Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
Roma
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email

Las “pequeñas guerras” en casa, en la escuela y en el trabajo destruyen la paz

06 de dic de 2018
Durante la misa matutina en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco sugirió prepararse a la Navidad haciendo la paz antes que nada en el propio corazón y en el ambiente cotidiano.

«Cada vez que veamos que existe la posibilidad de una “pequeña guerra”, tanto en casa, como en mi corazón, en la escuela o en el trabajo, hay que detenerse y tratar de hacer la paz». Es el consejo que dio el Papa Francisco durante la homilía de la misa matutina en la capilla de la Casa Santa Marta de este martes 4 de diciembre de 2018, en la que también sugirió que nos preparemos para la Navidad tratando de construir la paz, antes que nada en la propia alma y en el ambiente cotidiano, evitando «hablar mal» de los demás, «acosar» en la escuela, viven en familia con «muros que separan».

«Cada vez que veamos que existe la posibilidad de una “pequeña guerra”, tanto en casa, como en mi corazón, en la escuela o en el trabajo, hay que detenerse y tratar de hacer la paz. Nunca, nunca herir al otro. Nunca», insistió Jorge Mario Bergoglio en su homilía, según indicó el sitio Vatican News.

«“Pero, padre, ¿cómo puedo hacer para no herir al otro?” “No hablar mal de los demás, no tirar el primer cañonazo”. Si todos nosotros hiciéramos sólo esto – no hablar de los demás – la paz avanzaría más —explicó el Papa. Que el Señor nos prepare el corazón para la Navidad del Príncipe de la paz. Pero que nos prepare habiendo hecho nosotros de todo, nuestra parte, para pacificar: pacificar mi corazón, mi alma, pacificar a mi familia, la escuela, el barrio, y el lugar de trabajo. Hombres y mujeres de paz».

El Pontífice reflexionó sobre la Primera Lectura del día, del profeta Isaías, quien «con imágenes un poco bucólicas», describe cómo será el mundo cuando venga Dios y «todo esté en paz»: «El lobo vivirá junto al cordero», «el leopardo se echará junto al cabrito» «y un niño pequeño los guiará». Esto significa, recordó Francisco, que Jesús trae una paz capaz de transformar la vida y la historia, razón por la cual se lo llama el «Príncipe de la paz», puesto que viene a ofrecernos esta paz, «un tiempo para pacificarnos».

La pacificación, continuó el Pontífice argentino, antes que nada es «con nosotros mismos, pacificar el alma». «Muchas veces nosotros no estamos en paz», sino «con ansiedad, con angustia y sin esperanza. Y la pregunta que nos dirige el Señor es: “¿Cómo está tu alma hoy? ¿Está en paz?”». Si no lo está, el Papa Bergoglio exhortó a pedir al Príncipe de la paz que la pacifique para prepararse al encuentro con Él: «Nosotros estamos acostumbrados a mirar el alma de los demás, pero mira tu alma». Después es necesario «pacificar la casa», la familia. «Hay tantas tristezas en las familias, tantas luchas, tantas pequeñas guerras, tanta desunión a veces», afirmó Francisco e invitó a preguntarse si la propia familia está en paz o en guerra, si uno está contra el otro, si hay desunión, si hay puentes o «murallas que nos separan». El tercer ámbito que el Papa pidió que se pacifique es el mundo donde «hay más guerra que paz», «hay tanta guerra, tanta desunión, tanto odio, tanta explotación. No hay paz».

Después, el Papa se preguntó imaginando un diálogo imaginario con un fiel: «¿Qué hago yo para ayudar la paz en el mundo? “Pero el mundo está demasiado lejos, padre”. Pero, ¿qué hayo yo para ayudar la paz en el barrio, en la escuela, en el lugar de trabajo? ¿Yo recurro siempre a alguna excusa para entrar en guerra, para odiar, para hablar mal de los demás? ¡Esto es hacer la guerra! ¿Soy manso? ¿Trato de construir puentes? ¿No condeno? También preguntemos a los niños: “¿Qué haces en la escuela? Cuando hay un compañero, una compañera que no te gusta, que es un poco odioso o es débil, ¿tú acosas o haces la paz? ¿Tratas de hacer la paz? ¿Perdono todo?”. Constructores de la paz. Se necesita este tiempo de Adviento, de preparación a la venida del Señor que es el Príncipe de la paz»

Por ello, insistió, hay que ser «artesanos de paz». La Paz «es fecunda», «comienza desde el alma y después vuelve al alma tras haber hecho todo este camino de pacificación». Y «hacer la paz es un poco imitar a Dios, cuando ha querido hacer la paz con nosotros y nos ha perdonado, nos ha enviado a Su Hijo para hacer la paz, para ser el Príncipe de la paz. Alguien puede decir: “Pero padre, yo no he estudiado cómo se construye la paz, no soy una persona culta, no sé, soy joven, no sé…”. Jesús en el Evangelio nos dice cuál debe ser la actitud: “Te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los doctos y las has revelado a los pequeños”. Tú no has estudiado, no eres erudito… Hazte pequeño, hazte humilde, hazte servidor de los demás. Hazte pequeño y el Señor te dará la capacidad de comprender cómo se construye la paz y la fuerza para hacerla».

fuente: Vatican Insider
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.82.10.219
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Noticias de los últimos 15 días
Roma
Con el Padre Nuestro Jesús tomó una decisión audaz, porque ... no leida
En el Adviento emprender un camino de conversión, pero también ... no leida
¿Por qué no empezar los días con un ‘heme aquí ... no leida
Agradecimientos del Papa Francisco a los donantes del árbol de ... no leida
Durante la misa matutina en la Casa Santa Marta, el ... no leida
Durante la Audiencia General del miércoles en el Aula Pablo ... no leida
Tal como lo dijo el Señor Jesús, en el corazón ... no leida
Iglesia en el Mundo
Sacerdotes, consgradas, laicos consagrados y laicas culminan ocho años de ... no leida
Beatificación de los mártires de Argelia: el prefecto de las ... no leida
América y España
Andalucía vivió el domingo una jornada electoral histórica, que puede ... (1 coms.) no leida
En el mensaje de Adviento, la Conferencia Episcopal del país ... no leida
Espiritualidad y Cultura
Hace dos años me impresionó mucho pasearme por una famosa ... no leida
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - 5.4.45