Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Noticias:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.

Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.

Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda admite el uso de comillas normales para buscar palabras y expresiones literales.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).

¿Qué es la exégesis y para qué sirve?

28 de ago de 2019
La exégesis va a la búsqueda de lo que el texto dice, no lo que "me" dice, sino de lo que él dice, es por eso una especial oportunidad para escuchar al Dios que siempre habla, más allá de mi situación y de mis problemas concretos.

Estos días he releído un buen libro de exégesis. En concreto, sobre el Evangelio de Juan. Por primera vez, cuando me recordaba a alguien, le enviaba una foto de lo que estaba leyendo. Unos me sonaban a las bodas de Caná, otros a Nicodemo, otros a la samaritana junto al pozo de Sicar, y así sucesivamente. Exégesis es esto: Leer un texto descubriendo a quién suena. Y sería interesante que los cristianos nos empapásemos de exégesis.

Estudiar la Biblia en el siglo XXI sigue siendo un reto chocante y contracultural. Quien comienza suele encontrar gusto en aprenderla y quien sigue leyéndola busca refugio en la novedad, en desaprender para que resuene como al principio. Hay textos como Isaías, como el Evangelio, como las aventuras del Éxodo, las peleas de los Jueces o las lapidarias frases de Proverbios que sólo se comprenden bien habiendo vivido algo a fondo, dejándose enganchar por la existencia, cuestionándose libremente. La primera tarea de la exégesis es recibir, dejar que hable, comprender bien lo que dice.

Si leyendo estas vacaciones, me acordaba de tal o cual persona, la exégesis viene a ser en la madurez el comienzo de una nueva ignorancia. Estudiado el texto, ¿qué queda? Conocidas sus referencias intertextuales dentro de la Biblia y en otras culturas, ¿qué queda? Aplicados los métodos lingüísticos, sociológicos, historiográficos, arqueológicos y todo lo demás, ¿qué queda? La gran pregunta del exégeta es esta especie de destilación hasta encontrar el buen aroma que sepa al Dios no buscado, ni deseado, ni proyectado, sino encontrado.

Es común en muchas comunidades cristianas leer la Biblia buscando “lo que me dice”, con afán de aplicarlo a la propia vida. Incluso hacerlo en grupo, con otras personas. La Lectio divina entró con fuerza para quedarse. Pero ningún esfuerzo para una reducción ética o moralista, en el peor sentido, y mucho menos la satisfacción intelectual de saber no sé qué cosas dijeron otros, vale un ápice en comparación con entrar en diálogo con el Dios vivo y verdadero a través de su propia Palabra. El valor poético o cultual de la Escritura no vale un ápice al lado de semejante oportunidad para el diálogo con Dios mismo.

Pero la exégesis no es una actividad de consumo personal en exclusiva. Sin duda alguna el más enriquecido será el estudioso, aunque no se queda ahí anclado. Se trata también de enriquecer la Iglesia, saber explicar a otros, hacer de puente entre las personas hoy con sus bagajes y la propia Escritura.

Por José Fernando Juan

Comentarios
por Oscar (i) (213.151.124.---) - lun , 02-sep-2019, 09:17:33

Don José, si es usted tan amable, ¿qué libro es el que leyó? Hay tanta oferta que uno no sabe separar paja del grano :(

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.231.220.225
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.30