Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Beato Mathieu-Henri Planchat y 4 compañeros, presbíteros y mártires
fecha de inscripción en el santoral: 26 de mayo
†: 1871
canonización: B: Francisco 22 abr 2023
hagiografía: Congregación
Elogio: En París, Francia, beato Mathieu-Henri Planchat, sacerdote profeso de los religiosos de San Vicente de Paúl, y cuatro compañeros, sacerdotes profesos de la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y María, todos ellos mártires en los días de la Comuna de París.

Son sus nombres: Mathieu-Henri Planchat, Armand Radigue (Ladislas), Jules Tuffier (Polycarpe), Jean-Marie Rouchouze (Marcellin) y Jean-Pierre-Eugène Tardieu (Frézal)

Henri Planchat, Religioso de San Vincente de Paúl, así como Ladislas Radigue, Polycarpe Tuffier, Marcellin Rouchouze y Frezial Tardieu, los cuatro religiosos de la de la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y María (Picpus), fueron asesinados “por odio a su fe”.

Todos forman parte del grupo de diez religiosos ejecutados en la calle Haxo, en el distrito 20 de París, el 26 de mayo de 1871, tras una detención de casi dos meses. Allí se encontraban los puestos de mando de los federados, nombre que designaba a los soldados insurgentes de la Comuna de París. Serán asesinados y sus cuerpos arrojados a una fosa común. La insurrección de la Comuna terminará el 28 de mayo, dos días después. En 1938, la diócesis de París inaugurará en su memoria la parroquia de Notre-Dame-des-Hostages.

El padre Henri Planchat había nacido en 1823 en el seno de una familia adinerada y, poco después de ingresar en el seminario, optó por trabajar con los más pobres del barrio parisino de Grenelle. Apodado  "el apóstol de los suburbios", su causa de beatificación se introdujo en 1896, pero se ralentizó en el siglo XX, antes  de revivir en la década de 1990. Como Cristo, derramó su sangre injustamente pero sin condenar jamás a sus agresores.

Ladislas Radigue  –nacido como Armand Radigue, también en 1823–, originario de Normandía, fue el maestro de novicios de la congregación antes de convertirse en prior. Al comienzo mismo de los acontecimientos de la Comuna, pidió a la mayoría de los religiosos que vivían con él que abandonaran París y permaneció allí con solo algunos miembros de la congregación.

Nacido Jules Tuffier en 1807,  Polycarpe Tuffier, nació en Lozère. Fue ordenado sacerdote justo antes de la revolución de 1830. Enviado cerca de Rouen como capellán de los sordos y superior del colegio, en 1863 se convirtió en fiscal de la casa principal de la congregación.

Marcellin Rouchouze  (Jean-Marie) nació en 1810, en Saint-Julien-en-Jarez, en el Loira. Fue ordenado sacerdote a los 42 años, tras visitar al Cura de Ars. Llamado en 1865 a las funciones de secretario general de su congregación, fue detenido el 12 de abril de 1871.

Nacido en Lozère en 1814, el padre  Frézial Tardieu  ingresó a los religiosos de Picpus en 1837. Particularmente interesado en la educación, se lo describe como un hombre humilde amado por sus alumnos.

 

Aunque Henri Planchat era ajeno a las luchas políticas, el mismo día del inicio de la insurrección de la Comuna en París, el 18 de marzo de 1871, una banda de insurgentes invadió el patrocinio de Sainte-Anne con el pretexto de apoderarse de las armas que hubiera allí. Registraron la casa de arriba a abajo, pero no encontraron armas. Totalmente entregado a su ministerio pastoral con los pobres y preocupado por el bien de los niños y adultos que preparaba para las fiestas pascuales, el padre Planchat ni siquiera pensó en tomar las medidas prudentes que parecían necesarias, o al menos en moderar el ardor de su celo.

El Jueves Santo, 6 de abril, un grupo de federados entró en Sainte-Anne, un comisario, revólver en mano, le notificó su detención. Lo llevaron al ayuntamiento del distrito 20, donde lo interrogaron. El Viernes Santo fue notificado de su traslado a la Prefectura de Policía. Fue allí donde el Padre Planchat permanecería, estrictamente solo, hasta el jueves 13 de abril, el día de Pascua. El jueves 13 de abril, junto con otros presos religiosos que se le sumaron, fueron trasladados al penal de Mazas. Veinticinco eclesiásticos, entre ellos el Padre Planchat y los cuatro Padres de Picpus. Durante treinta y nueve días vivirán allí la misma vida que llevaban en el Depósito de la Prefectura, y en idénticas condiciones. Ninguno de ellos tendrá el consuelo de celebrar la Santa Misa.

El viernes 26 de mayo, la Capital vivió horas dramáticas. La lucha se vuelve más intensa entre los versalleses que han ganado casi todos los distritos y los federados que se repliegan en los últimos baluartes y barricadas. Al comienzo de la tarde, el padre Planchat, con otros nueve eclesiásticos y unos cuarenta civiles fueron sacados de la prisión por el coronel Émile Gois y conducidos desde la prisión de La Grande Roquette, por las calles de Belleville, a Villa Vincennes en 85 rue Haxo. En el camino, las voces de la multitud los saludaron con maldiciones y gritos de muerte. A las seis de la mañana, cuando los presos llegaron a la calle Haxo, la multitud se había reunido en el callejón y golpeaba a sus víctimas, empujándolas y arrastrándolas hasta el murete del baldío.

De repente, un disparo de revólver dio la señal para la masacre. Inmediatamente se desató un tiroteo desordenado. Esta matanza duró casi media hora. Así murieron entre todos los asesinados los cinco mártires beatificados.

Textos e imágenes extractados de la página de los religiosos de San Vicente de Paúl.

fuente: Congregación
accedido 34 veces
ingreso o última modificación relevante: 23/4/2023
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el enlace de la página
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.227.251.94
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2023 - www.eltestigofiel.org - puede reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34