Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde 2003
San Fulgencio de Écija, obispo
fecha: 14 de enero
fecha en el calendario anterior: 16 de enero
†: c. 632 - país: España
canonización: culto local
hagiografía: Santi e Beati
Elogio: En la ciudad de Écija, en la provincia romana de Bética, san Fulgencio, obispo, hermano de los santos Leandro, Isidoro y Florentina. Su hermano Isidoro le dedicó su tratado «De los oficios eclesiásticos».
refieren a este santo: Santa Florentina

La suya fue una familia de santos hermanos españoles. San Fulgencio, conocido como obispo de Astigi (Écija), en Andalucía, tuvo como hermanos a san Leandro, obispo de Sevilla (+ 600), al gran Isidoro, obispo también de Sevilla (+ 636), doctor de la Iglesia, y a santa Florentina (+610), abadesa benedictina. San Fulgencio nació en Cartagena, en España, hacia la mitad del siglo VI, y tuvo como padres a Severiano y Tortora (si bien parece que esta última fue un aya, ya que no se conoce con certeza el nombre de la madre). Su padre, inmediatamente después de la invasión bizantina de Cartagena huyó, hacia el 554, a Sevilla, llevando consigo a su mujer y a sus hijos Leandro, Fulgencio y Florentina, mientras que Isidoro nació en el exilio sevillano, entre el 560 y el 70. Muertos los dos padres, quedó como cabeza de familia el mayor, Leandro, que cuidó de la formación humana y literaria de Fulgencio y de Isidoro, apoyado este último, puesto que era el más pequeño, por Florentina.

De san Fulgencio no tenemos noticias ciertas sobre su juventud, pero en el 610 era ya obispo de Astigi, hacia sus 50 años, antes de lo cual debió haber sido también él, como Leandro, monje benedictino, y probablemente abad. En el 610, con su firma, suscribe el decreto del rey Gundemaro (610-614), que constituia la provincia de Toledo, recortando su territorio del de Cartagena, bajo dominio bizantino en ese momento.

A diferencia de sus otros dos hermanos, de su episcopado no se sabe demasiado, a pesar de que duró unos 20 años. La última fecha cierta de su vida es el 619, cuando toma parte del concilio provincial de Sevilla, presidido por su hermano Isidoro, donde fueron tratados por primera vez en un concilio español problemas relativos a las circunscrpciones eclesiásticas y a la disciplina sacramental, sobre la base de argumentaciones fundadas en el Derecho Romano. Fulgencio murió en el 632 a más tardar, porque en el 633, año en el que se realizó el IV Concilio de Toledo, siempre bajo la presidencia de su hermano Isidoro, estaba presente Marciano, sucesor de Fulgencio en la sede de Écija.

A pedido suyo su hermano Isidoro redactó una de sus grandes obras, «De origine officiorum sive de ecclesiasticis» (conocido en castellano como «Tratado de los oficios eclesiásticos»). En el Medioevo se le atribuyeron a Fulgencio algunos escritos, pero esto no era sino confusión con san Fulgencio de Ruspe.

Por lo que respecta a sus reliquias, enseguida fueron reunidas con las de su hermana. A causa de las invasiones árabes, en el siglo VIII, los cristianos de Écija las escondieron, y fueron reencontradas hacia 1330 en los montes de Guadalupe (Cáceres), y trasladadas por los fieles a la iglesia de Berzocana, de la diócesis de Plasencia, donde fueron conservadas con gran veneración hasta el 1592, cuando la ciudad de Cartagena pidió al rey Felipe II las reliquias de los dos hermanos. El prior del monasterio de Guadalupe, por órdenes del rey, tomó cuatro grandes huesos y los envió a la iglesia catedral de Cartagena; otros pasaron al monasterio del Escorial, y a las catedrales de Murcia y de Ávila.

Sintetizado y traducido para ETF de un artículo de Antonio Borrelli.

fuente: Santi e Beati
accedida 3585 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_184
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
Comentarios
por Francisco Cieza Rebollo (i) (178.10.86.---) - mar , 20-ene-2015, 20:27:59

Los montes de Guadalupe no están en la provincia de Badajoz, sino en la de Cáceres.
De Berzocana solo salieron 4 grandes huesos, que se repartieron entre Cartagena y El Escorial, nada más. Hay una orden de Felipe II, que prohibe se saquen más huesos de Berzocana.

Francisco Cieza Rebollo
Berzocana

por Abel (81.203.151.---) - mar , 20-ene-2015, 21:17:03

Muchas gracias por las precisiones, las reflejaré en el texto en cuanto pueda corregirlo (la cuestión geográfica ya la cambié).
Lo que le pido es si sobre la cuestión histórica me puede dar alguna fuente de donde pueda sacarlo.

por Abel (81.203.151.---) - mar , 20-ene-2015, 21:27:34

Acta Sanctorum dice claramente (tomo I, pág 974):
«Pars Carthaginem ac Murciam deinceps delata, pars ad Cathedralem Abulensem Ecclesiam, atque ad Guadalupæum cœnobium.». Lo que no indica es cuándo se hizo ese reparto, que quizás sea anterior a la prohibición de Felipe II; de hecho la frase anterior a la que cité -si se puede entender como contexto temporal- menciona la época de Alfonso XI.
Posiblemente Borrelli puso en un sólo párrafo los dos repartos, pero no me parece procedente cambiarlo, mientras me falten mejores datos.

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 54.92.160.119
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2018 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa