Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
San Agapito, mártir
fecha: 18 de agosto
†: s. inc. - país: Italia
canonización: pre-congregación
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En Palestrina, en el Lacio, san Agapito, mártir.
Patronazgos: patrono de las mujeres embarazadas y los niños enfermos, protector contra el dolor de estómago.

Según se dice, Agapito tenía apenas quince años cuando compareció ante el gobernador de Praeneste (Palestrina), Antíoco. Como se negase a abjurar de la fe, fue azotado, encarcelado y finalmente, decapitado, durante el reinado del emperador Aureliano. La leyenda ha bordado sobre las «actas», como en tantos otros casos. El relato legendario dice que Agapito pasó cuatro días en la cárcel sin comer ni beber, se le colocaron brasas sobre la cabeza y fue colgado por los pies sobre una hoguera humeante; además, se le bañó con agua hirviente y se le descoyuntó la mandíbula. Antíoco enfureció de tal modo al ver la constancia de la víctima, que cayó muerto de un síncope. Como las fieras del circo no tocasen al mártir, el verdugo tuvo que decapitarle. Estos hechos impresionaron tanto al tribuno Anastasio, que se convirtió instantáneamente al cristianismo.

En realidad, lo único que sabemos sobre san Agapito es que fue martirizado y sepultado en Palestrina, cerca de Roma, porque las «actas» son espurias. Es absolutamente cierta la existencia del culto primitivo de este mártir, ya que le mencionan los sacramentarios de la época, y a poco más de un kilómetro de Palestrina se conservan las ruinas de una basílica a él consagrada, en la que hay un epitafio que lleva su nombre. Además, en el siglo IX y en el X se le dedicaron varias iglesias.

Véase H. Delehaye, «Comentario sobre el Martirologium Hieronymianum», pp. 448-449; A. Kellner, «Der hl. Agapitus von Praeneste» en «Studien und Mitteilungen» (1930), pp. 404-432.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedido 6234 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_2918
Comentarios
por JOSE AGAPITO ROMO AYALA (i) (190.52.203.---) - jue , 19-ago-2021, 19:13:01

Admirable Santo San Agapito de Palestrina, por sostener la fe en Nuestro Señor Jesús, estas desde entonces junto a nuestro Señor Omnipotente, ruega en estos momentos por los Paises, donde desprecian el amor dejado por Cristo Jesús, en el corazon de cada hermano de este mundo, y no conocen su misericordia y bondad.
ruega por los Talibanes en Afganistan, los gobernantes de Cuba y Venezuela especialmente.por la humanidad de Haiti. y por nosotros los pecadores de todo el mundo.
San Agapito . Ruega por nosotros.......
San Agapito . Ruega por nosotros.......
San Agapito . Ruega por nosotros.......

por Marcial (i) (90.166.99.---) - vie , 27-ago-2021, 12:05:16

Tenía entendido que San Agapito no sufría dolor ¿creen que es cierto?

por Abel (84.125.125.---) - vie , 27-ago-2021, 20:14:19

Marcial:
Cuando recibimos una carta solemos leer al inicio "estimado..."; normalmente no pensamos que el remitente nos estima de manera especial, sino que es parte de lo que llamamos "reglas del género", es una frase hecha, un cliché que nos ayuda a reconocer que lo que tenemos delante es una carta.
Así también, las "pasiones" de los mártires responden a un género literario que tiene sus propias reglas. Mons. Delehaye, un gran estudioso de la tradición de los santorales, estudió a inicios del siglo XX muy concienzudamente los géneros literarios involucrados en laos relatos de los santos, y llegó a interesantes clarificaciones.
Muchas de esas "herocidades", como el que las fieras no los tocaban, o que se rompía la espada al tratar de matarlos, o que no sufrían dolor, o que la cabeza una vez separada del cuerpo confesaba al Señor, etc... son parte del género literario, ayudan a situar la pasión del mártir, pero no son recuerdos históricos reales y concretos, sino clichés narrativos.
Cada "pasión" debe ser estudiada minuciosamente (esa tarea se ha hecho en gran parte ya) para desbrozar aquello que forma parte de los clichés narrativos y aquello que debe ser conservado como recuerdo histórico legítimo.
Por otra parte, ahora tenemos más en claro que a Nuestro Señor le dolieron todos y cada uno de los instantes de su pasión, porque era verdadero hombre, ¿cómo no le iban a doler las torturas a aquellos que iban a la muerte para dar testimonio del Señor?
Una pasión de mártir sin dolor real es una construcción narrativa más estoica que cristiana.

por Maite (90.164.227.---) - dom , 05-sep-2021, 20:44:11

Pues claro que San Agapito sentía dolores, por ejemplo si le pisaban un pie, quién es San Agapito, un dios, no es un hijo de Adan como todos, que llego a la santidad y la gloria del Cielo, por los méritos de Cristo, al que eligió servir y confesar con su vida. Eso es lo admirable y venerable en San Agapito, que era, es un ser humano. Lo otro pertenece a las tonterías de los santos que de bebés no mamaban los viernes por penitencia. A no sólo sentía dolor si no que era pecador como todos. Mucho o poco no lo sé. Pero no era ni Cristo ni La Virgen. No hagamos de San Agapito un ídolo.

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.230.144.31
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2021 - www.eltestigofiel.org - puede reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34