Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
América y España
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email

Taizé: la otra macrofiesta de Nochevieja en Madrid

21 de dic de 2018
Por primera vez en su historia, el encuentro europeo promovido por la comunidad ecuménica desembarca en la capital española. Más de 15.000 jóvenes tomarán la ciudad para gritar, con el silencio de la oración, que otro mundo es posible coincidiendo con el cambio de año.

Será la macrofiesta más multitudinaria de cuantas se celebren esta Navidad en Madrid. Eso sí, sin cotillón, ni sobredosis de alcohol o drogas para aguantar hasta el amanecer. No convoca ningún dj de los que llenan festivales de música electrónica, ni tampoco un grupo indie de aire ochentero. Más de 15.000 peregrinos, 8.000 de ellos llegados de todo el continente, participarán del 28 de diciembre al 1 de enero en el 41º Encuentro Europeo de Jóvenes organizado por la comunidad ecuménica de Taizé. Unidos por la oración comunitaria, pero también a través de decenas de talleres en los que conversarán y testarán que otro mundo es posible a la luz del Evangelio, con el foco puesto este año en la acogida al extranjero.

Y con tiempo también para la fiesta, el ocio y el turismo. Porque estos millennials que desembarcan en Madrid no son extraterrestres ni viven ajenos a Instagram, a Amazon, al tumbao o a un par de cervezas al salir de clase. Pero buscan algo más que una relación en Tinder, aumentar sus likes o bailar al son de Becky G. “Creo que va a ser una sorpresa inesperada para los madrileños y para los españoles”, comenta el hermano John, coordinador del encuentro, al tratar de explicar el sentido de una iniciativa que está pasando desapercibida para la opinión pública –también eclesial–. No por falta de recorrido. Taizé lleva celebrando estos foros desde 1978 con parada y fonda en media Europa. En nuestro país, ciudades como Barcelona, Sevilla y Valencia ya lo habían experimentado. Pero faltaba Madrid.

Esta es la fórmula que vienen utilizando desde que, en 1940, Roger Schutz iniciara una revolución silenciosa en una aldea de la Borgoña, que nunca ha buscado alcanzar cotas de poder ni representatividad en la opinión pública o en el seno de la Iglesia. Taizé es otra cosa. Fermento en la masa. Sin itinerarios estructurados ni ambición de convertirse en un movimiento con liderazgo carismático. Dando esquinazo a la tentación de convertir el monasterio en un parque temático. Sin florituras. Diálogo interior entre el hombre y el Dios de Jesús de Nazaret, salpicado de unas pocas notas musicales, de palabras que surgen de la interioridad. Espiritualidad aterrizada que rompe toda frontera idiomática, racial, política y eclesial. Lo de menos es dónde comienza la hegemonía católica y en qué grado se hace presente a Lutero. Fuera toda presión institucional y doctrinal, que los jóvenes rechazan de plano. Solo la comunión en Jesús de Nazaret.

Vida contemplativa en medio del mundo

“Nuestra vida es así. El hermano Roger quería que viviéramos con intensidad la vida monástica y contemplativa, pero, a la vez, que estuviéramos presentes en medio del mundo, una alternancia que no es sencilla”, suscribe el hermano John. “Por eso nunca hemos querido aislarlos en nuestra comunidad y, de ahí, que estos encuentros quieran aterrizar en la realidad de la ciudad que acoge”, expresa Pedro, religioso español, sobre la evolución de este evento y de la dinámica de la comunidad, siempre en clave de “salida”: “Como hermanos, nos planteamos una y otra vez cómo acompañar a los jóvenes y ellos nos devuelven la misma respuesta: escuchar y acoger. Eso sí, es esta una generación que goza de gran espontaneidad. Buscan ver y experimentar, no quieren discursos, pero cuando han comprobado que lo que tienen frente a ellos merece la pena, confían y escuchan”.

