invencibles”.

 

4.      Aspirar a soluciones intermedias: muchas reformas sólo se han alcanzado gracias a la presión ejercida desde abajo; la presión sobre las autoridades  eclesiásticas en el espíritu de la fraternidad cristiana es legítima: “Cuando una medida de la autoridad eclesiástica superior no se corresponde bajo ningún concepto con el Evangelio, puede estar permitida e incluso ser necesaria la resistencia. Cuando una medida que la autoridad eclesiástica superior debería adoptar perentoriamente se demora de manera desproporcionada, cabe poner en marcha con inteligencia y mesura soluciones provisionales sin perjuicio de la unidad eclesial”.

 

5.      No rendirse: hay que resistir la tentación de huir, bien hacia fuera bien hacia dentro: “Precisamente en una fase de estancamiento se trata de persistir con serenidad en la fe confiada y de ser perseverantes. Era normal que surgieran resistencias. Pero sin lucha no hay renovación. Así pues, sigue siendo decisivo no perder de vista la meta, actuar con calma y con decisión y conservar la esperanza en una Iglesia más comprometida, con el mensaje cristiano y, por ende, más abierta, cercana a los seres humanos y creíble; en una palabra, más cristiana”.

 

 

 

                                     Hans Küng

                                                                        Verdad controvertida, Memorias

                                                           Ed. Trotta. Madrid, 2009

                                        pp. 328-330


id: 53943
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53943
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: nehua (79.145.181.---) - 27-may-2010, 03:16:54

Como se me hizo muy largo... no he puesto mi reflexión sobre sus seis propuestas -que curiosamente se relacionan casi literalmente con sus 5 puntos orientadores aunque los destinatarios no sean los mismos...-. Estoy en ello...creo que vale la pena ahondar en todo esto no sólo por el autor de la carta sino por lo que está en juego en el hoy de la Iglesia. 

Aunque no dejo de apreciar  cierta ligereza y apresuramiento en los puntos de vista de algunos comentarios... No así en la aportación de MACnuel (53524) -mejorando los presentes- que me pareció francamente seria y lúcida. ¡Deberías intervenir más veces!


id: 53946
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53946
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: MACnuel (200.59.28.---) - 27-may-2010, 06:41:01

Nahua, te doy las gracias por tu apreciación sobre mi intervención. No he intervenido más por varias razones, entre ellas porque realmente me falta el tiempo suficiente para sentarme a reflexionar profundamente sobre el tema y expresarlo por escrito y no quiero expresar una opinión superficial. Estoy totalmente de acuerdo contigo en tus apreciaciones; desde la primera que enviaste me pareció muy seria y profunda y, como tú lo dices, me parece que algunas intervenciones son superficiales y otras sarcásticas y hasta ofensivas.  Cuando se suscitó una polémica porque una persona escribió con distintos pseudónimos, a mí me pareció falaz (literalmente, es decir, una falacia) la forma como se le criticó. Se le criticó sobre todo por el hecho de haber realizado este tipo de acción -con lo cual definitivamente yo tampoco estoy de acuerdo- pero se olvidó lo fundamental del argumento: la apertura o no  del grupo a otras opiniones y la verdadera búsqueda de la verdad.

Recuerdo que cuando Abel respondió a mis opiniones citó el concilio de Constanza, por lo que me puse a investigar para recordar mis estudio sobre él. Allí habría mucha tela que cortar y discutir mucho las razones por las que se abandonó el decreto del conciliarismo y por las que no aparece en el Detzinger. Pero, independientemente de ello, no nos referimos a un conciliarismo acéfalo o muticéfalo como pudo ser Constanza, sino a un Concilio convocado y presidido por el obispo de Roma como fue el Vaticano II, ergo: ¿dónde está el problema? No es el conciliarismo de Constanza con todo el enfrentamiento entre potencias políticas con sus respectivos papas y anatemizándose unos a otros y declarándose papas y antipapas mutuamente.

Luego en cuanto a la democracia en la Iglesia, Abel decía que no sabía de dónde sacaba yo la idea de que la Iglesia debía de ser una democracia. Entonces si no es una democracia ¿qué es?. Tal vez para un europeo no haya tanto problema por estar más acostumbrados a las monarquías, pero a nosotros, latinoamericanos, nos repugna la idea de la monarquía, la vemos ridícula, clasista, sin sentido. No sé como aguantan ustedes tener y mantener a una familia real con todos los gastos que esto ocasiona, en fin... Pero volvamos a la Iglesia, entonces ¿qué es la Iglesia si no debería ser una democracia? Cuando Abel comenta que "pero de allí a decir que no tenía derecho a intentarla, proponerla, o incluso implantarla... no sé. Pienso que el Papa, mientras sea legítimo, tiene derecho a hacer cosas de Papa " Increible!!! y eso si no es absolutismo qué es??? No sé, realmente como se le podrá llamar a eso. Creo que, hasta por ética, tengo que respetar lo que el colegio Episcopal encabezado por uno (perdón, por 2!!!) anteriores papas ha resuelto, en un concilio lo tengo que respetar. Aún más cuando he hecho mi tesis de doctorado en Teología sobre la Moral de Max Scheler (aunque yo, en lo personal, he estudiado más su antropología y esta ha influenciado mucho en mi pensamiento) 

Había otra intervención, no recuerdo si en este foro o en otro donde se hablaba con sorna de "regresar a los setenta, jajajaja", disculpen, tal vez para ustedes europeos, lejos de América y de África, ya pasaron los '70, pero no para nosotros. La problemática sigue igual o más grave que antes: los pobres más pobres, los ricos más ricos, una Iglesia que a partir del pontificado de Juan Pablo II ha abandonado sus grandes líneas de acción y se han vuelto a separar de los pobres y a identificar con los ricos, la sangría de católicos que pasan a las sectas evangélicas es peor que antes. Tal vez sí tienen razón: "jajajajaja, no es volver a los setenta, es algo peor, la crisis se ha agravado". 

Creo que el problema que discutimos de esta carta, como remarcó Abel, es A QUIÉN SE DIRIGE. Creo que está dirigida a los obispos del mundo, personas que conocen la trayectoria de Küng y su pensamiento, que han leído algo de él, no personas que pretenden hacer una lectura de una única carta. Lo hace con su estilo de siempre: en Tubinga siempre se distinguió por la claridad de sus clases y por eso muchos estudiantes preferían sus cátedras a las de Ratzinger, ¿no es así? ¿Por eso carecía de profundidad? No, no lo creo, definitivamente no lo creo.

Cuando Abel afirma "yo no me trago que eso de la readmisión del lefebvrismo, la misa en latín, y todo eso para suscitar debate en diario El Mundo lo haya podido realmente escribir un teólogo del prestigio de Küng.  ", yo disiento de él y digo yo sí. en primer lugar no está escrito para suscitar un debate en diario El Mundo, sino para abrir los ojos al Mundo a diario, y en segundo porque no son únicamente hechos aislados sino el conjunto de ellos está marcando como la Iglesia de nuevo ha dado un giro al conservadurismo, al no deseo de evolucionar, a la "derecha", como dijo alguien en una intervención. ¡Qué triste que se identifique a la "Iglesia" (sería más bien a la jerarquía) con la "derecha"!!! Me pregunto ¿¿alguien habría identificado a Cristo con la derecha cuando se movía por las calles de Israel?? Ya escucho la primera respuesta ¡pero tampoco con la izquierda!, perfecto, pero no reduzcamos a algo así la doctrina de Cristo. De lo que sí estoy totalmente seguro es que Cristo no fue un conservador, fue un contestario que enfrentó al fariseísmo tradicionalista y a los ricos saduceos, e hizo nacer lo que para los judíos fue una "secta herética". ¿O estoy equivocado? A mí, en lo personal, la primera vez que estuve en la plaza de San Pedro en una Eucaristía del Papa, me repugnó profundamente verlo salir en una alfombra roja, con los embajadores y personalidades políticas de un lado, la alta jerarquía del otro, el bajo clero e invitados especiales abajo, frente a él, y el pueblo de Dios los que más lejos estaban, y luego consagrar en vasos de oro. ¿Habría actuado Cristo de la misma manera? ¡Es que ya atentaron contra su Santidad! Pero, si no me equivoco, a Cristo lo mataron y el sabía que podía ocurrir y, a pesar de eso, no se separó del pueblo (¿o estoy equivocado?)

¿¿Ha tenido la carta repercusión entre los Obispos?? Otra falacia!!!! Una verdad no la puedo evaluar en función de la "resonancia" que tenga, la verdad es verdad independientemente de ello. Ahora bien, tal vez en Europa no ha tenido repercusión, o esta se haya visto menguada por el ataque a la Iglesia por lo de la pederastia (en lo que estoy en total acuerdo con Abel: no hay que defender al papa justificando todo o afirmando que "en todos los ambientes lo hacen" o que "es una campaña de los medios de comunicación anticatólicos", esas son defensas ridículas. Creo que el mismo Papa al reconocer el pecado dentro de la Iglesia hizo la mejor defensa -y, a partir de ello y de sus actuaciones frente al problema, empecé a sentir un cariño especial por él, que nunca antes había sentido por su persona, creo que es la acción del Espíritu sobre mi duro corazón-), pero, continuo, sí que ha tenido repercusión en muchos obispos latinoamericanos que han tenido esas mismas inquietudes y sentimientos.

Bueno, les pido me disculpen pero me retiro, tengo que ir a redactar una prueba de Sociología y una hoja de Trabajo de Filosofía para mis alumnos y preparar un programa en Basic que pondré mañana en la primera de mis clases. Aunque les envío a continuación un artículo de Vida Nueva, ¿conocen la revista?, creo que sí. vean lo que dice.

id: 53947
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53947
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: MACnuel (200.59.28.---) - 27-may-2010, 06:50:44

 

Para mí la curia y la Iglesia necesitan una reforma

Lo pueden encontrar aquÏ: http://.www.vidanueva.es/home/ha-llegado-la-hora-de-reformar-la-curia-vaticana-2/

(Vida Nueva) Varios asuntos evidencian una contraproducente actuación de órganos del gobierno vaticano. El profesor emérito de las universidades Pontificias Comillas (Madrid) y Salamanca, José Mª Díaz Moreno y el ex secretario general de la Unión de Superiores Generales, José María Arnaiz, analizan un tema que ya se han planteado otros papas. ¿Lo acometerá por fin el actual?

