Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
San Simplicio, presbítero
fecha: 15 de mayo
†: s. III/IV - país: Italia
canonización: pre-congregación
hagiografía: Abel Della Costa
Elogio: En la isla de Cerdeña, san Simplicio, presbítero.

No existen actas auténticas del martiro de san Simplicio, pero sí una tradición constante de culto que arranca en el Martirologio Jeronimiano (s VI), en cuyas listas se lee, para el 15 de mayo, «En Cerdeña, san Simplicio», y algunas copias del mismo martirologio completan: «presbitero». 

Hacia el siglo XI se erige en el lugar donde la tradición decía que había sido martirizado, en la ciudad de Terranoa, actual Olbia, una iglesia románica, posiblemente sobre los restos de una construcción anterior, dedicada a su nombre. La misma ciudad es convertida en obispado en el siglo VI, por lo que en las tradiciones orales, a san Simplicio se lo empieza a considerar el primer obispo; y así unos siglos más tarde ya está consolidada la tradición de «San Simplicio, obispo y mártir», y se componen en el siglo XII unas «Actas».

Con ese carácter llega su inscripción en el Martirologio Romano del Cardenal Baronio (finales del siglo XVI), donde se admite como verídica la versión de las Actas que afirman que «el santo obispo, en tiempo de Dioclesiano, siendo gobernador Bárbaro, fue atravesado por una lanza». Estos datos no surgen sino de la profusa imaginación posterior, que no se contentaba con carecer de detalles concretos sobre los mártires.

El Martirologio actual reduce la nota a lo que sabemos de cierto, que sólo se extiende al nombre, el lugar del martirio, y posiblemente su carácter de presbítero. Es patrono principal de la ciudad de Olbia. La catedral románica del siglo XII se conserva, y en ella hay, en el altar principal los restos de tres frescos datables entre los siglos VI y XII, dos de los cuales representan obispos, por lo que se suelen identificar con san Simplicio, el primer obispo (en la tradición ya mencionada) y Victorino, el primer obispo en los datos históricos que se poseen.  

Ver Acta Sanctorum, mayo III, pág. 456. Ya en el siglo XVII los Bolandistas ponían en duda este paso de presbítero a obispo, y mostraban con los textos el crecimiento de la leyenda. La iconografía lo representa habitualmente con mitra y báculo. La imagen que acompaña este artículo es de uno de los frescos de Olbia.

Abel Della Costa
accedida 766 veces
ingreso o última modificación relevante: 13-5-2014
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_1623
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.234.227.202
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - 5.4.45