Para los hermanos de Taizé, la secularización se explora como oportunidad: “El gran desafío de la Iglesia hoy es dar a conocer y contagiar el que es su verdadero tesoro, los valores del Evangelio, para comunicarlos como alternativa al materialismo y la soledad imperantes”. Con esta premisa, en septiembre desembarcaron en la capital española cinco religiosos, dos hermanas de San Andrés y quince jóvenes de diferentes nacionalidades. El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, no solo lanzó la invitación para ser anfitrión, sino que les puso la alfombra roja cediendo las oficinas de la Jornada Mundial de la Juventud de 2011, dentro del complejo parroquial de San Juan de la Cruz. Desde entonces se han constituido como comunidad itinerante que arranca y finaliza su jornada en el oratorio “clonado” de la Iglesia de la reconciliación de Taizé.

Quince apóstoles y apóstolas laicos de veintipocos años que han aparcado sus proyectos vitales y laborales para preparar esta cita desde la gratuidad. Como Elena, enfermera valenciana: “Taizé no adoctrina, todo es experiencia. No te juzgan si eres creyente o no, simplemente te invitan, independientemente de cómo seas, a vivir en comunión, que te lleva a las raíces del cristianismo, al amor”, confiesa. O Santiago, que recién terminada la carrera de periodismo en Italia el pasado octubre, sintió “que tenía que dar a conocer esta experiencia, que puede cambiar la vida, a cada persona, a un país y a Europa”. Miriam, por su parte, llegó desde Tolosa y es una de tantas jóvenes que, al terminar su etapa escolar, vio finiquitado su itinerario creyente por falta de alternativa. Hasta que apareció en su vida Taizé: “Si no hubiera ido allí, habría dejado la fe; aunque lo importante es volver a casa y mantenerte”.

Una comunidad abierta

“En Taizé te escuchan, no te dicen lo que hay que hacer para ser cristiano y punto. Están abiertos a tus inquietudes, a la mochila que traes, te dejan hablar”, expresa Arianne, que procede de Suiza. “Cada uno hace su camino, la fe no se impone y los hermanos saben que la vía del encuentro es diferente para cada persona, por lo que se evita cualquier tipo de situación violenta”, agradece Clemence, voluntaria francesa.

“Yo les decía, en broma, que me iba a levitar, y a partir de ahí les hablaba del silencio, de la necesidad de encontrarte contigo mismo, con los otros y con el Otro”, aporta Calep, mexicano que, tras tres meses en Taizé, volvió a su tierra para sentir que debía regresar a Francia: “Mi manera de encontrarme con Dios cambió, rompieron mis esquemas, pero necesitaba romperme más”. Y ese partirse pasaba por el voluntariado en Madrid.

En este desafío madrileño se han encontrado con las puertas abiertas de par en par en materia institucional, tanto por parte del Arzobispado de Madrid como desde la corporación municipal de Manuela Carmena. Otra cosa es su concreción, porque no les ha resultado sencillo lograr espacios para la pernoctación de los chavales. “Con la reacción de algunos sacerdotes, hemos palpado una institución que se aleja del mensaje de acogida del Evangelio, que prefiere mantenerse en su zona de confort marcada por horarios y que no cree que necesite nada más que una pastoral de mantenimiento”, lamenta Melchior, con su mirada gala, ante los “noes” recibidos para abrir las puertas a los peregrinos europeos.

Odile, otra de los voluntarias francesas, vislumbra “una estructura muy rígida, tanto que cuando vamos a buscar alojamientos nos da la sensación de que hemos venido a ‘molestar’. He descubierto que en la Iglesia española todo tiene que pasar por el párroco, que los laicos, en la decisión final, no cuentan y nosotros queremos que los jóvenes sean los protagonistas de una nueva movilización eclesial”. “Vengo de Roma y sé captar a la primera reacción si gustan o no las propuestas de este Papa”, deja caer Santiago.

fuente: Vida Nueva Digital
Comentarios
por FRANCISCO ARANDA OTERO (i) (88.5.44.---) - lun , 24-dic-2018, 13:07:10