————

Una urgencia inaplazable

(José María Arnaiz, SM- Ex secretario general  de la Unión de Superiores Generales, USG) Estas reflexiones las escribo en los días de las acusaciones de pederastia a sacerdotes, punta del iceberg en el mar de la Iglesia, en la que no faltan tormentas internas y externas. Todo ello es un ataque artero al corazón mismo de la Curia. Hay reformas importantes, numerosas y profundas que hacer. Frente a esta necesidad, surgen las preguntas: ¿Por qué? ¿Quién las va a hacer? ¿Cómo? ¿Cuándo?

¿Por qué todo esto? La Curia romana es el órgano central de gobierno de la Iglesia. Y si de gobernar se trata, no pueden faltar claros objetivos y una adhesión cordial de los implicados en el proyecto. Parecería que falta liderazgo en la Curia. El secretismo y el mal uso del poder opacan el diálogo franco, y el miedosilencia la crítica constructiva.

¿Quién debe hacer esta urgente reforma? No la Curia; ni siquiera el Papa. Es tarea de un concilio o un sínodo especial. En esta reforma ha de ser fundamental la palabra y acción de los laicos, que necesitan un empoderamiento mayor.

¿Cómo hacerla? Con gran amor a la Iglesia y sentido global de su realidad. Sería ideal que los implicados sintieran la necesidad de la reforma; pero, de todas formas, debe hacerse.

¿Cuándo? Hay que poner urgencia. No hay que olvidar que costará identificar lo que es una reforma de gran calado.

————

Interrogantes

(José María Díaz Moreno, SJ- Prof. emérito de las Universidades Pontificias Comillas-Madrid y Salamanca) Sería cerrar los ojos a la realidad, si se desconoce o se infravalora la gravedad de algunos hechos protagonizados por  Benedicto XVI o algunas de sus actuaciones y afirmaciones recientes. Baste aludir a la dolorosa y acusatoria carta escrita al Episcopado y fieles católicos irlandeses, dirigida ciertamente a ellos, pero aplicables, en buena parte, a toda la Iglesia o las “visitas apostólicas” de determinadas congregaciones religiosas ordenadas por él.

Por ello, desde dentro de la Iglesia y apoyándome en el can. 212, §2-3 expreso con cristiana libertad y por deber de lealtad para con la Iglesia, una serie de interrogantes, que me gustaría ver respondidos por aquellos a quienes corresponda.

Parto de un hecho que roza la evidencia: la actuación del Papa, una vez que esos hechos han llegado a su conocimiento, ha sido ciertamente rápida, valiente, sincera y eficaz. Y me pregunto: ¿Es que no los ha conocido hasta ahora? ¿Cómo se explica esa anomalía?

En este sentido y con esta finalidad primordial, me sigo preguntando, en primer lugar, sobre la eficacia efectiva de los organismos de la Curia vaticana, en su actual estructura. A través de ella, y de modo rápido y eficaz, ¿llega al Papa todo lo que él debe conocer, con la rapidez necesaria? ¿No pasa demasiado tiempo entre reforma y reforma, para su necesaria adaptación a los tiempos que vivimos y en los que la Iglesia tiene que encarnarse? Yme pregunto si el secreto con el que debidamente procede la Congregación de la Doctrina de la Fe, no cae, a veces, en el secretismo.

Y, ampliando el ámbito de mis interrogantes, ¿es suficiente la visita quinquenal de los obispos a Roma con la presentación de una relación sobre la situación de la diócesis (can. 399)? ¿Cómo se redactan las relaciones que deben llegar al Papa? ¿No ha llegado la hora de emplear medios más eficaces para evitar la sorpresa del Papa al conocer situaciones improrrogables a las que se ve obligado a poner remedios rápidos e insólitos como laaceptación de dimisiones de obispos?…


id: 53948
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53948
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Kanbei (82.158.213.---) - 27-may-2010, 07:13:38

Nehua y Macnuel,

lo que se está discutiendo es el contenido de la carta de Küng, no su prestigio como teólogo o su obra. Según lo  que habéis escrito, pareciera que como el señor Küng es uno de los más prestigiosos teólogos católicos del S. XX puede escribir lo que le venga en gana que los demás tenemos que aceptarlo cuasi como verdad sagrada, y no es así. Como teólogo de tanto prestigio, es exigible que trate el asunto con el máximo rigor, tanto en el diagnóstico como en las soluciones planteadas, y no que escriba un panfleto a base de consignas...eso en rigor no está destinado a los obispos, sino más bien al público en general, y además al más desinformado...¿con qué ánimo?. El diagnóstico que hace Küng contiene alguna verdad, varias medias verdades y algunas mentiras manifiestas (como ya se ha dicho en posts anteriores)...si partimos de esa base, ¿podemos confiar en las soluciones que propone en la carta?

Por otro lado pareciera que él es el máximo artífice del Concilio, el que más ha aportado al mismo y al que se le deben los avances más importantes a partir del mismo. No digo que su papel fuera marginal ni mucho menos, pero en el Concilio también estaban muchos otros que tuvieron su papel, entre ellos el propio Ratzinger (qué curioso, de aquella era considerado como muy "progresista" ). Se puede estar o no de acuerdo con Küng, pero no es la única voz autorizada para hablarnos del espíritu del Concilio y de su aplicación práctica (no ideal o demagógicamente planteada).

