Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Santa Ciprila, mártir
fecha: 5 de julio
†: s. IV - país: Libia
otras formas del nombre: Cirila, Cyrilla
canonización: pre-congregación
hagiografía: «Año Cristiano» - AAVV, BAC, 2003
Elogio: En Cirene, en Libia, santa Ciprila, mártir, que, según la tradición, durante la persecución bajo Diocleciano retuvo en sus manos durante largo tiempo carbones ardiendo junto con incienso, para no dar la impresión, si los tiraba, de querer ofrecer culto a los dioses, y seguidamente, despedazados cruelmente sus miembros, su alma, engalanada con su propia sangre, voló al encuentro del Esposo.

La leyenda de la santa sitúa la escena hacia el año 303, en la persecución de Diocleciano. En Cirene, Libia, una mujer cristiana, Ciprila, viuda, que había sido curada por el obispo Teodoro y estaba a su servicio, fue también acusada de cristianismo y llevada ante el gobernador. Éste le pidió que adorara a los dioses romanos, cuyas estatuas se hallaban presentes, y la cristiana se negó absolutamente, alegando que solamente adoraba al único Dios del cielo y de la tierra. El gobernador insistió, pero fue en vano. Ciprila decía tenazmente que no. Entonces le extendieron el brazo, le abrieron la mano y sobre ella colocaron carbones encendidos con incienso. Lo natural hubiera sido soltarlos por estarse quemando, pero entonces habrían dicho de ella que había ofrecido incienso a los ídolos. Y para no hacerlo sostuvo los carbones en la mano. Vista la inutilidad del intento, la mártir fue torturada de varias formas de tortura, sin que con éstas tampoco obtuvieran nada. Por fin pusieron fin a su vida. Era el 5 de julio.

fuente: «Año Cristiano» - AAVV, BAC, 2003
accedido 2561 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_2247
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 34.237.124.210
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2021 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34