Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003
San Auberto de Cambrai, obispo
fecha: 13 de diciembre
n.: c. 600 - †: c. 670 - país: Francia
otras formas del nombre: Autberto
canonización: pre-congregación
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En Cambrai, de Austrasia, san Auberto, obispo.
Patronazgos: patrono de los panaderos.

Existe una biografía de san Auberto, escrita a principios del siglo XII. Algunos autores la atribuyen a san Fulberto de Chartres, pero eso con stituye probablemente un error. Por otra parte, dicha biografía da tan pocos datos, que las cuatro páginas que Alban Butler consagra a san Auberto se reducen a generalidades o a datos históricos que nada tienen que ver con el tema. Lo primero que sabemos sobre el santo es que fue elegido obispo de Cambrai el año 633 o más tarde. El año 650, san Gisleno, que era entonces un ermitaño desconocido, empezó a fundar un monasterio cerca de Mons. No faltaron quienes quisiesen indisponerle con san Auberto; pero éste se negó a emitir un juicio sin oírle y, el resultado de la entrevista fue que san Auberto apoyó la empresa y consagró la iglesia construida por san Gisleno. Entre los que se preparaban para el sacerdocio en Cambrai, había un joven llamado Landelino, que escapó y llevó una vida licenciosa. Al cabo de algún tiempo, se arrepintió de su locura. San Auberto supo tratar el caso con tal habilidad, que Landelino se hizo monje, fundó varios monasterios y su nombre figura en el Martirologio Romano. San Auberto ayudó a abrazar la vida religiosa a varios distinguidos personajes de la época, como san Vicente Madelgario y su familia y Santa Amalburga, la madre de Santa Gúdula. Más seguro es el dato de que san Auberto asistió a la traslación de las reliquias de san Fursey a Peronne; San Eligio llevó a cabo dicha traslación hacia el año 650. San Auberto fue sepultado en la iglesia de San Pedro de Cambrai, que más tarde se transformó en una abadía de canónigos regulares y tomó el nombre del santo.

Ghesquiére publicó íntegra la biografía que se atribuye erróneamente a Fulberto, en Acta Sanctorum Belgii, vol. III, pp. 529-564. Hay un catálogo de milagros en Analecta Bollandiana, vol. XIX (1900), pp. 198-212. Acerca de la confusión entre el obispo de Cambrai, Auberto, y el conde de Ostrevant, Audeberto, véase Analecta Bollandiana, vol. II (1933), pp. 99-116.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedida 1702 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://eltestigofiel.org/index.php?idu=sn_4502
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 34.204.189.171
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.22