Un abrazo.


id: 53949
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53949
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Abel (81.203.128.---) - 27-may-2010, 08:02:20

Ante todo quisiera que se contextualice mi «juicio ligero», se refiere a un punto preciso, y creo que eso queda todo lo claro que puede quedar: un teólogo como Kúng que le habla a obispos, ¿puede permitirse esa liviana interpretación sobnre el conciliarismo de Constanza, completamente ahistórica, en donde bastaría con aplicar un decreto que no está ni estuvo nunca en 600 años y ya resolvimos el problema de la colegialidad? Puedo pensar:

-que está tomando el pelo a sus lectores,

-que no espera ser leído por obispos

-que supone que los demás no saben de algo tan básico de la historia conciliar y de la cuestión del conciliarismo.

Volviendo al grueso de la discusión, lo que decía Macnuel:

no nos referimos a un conciliarismo acéfalo o muticéfalo como pudo ser Constanza, sino a un Concilio convocado y presidido por el obispo de Roma como fue el Vaticano II, ergo: ¿dónde está el problema? No es el conciliarismo de Constanza con todo el enfrentamiento entre potencias políticas con sus respectivos papas y anatemizándose unos a otros y declarándose papas y antipapas mutuamente.

Claro! yo sé que tú no te refieres a un conciliarismo acéfalo... y lo sé porque tú lo dices. No aduivino lo que piensas, pero tú dices "no nos referimos a un conciliarismo acéfalo". Pero Küng no dice eso, y de lo que se trataba era de leer lo que dice Küng, no de imaginar lo que se guardó y no dijo. Él sí opone conciliarismo a primado, por lo pronto reflotando una tesis conciliarista que no está en el Denzinger precisamente porque se planteó como una tesis contraria al primado.

El conciliarismo del que habla el Concilio Vaticano II es completamente distinto al de Constanza.

Otra cosa es si además puede ser operativo convocar un nuevo concilio cuando aun no sabemos cómo hacer para remontar el último...

Perdón, luego leo con más detenimiento. Me quedo con una frase de Kanbei:

¿podemos confiar en las soluciones que propone en la carta?

Mi problema con la carta es que no encuentro ni siquiera sugerida una solución, mejor dicho, la que encuentro me parece infantil. La solución al funcionarismo de los obispos es: no sean funcionarios, sean obispos. Chocolate, quieres otra tacita?

La solución a los problemas de la Iglesia es que sea verdaderamente el cuerpo de Cristo... ah, qué bien, y eso cómo se hace?

Pues bueno (es la única "solución" que leo en la carta) convocando concilios cada 5 años. Será quizás para que no tardemos tanto en dejar cada uno sin cumplir.


---------------------
«Cristo dijo en el Evangelio: Yo soy la verdad, y no dijo: Yo soy la costumbre» (San Libosio, obispo y mártir)

id: 53950
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53950
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: MACnuel (200.59.28.---) - 27-may-2010, 12:20:11

Kanbei y Abel:

Les juro que así sí que da gusto intercambiar ideas, con respeto, con altura, con argumentos. Les pido disculpas si no puedo responder ahora pero para nosotros acaba de amanecer (bueno, más bien: ya va a amanecer) y no he dormido mucho, voy dentro de poco a mi trabajo y cuando vuelva continuaré el diálogo.

Kanbei, sólo una pregunta (cuya respuesta leeré al volver): para tí ¿Cuáles son las medias verdades y las mentiras de la carta? Y que conste que no absolutizo la palabra de Küng como "sin error" ni única, pero sí como acertada y valiente en esta y en otras ocasiones.

De verdad que un abrazo para todos,

MACnuel

************

"La verdad nos hará libres"

Ad maiorem Dei Gloriam

id: 53952
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53952
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Gerard (188.85.15.---) - 27-may-2010, 15:12:31

Para darse coba, hacen falta dos. Y vienen a pares.

Su carta no es un panfleto propagandístico sino una reflexión

Su carta es, como poco, una burda broma.

---------------------
El mundo escucha de buen grado a los maestros, cuando son también testigos.
Benedicto XVI.

id: 53953
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53953
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Gerard (188.85.15.---) - 27-may-2010, 15:19:11

McNuel, llevamos más de ciento diez posts y las preguntas que lanzas y exiges respuesta, ya la tienes.

Nota: a ver ahora qué sale. Si otro combate de boxers, otro cómic,... o qué. La cosa promete, pero no prometo ser creativo.

---------------------
El mundo escucha de buen grado a los maestros, cuando son también testigos.
Benedicto XVI.

id: 53956
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53956
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Abel (77.211.134.---) - 28-may-2010, 04:32:00

La carta tiene claramente dos partes: una de diagnóstico general, y otra de los «6 puntos» que, según la propia carta dice, no son un «programa de reformas» sino sólo «seis propuestas» (supongo que debe entenderse «seis propuestas que podrían integrar un programa de reformas» ).

