Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003
Beatos Elías Torrijo Sánchez y Bertrán Lahoz Moliner, religiosos mártires
fecha: 22 de noviembre
†: 1936 - país: España
canonización: B: Juan Pablo II 11 mar 2001
hagiografía: Hermanos de las Escuelas Cristianas - La Salle
Elogio: En Paterna, en la provincia española de Valencia, beatos Elias (Julián) Torrijo Sánchez y Bertrán (Francisco) Lahoz Moliner, religiosos del Instituto de Hermanos de las Escuelas Cristianas y mártires, los cuales, sostenidos por el ejemplo de Cristo, durante la persecución religiosa merecieron conseguir el premio eterno prometido a los que perseveran.

Francisco Lahoz Moliner, en religión Hno. Bertrán, nació en Campos, Teruel, el 15 de octubre del 1912. Fue bautizado al día siguiente de su nacimiento. Entró en el Aspirantado de Cambrils el 10 de agosto del 1925, proveniente del de Monreal del Campo. Recibió el hábito el 2 de febrero del 1929. Se convirtió primeramente en profesor del Aspirantado, donde se ocupó de los alumnos más necesitados en el aprendizaje, luego encargado de la catequesis de los Novicios. De carácter firme y austero era un trabajador incansable. En el mes de septiembre del 1936, a causa de la persecución religiosa, fue encargado, junto con el hermano Elías Julián, de acompañar a algunos novicios de Valencia a Aragón. Pero fue preso, puesto en una celda de aislamiento, y luego ajusticiado en el campo militar de Benimamet (Picadero de Paterna). Fue sepultado en una fosa común en el cementerio de Valencia.

Julián Torrijo Sánchez, en religión Hno. Elías, nació en Torrijo del Campo, Teruel, el 17 de noviembre de 1900, y fue bautizado al día siguiente. Entró en el Aspirantado de Cambrils el 13 de noviembre de 1916. Recibió el hábito el 11 de febrero de 1917 en Hostalets de Llers (Gerona). Comenzó su apostolado con los niños de Santa Coloma Farnés en 1920. Cambrils, Manlleu, San Hipólito de Voltregá, Condal, y la escuela Nuestra Señora del Carmelo, en Barcelona, fueron sus campos de apostolado. A causa de una enfermedad, tuvo que acudir a Cambrils. Allí le sorprendió la persecución religiosa. Junto con el hermano Bertrán Francisco, fue encargado de acompañar a un grupo de Novicios y Escolásticos aragoneses a sus casas, pero, antes de llegar a Sagunto, fueron interceptados por los milicianos. Y de esa forma no pudieron llegar a Aragón. Identificados como religiosos fueron encarcelados, juzgados sumariamente y luego ejecutados.

Los otros cuatro compañeros de Hermanos de las Escuelas Cristianas que fueron martirizados en relación a los mismos hechos en Benimaclet (Valencia) estan inscriptos el día 23 de octubre.

De «Santos, beatos y venerables lasalianos de ayer y de mañana», págs 44 y 48, pdf publicado en el web de la Congregación.

fuente: Hermanos de las Escuelas Cristianas - La Salle
accedido 4344 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_4268
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
Comentarios
por Maite (81.38.244.---) - jue , 22-nov-2012, 11:41:36

al pensar en estos mártires, en los méjicanos, en los de la Revolución francesa, del nacismo, del stalinismo, los de ahora en Asia. Me pregunto, ¿Qué sera de sus asesinos, de sus perseguidores?; La buena gente, que mete en el Cielo, a todo quisque, que una se pregunta, si nadie puede "perderse" ¿A qué vino el Hijo de Dios a la tierra?, hacer turismo, no parece

De verdad, me dan pena los perseguidores, los asesinos de los mártires; también los de las víctimas, pero más los del mártir, que ese si va al Cielo, y, quien sabe lo que pedirá para su asesino, pobres asesinos

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.234.245.121
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.27