Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003

Ser ricos ante Dios requiere de nosotros una donación diaria

Homilía al XVIII Domingo del Tiempo Ordinario, ciclo C

por P. Inácio Lopes Filho
3 de agosto de 2019
¿Cómo podemos llegar a esas riquezas que Dios quiere ver en nosotros?

Lecturas:

Qo 1,2;2,21-23: ¿Qué saca el hombre de todos los trabajos?

Sal 89,2.3-4.5-6.12-13: Señor, tú has sido nuestro refugio de generación en generación.

Col 3,1-5.9-11: Buscad los bienes de allá arriba, donde está Cristo.

Lc 12,13-21: Lo que has acumulado, ¿de quién será?

Hermanos y hermanas, cada día la Palabra de Dios nos muestra una inspiración para cambiar nuestras vidas. Si abrimos nuestros corazones para recibir la Palabra de Dios seguramente veremos la luz.

La primera lectura nos dice que la vanidad, cuando es demasiado grande, puede llevarnos a la ruina y alejarnos de la esencia de la humildad.

La santidade consiste en confiar en Dios, como se muestra en el salmo de hoy:

“Señor Tú has sido nuestro refugio de generación en generación”. Hermanos, La confianza puede ser fruto del amor.

En la segunda lectura, el autor sagrado nos lleva a reflexionar sobre los bienes que debemos buscar para nuestra salvación.

“Buscad los bienes de allá arriba, donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios, aspirad a los bienes de arriba, no a los de la tierra”.

Hermanos, esta es una sabia decisión, ya que los bienes de esta vida pasan, nosotros también, muchas personas que amamos han pasado y un día pasaremos todos, pero los bienes de arriba son eternos, no pasan, debemos mirar estos dones que Dios nos da y buscarlos todos los días sin cesar.

Es exactamente lo que Jesús nos dijo en la narración del Evangelio que acabamos de escuchar. “Su vida no depende de sus bienes”. Es cierto, porque él nos dice: “Necesitamos ser ricos ante Dios”.

Todo esto requiere de nosotros un esfuerzo diario, una donación diaria.

Estas cosas exigen de cada uno de nosotros una actitud correcta hacia la vida y los eventos que nos rodean.

Necesitamos mirar a los que están a nuestro lado com una mirada amable. Hablar de ellos con respeto, ayudar a los necesitados, decir una palabra de amabilidad a los que sufren.

Estamos invitados a hablar del amor de Dios a los demás.

Todo esto es ser rico ante Dios.

Que así sea

 

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 18.206.15.215
Copia este código antispam en el casillero:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.
 
Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.
 
Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).
Espiritualidad
El evangelio del domingo
Letras
Teología
© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.20