Bien, esas seis propuestas, coincidentes en su mayor parte con los «cinco puntos» que trajo Nehua, poco tienen de «propuesta», excepto la cuestión de convocar un concilio cada 5 años, en la línea -explícitamente- de la tesis conciliarista de Constanza. Si no me equivoco, «propuesta», en este contexto, se entiende «propuesta de acción», qué cosas en concreto hay que hacer (sin necesidad de que constituyan un programa completo, que él mismo dice que no dará sino que remite a sus propuestas anteriores). A mi entender, sacando la convocatoria de concilios, que ya aclaré por qué yo lo veo como una propuesta infantil o al menos de puro voluntarismo, lo demás no es más que diagnóstico o buenos deseos.

Es decir, esa segunda parte de la carta, lo que llamaríamos la parte medular, no pasa de ser -a mi entender- el prólogo a alguna propuesta que no está.

El mayor problema de la carta, a mi entender, lo tiene la primera parte, y me aventuro a decir que seguramente coincidiremos con Kanbei en calificar esa primera parte (muy extensa, por cierto) como un refrito de medias verdades y lugares comunes:

-«Mis esperanzas, y las de tantos católicos y católicas comprometidos, desgraciadamente no se han cumplido».

Entonces apaguemos la luz y vayámonos. Mala manera de comenzar una propuesta declarando el cierre del fracaso de los primeros cinco años de pontificado de un pontífice que comienza llamando a su hipercrítico a conversar... Esto se parece mucho a los juicios mediáticos, siempre están perdidos de antemano, así que sospecho que hiciera lo que hiciera B XVI, incluso dar patas arriba la curia, e incluso disolverla, estaría mal. Para mí en esta frase se le vio la hilacha.

Pero veamos cuáles son las bases del "no se han cumplido":

-Se ha desperdiciado la oportunidad de un entendimiento perdurable con los judíos: el Papa reintroduce la plegaria preconciliar en la que se pide por la iluminación de los judíos y readmite en la Iglesia a obispos cismáticos notoriamente antisemitas, impulsa la beatificación de Pío XII y sólo se toma en serio al judaísmo como raíz histórica del cristianismo, no como una comunidad de fe que perdura y que tiene un camino propio hacia la salvación. Los judíos de todo el mundo se han indignado con el predicador pontificio en la liturgia papal del Viernes Santo, en la que comparó las críticas al Papa con la persecución antisemita.

El deseo y los pasos concretos de un entendimiento, incluso de un entendimiento perdurable se están dando. El entendimiento no es fácil, pero tampoco es verdad que se ha perdido la oportunidad. Hans Küng sabe, o debería saber, que la readmisión o no de un obispo a la comunión no tiene ninguna relación con sus posiciones políticas, por muy antipáticas que estas sean. Puede quizás considerarse inoportuna eclesialmente la readmisión de los obispos lefebvristas, que se apresuraron a malinterpretar el gesto de comunión; pero ser negacionista no es motivo de excomunión, ni se convalida esa opinión por ser readmitido. es una bajeza acudir a ese argumento, y lo digo con todas las letras: una bajeza.

Lo mismo puede decirse de la beatificación de Pío XII; en cuanto a que «sólo se toma en serio al judaísmo como raíz histórica del cristianismo, no como una comunidad de fe que perdura y que tiene un camino propio hacia la salvación»... Küng debería al menos tener en cuenta que las teologías que afirman que el judaísmo (y todas las demás religiones) es una «comunidad de fe que perdura y que tiene un camino propio hacia la salvación», es una teología hiper reciente, no tiene más de 60 años de vida, y no es ni nunca fue una teología mayoritaria. Puede ser que a Küng le gustara -de hecho comparto ese gusto- que esa teología fuera más mayoritaria, pero pretender que como a Küng se le ocurrió esa teología entonces el papa, si en cinco años no la adoptó, «ha fracasado», cuando la teología de que el judaísmo es camino hacia el cristianismo es, no sólo la más explícita en el Nuevo Testamento, sino la vigente de manera uniforme a lo largo de 1950 años de teología cristiana, es, o una ingenuidad, o una tomadura de pelo, o una bajeza más.

Pienso que uno podría escribirle una carta a los obispos pidiéndoles que consideren el luchar por un reconocimiento de las religiones como múltiples caminos, por qué no? así como un teólogo escribe tratados y ensayos, también puede escribir cartas, pero escribir a los obispos declarando el fracaso del Papa en nombre de que en sus cinco años de pontificado, y contra la opinión mayoritarioa de los 2000 años de teología cristiana, no adoptó la teología renovadora de Rahner y Küng....

En fin, la verdad que más en detalle lo leo, y peor me cae este refrito. Vuelvo a reafirmar que la primera parte no creo que la pueda escribir un teólogo serio en plena posesión de sus facultades, y la segunda, ya la había escrito en los cinco puntos, como lo mostró Nehua al poner en paralelo los dos textos.

Y eso no significa no estar de acuerdo con una visión renovadora de la Iglesia, o que esté feliz por la readmisión de los obispos cismáticos, o que me parezca maravillosos los pasos que se están dando en particular en la cuestión del lefebvrismo. Pero precisamente porque lamento de la carta el aspecto de "oportunidad perdida" que tiene es que coincido con la calificación de "medias verdades" que había dado Kanbe.

Está claro que un análisis detallado de esas "medias verdades" lleva mucho más tiempo del que dispongo, pero al menos, Macnuel, para que te hagas una idea de por dónde van los tiros.