Cuántas iniciativas de clase nos hacen falta en la Iglesia Española. Una empresa que lleva lleva muchos años marcando el corazón y la vida de muchas personas. En perfecta sintonía con la vida y la historia. Para nada constreñida , ni exclusiva. Abierta e inclusiva. Cimentada en una lectura creyente de la Biblia y centrada em el infalible mensaje de Jesús de Nazaret.
Soy sacerdote y he vivido con un grupo de personas, normales y corrientes, alguna experiencia de oración. Me han aupado,
Hay que agradecer al Sr Arzobispo- Mons Osoro-y a la alcaldesa , Sra Carmena su hospitalidad. Se puede trabajar juntos, en causas justas, si una causa buena- El Evangelio de Jesús de Nazaret- alimenta los corazones. Enhorabuena a todos. Sois el futuro y la esperanza-

por Abel (84.127.33.---) - lun , 24-dic-2018, 14:43:15

Yo tuve la gracia de que me encargaran coordinar en mi parroquia la acogida de grupos en el encuentro similar de Valencia de hace tres años. Fue realmente una experiencia fundamental en mi vida.

por Joxemari (i) (62.99.1.---) - sáb , 29-dic-2018, 18:29:51

Hace 42 años estuve en Taizé por primera vez. Estos días estoy participando en el encuentro de Madrid. Taizé sigue el pozo de agua fresca y viva. Dos líneas de fuerza a destacar, que escasamente se encuentran en las iglesias españolas:
A) espacio para el silencio, para la oración , para el encuentro con lo más intimo de la misma intimidad de nuestro ser: descubrir la resencia de El, en que "vivimos, nos movemos y existimos". : Las iglesia nuestras están llenas de una berborrea, en mucha ocasiones vacía, un lenguaje totalmente alejado de las preocupaciones del ser humano del 2018, mucha palabra, ruido, poca profundida..
B) La segunda constante es la de la la hospitalidad, la fraternidad, el encuentro, la solidaridad; la comensalía, la Eucaristía entendida como el recuerdo de los banquetes de Jesús, la fraternidad de compartir la comida, el pan y el vino de la fiesta y de la alegría. Esto se comparte en Taizé. El pasado jueves en el polideportivo de los agustinos, el obispo auxiliar de Madrid habló de Iglesia envejecida. Gracias a Taizé, miles y miles cristianos hemos vista consolidada y reforzada nuestra fe en el Dios de Jesús. Gracias a Taizé. A veces pienso que la Iglesia católica, la que tengo más cerca pero se que las otras pasan por situaciones parecidas, han perdido el tren de a Historia. Después de 40 años, taizé sigue muy vivo. Nuestras iglesias, más pobres y más vacías...

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.234.75.144
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Noticias de los últimos 15 días
Roma
La historia desconocida de la más grande “fake news” de ... no leida
Francisco dedica su catequesis al Padrenuestro y asegura que la ... no leida
En el domingo de la Solemnidad de la Epifanía del ... no leida
Una nota ilustrativa publicada por la Congregación para la Doctrina ... no leida
Ecuménicas e interreligiosas
Al inicio de la Se­ma­na de Ora­ción por la Uni­dad ... no leida
La llamada ‘Declaración de Islamabad’ hace un llamamiento al cuidado ... no leida
Iglesia en el Mundo
El sacerdote se dirige a los musulmanes que luchan contra ... no leida
Francisco revela que tenía intención de acompañar personalmente a los ... no leida
América y España
«El país vive una profunda crisis, y aquellos que la ... no leida
Será casi el doble de alta que la actual titular ... no leida
Philippe Dupont declina ejercer su autoridad moral sobre la comunidad ... no leida
«Los beneficios de la proclamación del Evangelio se viven hoy», ... no leida
En 23 años como obispo de Temuco, se destacó por ... no leida
Solidaridad
Publicada la Guía 2019 ... no leida
Este informe fue presentado en el mes de diciembre de ... no leida
© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - 5.4.45