Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003
San Virgilio de Salzburgo, obispo
fecha: 27 de noviembre
n.: c. 700 - †: 789 - país: Austria
otras formas del nombre: Fergal
canonización: C: Gregorio IX 18 jun 1232
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En la región de Baviera meridional, san Virgilio, obispo, hombre doctísimo nacido en Irlanda, que con el apoyo del rey Pipino se puso al frente de la Iglesia de Salzburgo, donde construyó la catedral en honor de san Ruperto y se dedicó gozosa y felizmente a propagar la fe entre los carintios.
Patronazgos: patrono de los niños y protector de los que nacen en peligro, de Salzburgo y los alrededores.

San Virgilio era irlandés (llamado Feargal o Ferghil). En los «Anales de los Cuatro Maestros» y en los «Anales de Ulster» se dice que fue abad de Auhaboe. Hacia el año 743, emprendió una peregrinación a Tierra Santa, pero se detuvo dos años en Francia y no llegó más allá de Baviera. Allí, el duque Odilón de Baviera le nombró abad de San Pedro de Salzburgo y administrador de la diócesis. El obispo del lugar, que era también irlandés, se encargaba de los ministerios propiamente episcopales, en tanto que san Virgilio se reservaba la predicación y la administración. Así lo hizo hasta que sus colegas le obligaron a aceptar la consagración episcopal. En cierta ocasión, encontró a un sacerdote que sabía tan poco latín, que ni siquiera pronunciaba correctamente la fórmula del bautismo. San Virgilio, basándose en que el error era accidental y no de fe, decidió que no era necesario repetir los bautismos administrados por dicho sacerdote. San Bonifacio, quien era entonces arzobispo de Mainz, desaprobó el veredicto de san Virgilio. Entonces, ambos santos apelaron al papa san Zacarías, el cual confirmó la opinión de Virgilio y se mostró sorprendido de que Bonifacio la hubiese combatido.

Algún tiempo después de este incidente, san Bonifacio acusó nuevamente a san Virgilio ante la Santa Sede, por haber enseñado que debajo de la tierra había otro mundo y otros hombres y otro sol y otra luna. San Zacarías respondió que era ésa una «doctrina perversa y malvada, que ofende a Dios y a nuestras almas» y añadió que, si llegaba a probarse que Virgilio la había enseñado, debía ser excomulgado por un sínodo. Algunos han aprovechado este incidente como materia de controversia, pero sin razón, porque no se sabe exactamente cuál era la doctrina de san Virgilio sobre la tierra y otros tipos de hombres. Por otra parte, lo que era evidentemente peligroso en su enseñanza, radicaba en la implicación de una negación de la unidad de la raza humana, de la universalidad del pecado original y de la Redención. Debemos reconocer que es muy explicable que la doctrina de san Virgilio haya provocado sospechas en el siglo VIII, si acaso enseñó realmente que la tierra era redonda y que había hombres en las antípodas. No existe el menor indicio de que san Virgilio haya sido juzgado, condenado y obligado a retractarse, pero sin duda que demostró a quienes le criticaban que no creía nada que ofendiese «a Dios y a su alma», ya que fue consagrado obispo hacia el año 767 o antes.

San Virgilio reconstruyó en grande la catedral de Salzburgo, a la que trasladó el cuerpo de san Ruperto, fundador de la sede. El santo bautizó en Salzburgo a dos duques eslavos de Carintia y, a petición de ellos, envió allá al obispo san Modesto y a otros cuatro predicadores, a los que siguieron más tarde otros misioneros. El propio San Virgilio predicó en Carintia hasta las fronteras de Hungría, en la región en que el Drave se une al Danubio. Poco después de regresar a su diócesis, cayó enfermo y murió apaciblemente en el Señor el 27 de noviembre de 784. Fue canonizado en 1233. Su fiesta se celebra en Irlanda y en ciertas regiones de Europa Central, donde se le venera como el apóstol de los eslovacos.

La biografía publicada en Monumenta Germaniae Historica, Scriptores, vol. XI , pp. 86-95, es una obra tardía que no merece entero crédito. Más convincente es el epitafio encomiástico escrito por Alcuino (Monumenta Germaniae Historica, Poetae Latini, vol. I, p. 340). Véase la valiosa noticia biográfica de L. Gougaud, Les saints irlandais hors d'Irlande (1936), pp. 170-172; y cf. J. Ryan, Early Irish Missionaríes ... and St Vergil (1924) ; H. Frank, Die Klosterbischó f e des Frankreiches (1932) ; y B. Krusch, en Monumenta Germaniae Historica, Scriptores Merov, vol. VI, pp. 517 ss. Acerca de la disputa cosmológica, véase H. Krabbo, en Mitteilungen des Instituts fiir Osterreichische Geschichtsforschung, vol. XXIV (1903), pp. 1-28; y H. Van der Linden, en Bulletins de l'Aead. royale de Belg., Classe des lettres, 1914, pp. 163-187.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedida 4653 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_4332
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
Comentarios
por Carmen (i) (71.40.50.---) - mar , 27-nov-2012, 15:21:25

San Virgilio de Salzburgo, obispo, protege a los bebés José Brian, José de Jesús y Miguel Guadalupe. Intercede por ellos en nombre de nuestro Señor Jesucristo para que sanen completamente, si ello no compromete la salvación de sus almas.

Amén

por ROSSY (i) (189.248.245.---) - mar , 27-nov-2012, 19:18:00

san virgilio intercede por la salud de mi mamita, por mi amiga Marina , por mi hija Rosita para que se le conceda ser madre y por mi nieta Gaby que hoy cumple años.
te oramos en nombre de Jesus y de Maria santisima.
Asi sea.

por Virgilio Bonifacio (i) (190.19.52.---) - mar , 08-abr-2014, 17:45:56

.....Auxilio, me llamo Virgilio Bonifacio......

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.95.131.208
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.24