---------------------
«Cristo dijo en el Evangelio: Yo soy la verdad, y no dijo: Yo soy la costumbre» (San Libosio, obispo y mártir)

id: 53960
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53960
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Kanbei (82.158.213.---) - 28-may-2010, 07:26:07

Macnuel,

lo de cuáles son las medias verdades y las mentiras ya está contestado mucho más arriba, pero intentaré resumirlo un poco.

Sobre lo del diálogo con los judíos ya está comentado en el post anterior, así que me lo salto.

- Se ha desperdiciado la oportunidad de un diálogo en confianza con los musulmanes; es sintomático el discurso de Benedicto en Ratisbona, en el que, mal aconsejado, caricaturizó al islam como la religión de la violencia y la inhumanidad, atrayéndose así la duradera desconfianza de los musulmanes.

Ahí tenemos una media verdad. Ciertamente en el discurso de Ratisbona hay elementos que iban a molestar a algunos sectores del Islám, y por ello es inoportuno desde un punto de vista "diplomático". Pero una lectura atenta del mismo, sin prejuicios y sin dejarse llevar por fanatismos, nos lleva a un mensaje ciertamente importante y que puede contribuir al diálogo. La carta molestó y mucho a los sectores más radicales del Islám (a aquellos a los que les molesta todo y por todo encuentran excusa para emprender el exterminio de los infieles), pero no a los sectores más dialogantes y moderados (a aquellos que precisamente están dispuestos verdaderamente para el diálogo). Hubo una reunión a la semana siguiente de Ratisbona con sabios musulmanes que expresaron su apoyo a Benedicto XVI, y los múltiples encuentros con autoridades religiosas musulmanas en los diversos viajes nos hablan de un diálogo abierto y fluido.

- Se ha desperdiciado la oportunidad de la reconciliación con los pueblos nativos colonizados de Latinoamérica: el Papa afirma con toda seriedad que estos "anhelaban" la religión de sus conquistadores europeos.

Ahí tenemos más bien una mentira. ¿De qué reconciliación habla? ¿Los pueblos nativos echan de menos acaso la religión de los aztecas, con sacrificios humanos incluídos? ¿No supuso acaso la Iglesia un freno a muchos de los excesos de la conquista? ¿Tiene la Iglesia que pedir perdón acaso por frenar la teología de la liberación?...no sé realmente de qué reconciliación habla.

- Se ha desperdiciado la oportunidad de ayudar a los pueblos africanos en la lucha contra la superpoblación, aprobando los métodos anticonceptivos, y en la lucha contra el sida, admitiendo el uso de preservativos.

Mentira y de las gordas. El problema no es la superpoblación de Africa (uno de los continentes con menos densidad de población) sino la distribución y el uso justo de los recursos. Y el Sida (y esto lo dicen hasta la Oms y muchas organizaciones médicas) no se frena con preservativos, sino que se expande más. Nadie ha hecho más que la Iglesia por ayudar a Africa a paliar la miseria y el hambre que sufren, y nadie ha luchado de manera más efectiva por frenar la pandemia y ayudar a los enfermos (enfermos a los que occidente da la espalda porque son muy pobres para pagarse un tratamiento con retrovirales).

- Se ha desperdiciado la oportunidad de concluir la paz con las ciencias modernas: reconociendo inequívocamente la teoría de la evolución y aprobando de forma diferenciada nuevos ámbitos de investigación, como el de las células madre.

Una media mentira, y una sandez. Sandez lo de decir que el Vaticano se tiene que pronunciar acerca de la teoría de la evolución. Medio mentira lo de la investigación con células madre, pues si bien es verdad que la Iglesia reprueba el uso de células madre provenientes de embriones (las cuales además aún no se han mostrado eficaces para curar gran cosa), favorece la investigación con células madre provenientes de tejidos adultos (que estas sí, han demostrado eficacia en el tratamiento de algunas enfermedades y parecen un camino mucho más seguro que el otro).

- Ha readmitido sin condiciones en la Iglesia a los obispos de la Hermandad Sacerdotal San Pío X, ordenados ilegalmente fuera de la Iglesia católica y que rechazan el concilio en aspectos centrales.

Mentira. Se ha levantado la excomunión, pero no han sido readmitidos aún. Hay serios escollos para su readmisión, el fundamental de ellos es precisamente el de rechazar el Vaticano II.

- Apoya con todos los medios la misa medieval tridentina y él mismo celebra ocasionalmente la eucaristía en latín y de espaldas a los fieles.

Mentira. Lo que afirma, y lo venía afirmando desde hace muchos años, es que el Misal de San Pío V no ha sido derogado y que es válido, lo cual no significa en modo alguno que vaya a derogar la Misa en lengua vernácula. Simplemente ha dado más libertad para que aquellos que quieran oficiar según el rito preconciliar, rito válido, puedan hacerlo sin impedimento. Pero eso al resto no les afecta en modo alguno.

 

- No lleva a efecto el entendimiento con la Iglesia anglicana, firmado en documentos ecuménicos oficiales (ARCIC), sino que intenta atraer a la Iglesia católico-romana a sacerdotes anglicanos casados renunciando a aplicarles el voto de celibato.

Falso. En estos cinco años el acercamiento entre anglicanos y católicos ha sido mayor que nunca. Y la entrada de anglicanos en la Iglesia católica se debe más bien a problemas internos de los anglicanos, más que a una labor de proselitismo por parte católica. Y aceptar a sacerdotes anglicanos casados sin aplicarles el celibato me parece una medida muy acertada, pues muestra sensibilidad, flexibilidad y caridad. Desde luego ahí Benedicto XVI no da la imagen rígida e inflexible que Küng da de él.

Sobre otros aspectos, relacionados con la aplicación concreta del Concilio y el funcionamiento interno de la Iglesia (instituciones, curia) no puedo decir nada porque lo desconozco, pero creo que aquí hay una amplia y variada muestra de a qué me refiero con mentiras y medias verdades. Pero como ya dije, están más ampliamente detalladas en posts precedentes.

Un abrazo.


id: 53961
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53961
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: Gerard (188.85.15.---) - 28-may-2010, 08:23:11

Ahí estamos! Dando carnaza para hacer un McWhopper o un McRoyal Deluxe con doble de pepinillo.

---------------------
El mundo escucha de buen grado a los maestros, cuando son también testigos.
Benedicto XVI.

id: 53962
permalink de este mensaje: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=fr_53962
Re: La «Carta abierta» de Hans Küng
por: nehua (83.37.253.---) - 28-may-2010, 20:50:51

Lo prometido es deuda... mi sencilla reflexión sobre sus 6 propuestas de su Carta Abierta. Sí, ya sé que van a decir que sólo estamos hablando sobre esta carta y ya . Pero sucede que esta carta es de "alguien" -no es sólo "algo"-  concreto que conozco y no puedo prescindir de su significado como persona y como teólogo y quedarme con un papel aséptico, neutral, frío, sin pasión.  A mí personalmente Hans Küng me ha acompañado en el recorrido de mi fe desde hace muchos años. No él sólo, también están, como creo os lo he hecho ver, Guardini, Congar, Chenu, Rahner, Schillebeeckx, De Lubac, Von Balthasar, Ratzinger y un largo etcétera... que, curiosamente están en las entretelas del Vaticano II.

  1. No callar. Uno de los logros del CVII fue -después de una acalorada discusión y búsqueda- anteponer en la Constitución dogmática Lumen Gentium el capítulo Pueblo de Dios (II) al de la Constitución jerárquica de la Iglesia (III) que trajo consigo toda una visión nueva de la Iglesia en la que “todos” papa, obispos, sacerdotes, religiosos y laicos–y no sólo los curas ¡cómo les cuesta aceptar esto!- nos sentimos responsables porque todos participamos de la misma dignidad, del mismo sacerdocio común de Jesús, de la fe y los carismas y de la misión de la Iglesia. Por eso no podemos callar y ser sumisos sino tomar la palabra responsablemente y decir lo que pensamos sobre la Iglesia y sobre sus dirigentes.

  2. Acometer reformas. Efectivamente “todos” tenemos que hacer algo por la renovación de la Iglesia. No caben conformismos y aceptaciones sumisas esperando que los pastores muevan fichas. No. ¿Acaso podemos negar lo que dice Küng?: “Muchas grandes cosas en las parroquias y en la Iglesia entera se han puesto en marcha gracias a la iniciativa de individuos o de grupos pequeños”.

  3. Actuar colegiadamente. Sinceramente, por más que leo esta tercera propuesta de Küng no veo que oponga colegialidad a primado. Él resalta lo que el CVII dejó claro: el Colegio de los Obispos con el papa: “Así como, por disposición del Señor, San Pedro y los demás Apóstoles forman un solo Colegio apostólico, de igual manera se unen entre sí el Romano Pontífice, sucesor de Pedro, y los Obispos, sucesores de los Apóstoles” (LG, 22). Él  insta a los obispos a que ejerzan su colegialidad junto al Papa y no dejen que la Curia decida por ellos. El papa, en las cuestiones serias que afectan al bien de la Iglesia, no es un ser solitario sino cabeza de un colegio con quienes debe discernir la Verdad que, como Pueblo de Dios compete a todos, obispos, sacerdotes y laicos. (Sensus fidei). Aquí, Abel, perdona que te lo diga, pero el apunte que hiciste precisamente en este contexto en tu comentario es lo que me llamó la atención:  Eso no es cierto, y sólo se lo puede permitir porque va a publicar esta carta para que la lean un montón de cristianos atravesados de lemas pero con escaso conocimeinto de los problemas de fondo, y se van a tragar cualquier cosa. Y eso es actuar con mala leche. 

  4. La obediencia ilimitada sólo se debe a Dios En esta propuesta la idea que propone Küng es: “vuestro voto (de obediencia) no os impide decir la verdad sobre la actual crisis de la Iglesia, de vuestra diócesis y de vuestros países. ¡Siguiendo en todo el ejemplo del apóstol Pablo, que se enfrentó a Pedro y tuvo que "decirle en la cara que actuaba de forma condenable" (Gal 2, 11)!” En la Iglesia “todos” somos sujetos activos y corresponsables de la realización del Reino. Somos –como Pueblo de Dios- servidores de la única misión de Jesucristo y todos tenemos que colaborar activamente –desde abajo, desde arriba, desde un lado y desde el otro- obedeciendo a Dios antes que a los hombres: creyendo y proclamando la Verdad de Dios (ortodoxia) y haciendo la Verdad de Dios (“no el que me diga, Señor, Señor… sino el que haga la voluntad de mi Padre” ) (ortopraxis). La presión, pues, para que quienes nos presiden se comprometan verazmente con el Reino es legítimo, justo y necesario. Si nos hacemos preguntas por los comportamientos de Roma es legítimo que las hagamos saber y que se nos responda. La fe nos impele a renovar nuestra Iglesia para que sea signo y sacramento de salvación.

  5. Aspirar a soluciones regionales. Esto es claro y está sucediendo. Hay una sola fe, un solo bautismo y un solo Dios y Padre, es evidente. Pero hay una variedad enorme de experiencias de esa fe a lo largo y a lo ancho de nuestro mundo y cada Iglesia particular con su obispo al frente tiene poder pastoral sobre la porción del Pueblo de Dios a él encomendada… y las conferencias episcopales otro tanto. La fe también se regionaliza sin perder la calidad de la unidad. No son iguales las necesidades pastorales en África que en Europa o en América Latina o en Asia. Cada región tiene sus problemas y su manera de afrontarlos. No en solitario, claro, pero sí a su manera y caben soluciones que en otras regiones no son compatibles. De hecho se están dando soluciones al celibato en comunidades alejadas donde sacerdotes mantienen su ministerio sabiendo el obispo que poseen una familia de hecho… Es una solución provisional, claro está, pero nos está hablando ya de la compatibilidad del ministerio con una vida en familia. Hay casos en el mundo, como lo están ya siendo los ministros anglicanos convertidos al catolicismo con familia y todo. No es ocioso el que Küng haya plateado esta problemática en este punto. Está claro que es un handicap para la Iglesia al que le debe hincar el diente más temprano que tarde. Quedó el tema colgado en el CVII y ni la encíclica de Paulo VI ni las sucesivas reediciones de los papas siguientes han logrado mitigar la problemática cada vez más acuciante para muchos sacerdotes y vocacionables al mismo.

  6. Exigir un concilio. Creo que es legítima y coherente esta propuesta con el planteamiento de su carta de buscar una solución global y radical a la problemática actual. Los concilios son para eso; Los concilios se reúnen cuando la conciencia de la Iglesia está profundamente turbada, en particular por las herejías, o cuando una gran determinación que afecta toda  la Iglesia debe ser tratada de manera unánime. El concilio reformista de Constanza creo que Küng lo saca a colación por sus estudios de los concilios conciliaristas -también llamados concilios de unión y de reforma [de Pisa (1409), Constanza (1414-1418) y Basilea (1431-1449)]- que, tras la crisis de Aviñón y el gran cisma papal (1378), suceden a los concilios papales de la Alta Edad Media. Su novedad estribó en que al igual que los concilios papales, son “asambleas generales de la cristiandad”. Radicalizan el carácter de “representación” de la Iglesia universal, ya que no se consideran como gremios papales de consulta ni como asamblea de las iglesia locales (como los concilios antiguos), sino como instancia suprema de la Iglesia universal en clave corporativa. Fueron ciertamente algo peculiar dentro de la historia de la Iglesia y Küng -en sus estudios sobre los concilios- ha colocado la idea de representación en el centro de su reflexión sobre el concilio enlazando con los estudios realizados sobre el conciliarismo del s. XV. Esta noción tradicional de “representación” propiciaba, además, una apertura ecuménica, pues daba entrada a la exigencia formulada por Lutero acerca de la participación de los laicos en el concilio. Bueno, pues, de todo este planteamiento él sólo se fija en su perioridicad: 5 años que después, como se ha dicho, no prosperó. Lo que realmente resalta de su propuesta a los obispos es la urgencia de reunirse para “solucionar el problema de la reforma que ha irrumpido ahora de forma drástica”  y limitar, así, el poder de la curia romana que obstaculiza los cambios. Además, no tiene la fijación en un Concilio… “al menos un sínodo episcopal representativo”. Lo importante es que se reúnan con el papa, que lleven las preocupaciones de sus comunidades y den solución a los problemas.

Sinceramente, sin apasionamiento ni ridiculizando (“me resulta infantil”, “un remedio infantil”, “el punto 6 es calamitosamente infantil parece realmente redactado por un chico de parvulario” ), ubicando su reflexión en este momento dramático que vivimos, a 44 años y 5 meses de la clausura del Vaticano II, perdonándole su edad y su genio de 81 años, pero siempre al servicio de la Iglesia, creo que Hans Küng merece ser escuchado:

“La apelación que os dirijo en vista de esta Iglesia en crisis, estimados obispos, es que pongáis en la balanza la autoridad episcopal, revalorizada por el concilio. En esta situación de necesidad, los ojos del mundo están puestos en vosotros. Innumerables personas han perdido la confianza en la Iglesia católica. Para recuperarla sólo valdrá abordar de forma franca y honrada los problemas y las reformas consecuentes. Os pido, con todo el respeto, que contribuyáis con lo que os corresponda, cuando sea posible en cooperación con el resto de los obispos; pero, si es necesario, también en solitario, con "valentía" apostólica (Hechos 4, 29-31). Dad a vuestros fieles signos de esperanza y aliento y a nuestra iglesia una perspectiva”.


pág: [1] [2] [3] [4] [5]  6  [7] [8]
Nuevo mensaje en el foro Hoy en la Iglesia
título:
autor:
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2021 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34